Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La (desafortunada) comparación de Ana Rosa Quintana que ha indignado a las redes sociales

18 febrero 2016 - 14:20 - Autor:

Un magazine diario de cuatro horas en directo provoca daños colaterales. Es inevitable. El subconsciente aflora e incluso los prejuicios. Es lo que le ha pasado a Ana Rosa Quintana, cuando ha sufrido una metedura de pata a lo Mariló Montero.

Esta mañana, mientras comentaba el juicio a Rita Maestre por el acto reivindicativo en una capilla de la Complutense hace unos años, la presentadora del matinal de Telecinco ha pedido respeto para las creencias de cada uno y ha comparado este suceso con la indignación que podría generar ” una manifestación en contra de los gays en su hábitat“.  ¿Cuál es el hábitat gay? ¿Chueca? ¿Acaso los gays tienen un hábitat diferente al resto de la sociedad? Esta etiqueta excluyente, de marginar a una condición sexual a supuestos hábitats, ha indignado en las redes sociales.

Tras el aluvión de críticas, Quintana ha intentado excusarse con un argumento que no ha convencido tampoco a los usuarios de Twitter, donde la presentadora se ha convertido en trending topic. La periodista ha explicado que sólo quería pedir respeto para la forma de vida elegida por cada uno, sea religiosa o sexual, y ha leído una de las definiciones de la palabra “hábitat”: “ambiente particularmente adecuado a los gustos y necesidades personales de alguien”.

Intentaba arreglarlo, pero, de nuevo, el inconsciente le ha traicionado: porque ha optado por una comparación insostenible. Una cosa es un templo religioso, al que acudir o no, y otra es una condición sexual.

Y ADEMÁS…

¿Son las redes sociales injustas con Mariló Montero?

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Las 5 dificultades que sufre un guionista de una serie española

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

La gran mentira de TVE

> 5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para lograr una TV pública mejor

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

> El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Eurovisión cambia su mítico sistema de votación: los motivos de la decisión

12:34 - Autor:

Eurovisión rompe audiencias. Pero no es en las actuaciones cuando se dispara la cuota de pantalla, los audímetros implosionan durante el televoto.

Las votaciones de los diferentes países son tradicionalmente una de las 10 emisiones más vistas del año. El público siente la trepidante emoción de “sufrir” en qué posición queda su representado.

Pero, en este 2016, la organización de Eurovisión ha decidido dar un vuelco en las míticas votaciones. Ya no serán igual. A partir de ahora, el veredicto del jurado y el televoto se anunciarán por separado.

La tensión en la dinámica del eurofestival se amplifica. En la primera parte, no hay casi cambios, sigue la carismática tradición de los portavoces de las diferentes televisiones participantes, en conexión en directo desde su habitual chroma (con la foto de postal de su monumento nacional proyectada en el fondo del plató), anunciando los ansiados 12 points.

La gran novedad está en que los presentadores titulares de Eurovisión, desde el propio escenario de la “final”, serán los encargados de comunicar el cómputo del voto del público desde casa. El resultado será anunciado de menor a mayor votación.

Con este movimiento, Eurovisión (que se celebra el próximo 14 de mayo) hace suyo el formato de votación que se realiza en Suecia para elegir su candidato y pretende que la emoción aguante hasta el final del programa. No sabremos el ganador hasta el último minuto.

Un táctica que surge como reacción a que, en los últimos años, la suma de votos ya daba un ganador claro cuando aún quedaban tediosas votaciones por delante. De esta forma, se pretende que la imprevisibilidad aguante hasta el último minuto.

Y ahí está el gran éxito de Eurovisión: es un gran formato televisivo que ha sabido crecer aprovechando los avances tecnológicos, televisivos… y también ha sido rápido en incorporar las bondades participativas de las redes sociales. Un talent show que convierte sus meses previos en todo un reality show gracias a la red. La euroemoción no para. Oit Points.

> Los tentáculos de Eurovisión en las redes sociales: una táctica calculada

> 7 factores que TVE debe tener en cuenta para no hacer el ridículo en ‘Eurovisión’

> El error de la gala de elección de representante de Eurovisión

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los tentáculos de Eurovisión en las redes sociales: una táctica calculada

Las debilidades y fortalezas de las canciones que se disputan el puesto

La gran mentira de TVE

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Las trampas que realizan los concursos de TV

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Gym Tony: la serie cancelada (que aún tiene mucha vida por delante)

4:03 - Autor:

Mediaset ha decidido paralizar las grabaciones de Gym Tony, la telecomedia que se desarrolla en un gimnasio y que emite Cuatro en el access prime time. Es decir, sobre las diez de la noche.

De momento, la serie de la productora La Competencia dará el salto a la sobremesa, a las 16 de la tarde, para que su humor compita frontalmente contra Zapeando y, así, intentar robar seguidores al asentado programa de La Sexta. Mientras, en su franja horaria habitual, Mediaset ha decidido colocar varios especiales sobre la actualidad política, bajo el nombre de Toma partido.

Cambio de estrategia en Cuatro. En vez de buscar contenidos complementarios a El Intermedio, como sucedía con esta delirante serie, ahora el canal intentará captar al público interesado en política que sintoniza el informativo satírico de Wyoming. Y Gym Tony tendrá una nueva oportunidad a las 4 de la tarde. Si funciona, podría ser un programa perfecto para esta franja, a pesar de que no ha sido renovada.

Pero quedan capítulos inéditos por emitir, ya que la serie acaba de lanzar una nueva tanda de episodios, con Enrique San Francisco. Y, en cualquier caso, Gym Tony cuenta con otra fortaleza: es un producto ideal para la reponer y reponer hasta la extenuación. Sus repeticiones casi ni se notan en medio de una amalgama de capítulos que de hecho tienen el valor añadido de que encajan tanto en Cuatro como en el canal temático Factoría de Ficción.

Al fin y al cabo, Gym Tony es una sucesión de gags intercambiables y atemporales en los que el espectador no necesita conocer los entresijos de la ficción, ni siquiera a los personajes. Se puede enganchar en cada momento o mientras realiza otras tareas en casa. La audiencia sólo necesita dejarse llevar, sin más pretensiones, por los delirios de unos guiones, con cierto toque infantil, interpretados por unos actores tan exagerados y caricaturescos como los protagonistas de un cómic. Porque hasta el colorista decorado parece sacado de un tebeo.

Gym Tony es una sit com sin más pretensiones que ser una evasión instantánea, pero una evasión que ha ganado caché con actores más que reputados (Toni Acosta, Dani Muriel, Carmen Ruiz…) y que, por cierto, nos ha redescubierto a un Eduardo Casanova que cuenta con más registros interpretativos que su archiconocido Fidel en Aída.

Todo indica que este rocambolesco gimnasio tiene cuerda para rato, pues es un contenido altamente elástico para cubrir huecos en la parrilla. Sus reposiciones, incluso mezclando nuevos con viejos episodios, no cantan demasiado y pueden prolongarse hasta el infinito y más allá, como las de Aquí no hay quien viva, por ejemplo. Gym Tony tendrá una segunda vida por obra y gracia de la multidifusión.

@borjateran

Y ADEMÁS…

El irreversible precedente que sienta ‘Vis a Vis’: así ha cambiado para siempre la ficción española

Las 5 dificultades que sufre el guionista de una serie española

Gran Hermano VIP 2016: el fracaso de un casting

Las 11 diferencias de los similares programas de Bertín Osborne y Susanna Griso

Las 7 diferencias entre ‘Casados a primera vista’ y ‘Un príncipe para tres princesas’

Los problemas a los que se enfrenta el programa de Bertín Osborne

Los motivos que demuestran que esta es la mejor temporada de ‘Tu cara me suena’

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

‘A mi manera’ hace mínimo con Marta Sánchez: los motivos del desinterés de la audiencia

17 febrero 2016 - 12:23 - Autor:

Era el episodio más jugoso para las audiencias: el homenaje a Marta Sánchez y sus icónicas canciones. Sin embargo, ha marcado mínimo con 6.9 de cuota de pantalla y 1.290.000 espectadores. Quinta opción de la noche, por detrás de Castle en Cuatro.

¿No interesa lo mejor de nuestra música a los grandes públicos? No exactamente. A mi manera -el formato que reúne, en una especie de convivencias, a míticos de nuestro pop- no convence porque la versión española se ha centrado en un casting enfocado a un tipo muy limitado de espectadores y, además, ha apostado por realizar unas versiones musicales muy previsibles y planas.

El motivo: todos los artistas cuentan con un perfil musical similar, excepto Marta, y la tendencia del programa ha sido realizar versiones acústicas -unplugged- con tempos lentos para ir directos a la caza de la emoción. De esta forma, arrancó la moda del cover a través de Youtube, pero con los años ha evolucionado a estilos con más riesgo. Incluso con versiones dance (de temas que no lo eran, claro).

No obstante, La Sexta se ha apuntado el tanto de apostar en un prime time por la trayectoria de artistas como Mikel Erentxun, Marta Sánchez, David DeMaría, Manolo Tena, Sole Giménez o Antonio Carmona, pero a la poderosa premisa de A mi manera le ha faltado un gancho extra, que sí ha tenido el programa el que está basado, The Best Singers, en sus múltiples versiones internacionales.

En Finlandia, por ejemplo, entendieron que lo importante era transmitir naturalidad. Para lograrlo, era necesario introducir artistas con un amplio abanico de personalidades y potenciar la presencia de actuaciones rescatadas del archivo, más allá de un mero apunte como sucede en España. Así se refuerza la nostalgia del público.

En este sentido, en Finlandia han tenido claro el valor añadido que supone que el programa se ría de sí mismo. También los propios artistas, participando en vídeos que arrasan en las redes como piezas virales cómicas. Si en España están más en el perfil de cantantes con una intensidad emocional a flor de piel, que no se olvida que hay cámaras grabando, en Finlandia el ambiente es más distendido. En este tipo de formatos, se crea más empatía de la audiencia si los protagonistas no se toman demasiado en serio.

En Alemania, como en Finlandia, también se busca un elenco con mayor diversidad de perfiles de cantantes protagonistas. No todos son de una misma generación. Así se complementan entre sí, aprenden unos de los otros y se produce un show más rico.

Lo que sí es habitual es el palacete rústico, con mucha vela puesta para la ocasión. Ambiente íntimo y agradable, aunque tal vez se podrían realizar puestas en escena más temáticas, con más participación del público en escena (no sólo concierto privado para ellos mismos), que propiciaran en la audiencia el sentimiento de que A mi manera es un acontecimiento imperdible. Pero, claro, eso cuesta más dinero.

  • Un programa Holandés 

La versión española es un calco de la original holandesa. Visualmente recuerda mucho, aunque, de nuevo, el casting es más plural para favorecer el gancho multitarget. Allí tienen a su Pablo Alborán (André Hazes Jr.) que, asimismo, es hijo de un legendario cantante holandés fallecido cuando él era niño. Lo que produce un doble juego generacional de interés.

Y en Francia sucede algo parecido. Entre el elenco de artistas, está Alizeé, la chica que triunfó haciéndose la “lolita” en el año 2000 y que ahora no encuentra su sitio. Es una artista de sólo dos éxitos, pero participa como complemento efectista, que dinamiza el casting. Y es que los franceses dan cabida a una variedad de tipos de artistas que con sus diferencias hacen más sorprendente el formato y sus versiones musicales.

A mi manera es una buena idea, pero una buena idea Holandesa. Y el público español demanda otro tipo de televisión, donde la elegancia, el minimalismo, las velas y la emoción no estén reñidos con transmitir espontaneidad e imprevisibilidad.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Gran Hermano VIP 2016: el fracaso de un casting

Las 11 diferencias de los similares programas de Bertín Osborne y Susanna Griso

Las 7 diferencias entre ‘Casados a primera vista’ y ‘Un príncipe para tres princesas’

Los problemas a los que se enfrenta el programa de Bertín Osborne

Los motivos que demuestran que esta es la mejor temporada de ‘Tu cara me suena’

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

8 peculiaridades de los decorados de la TV cuando aún no existían las pantallas de led (VÍDEOS)

 

Las 11 diferencias entre los similares programas de Bertín Osborne y Susanna Griso

3:35 - Autor:


 
Bertín ya no está solo. Susanna Griso también se ha sumado a la fórmula de la convivencia con personajes relevantes lejos de los focos del plató. Si Osborne abre el lado más desconocido de rostros populares con En la tuya o en la mía(esta noche en La 1), Griso adapta un formato internacional que se infiltra en casa de personas ilustres durante 48 horas, Dos días y una noche(los viernes en Antena 3). Dos formatos con cierto parecido, pero en los que se pueden extraer, al menos, 11 diferencias evidentes.

1. Bertín Osborne te invita a su casa o, en su defecto, se autoinvita a la tuya, pero sólo está un rato. Susanna Griso, en cambio, te persigue durante 48 horas y tienes que habilitarle el cuarto de invitados… porque se queda a dormir.


 
2. Bertín no tiene problemas en abrirte su armario. Te enseña sus chaquetas de cowboy si hace falta. En el caso de Susanna, es ella la que mete su propia ropa en tus cajones y deja su neceser en tu baño.


 
3. Bertín esboza un retrato a sus invitados a través de una emocionada locución, con la que termina el programa en alto. Susanna también describe sus sensaciones, pero lo hace mirando a cámara. Casi como si fuera protagonista de un documental de la BBC. O como si estuviera en el confesionario de Gran Hermano.


 
4. Bertín pone a sus invitados a cocinar. Susanna también. Pero Bertín puede acompañar los guisos con tapas de su larga lista de productos propios.

 
Susanna, directamente, te acompaña al mercado en busca de los ingredientes. Y se pasea contigo por tu vecindario, viendo incluso a las vecinas tirar la basura. 


 
6. Susanna te quita el ordenador para pasar el rato viendo vídeos tuyos en YouTube. Bertín ya tiene suficiente con intentar encender la vitrocerámica táctil.


 
7. Bertín dice palabrotas. Susanna, palabritas.


 
8. Susanna pone sus pies descalzos encima del sofá, Bertín, como mucho, la rodilla.


 
9. Bertín te enseña a su familia y amigos. Susanna quiere que le enseñes tu familia y tus amigos.


 
10. Bertín Osborne protagoniza un docushow, con (casi) todas las consecuencias. Susanna realiza más el reportaje tradicional de convivencia de revista del cuore, donde parece todo más peripuesto. Los dos son buenos programas. Si bien, la propuesta de Bertín irradia más autenticidad que la de Griso.


 
11. Bertín es como el típico cuñado pero formando parte de la farándula española desde hace unas cuantas décadas. Por tanto, conversa, cuenta anécdotas propias y se sorprende con las del invitado, convirtiendo el encuentro en una especie de reunión de amigos aunque no lo sean. Susanna intenta dejarse llevar, pero nunca sale de su papel periodista haciendo una entrevista. Porque Susanna entrevista. Y Bertín conversa. Son dos formatos más opuestos de lo que parece.

> Las 7 razones del inesperado éxito del programa de Bertín Osborne, ‘En la tuya o en la mía’

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las 7 diferencias entre ‘Casados a primera vista’ y ‘Un príncipe para tres princesas’

Los problemas a los que se enfrenta el programa de Bertín Osborne

Los motivos que demuestran que esta es la mejor temporada de ‘Tu cara me suena’

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

8 peculiaridades de los decorados de la TV cuando aún no existían las pantallas de led (VÍDEOS)

 

Jordi Hurtado cumple 19 años en ‘Saber y Ganar’: la fórmula del éxito sin fin

0:00 - Autor:

Sin móvil. Sin Internet. Y con mucha enciclopedia. Así nacía Saber y Ganar hace 19 años. En una televisión española en la que nada se eterniza demasiado, Jordi Hurtado ya es el presentador que más tiempo ininterrumpido ha estado al frente de un concurso que ha encontrado la fórmula del éxito y, no menos importante, de la fidelidad.

Porque la gran fortaleza de Saber y Ganar está en que cuenta con unos espectadores que no faltan a la cita. Su sintonía es sinónimo de la hora del café de cada sobremesa y sus concursantes terminan convirtiéndose en casi de la familia. Ahí estriba uno de los grandes aciertos del programa: los participantes se mantienen durante semanas e incluso meses. Se les coge cariño, vamos.

Y vuelven con el paso de los años. Hasta envejecen de la mano de la audiencia. Y de su propio presentador. Porque derribemos el mito, Jordi Hurtado también envejece. El tiempo pasa para todos.

Pero lo que no cambia es la habilidad de Hurtado para dar cercanía y ritmo a un programa que no es tan fácil de grabar como parece.

Las jornadas de rodaje son maratonianas. De hecho, se graban varios programas por día, lo que se traduce en un mérito mayor por parte de los concursantes, que deben soportar horas y horas de rodaje. Y seguir acertando preguntas complicadas, a pesar del cansancio.

Un cansancio que no crea el programa en su público fiel, tras 4.500 ediciones en las que se mantiene como uno de los espacios más vistos de La 2. Una fórmula del éxito que se mantiene ya que el programa sabe evolucionar e introducir cambios pero siempre sin desvirtuar su esencia. La esencia de la emoción de descubrir la cultura a través de un concurso, donde más importante que el premio es jugar.

> Los 9 superpoderes de Jordi Hurtado que impiden el desgaste de ‘Saber y Ganar’

Y ADEMÁS…

Las trampas que realizan los concursos de TV

Las 5 artimañas de la fórmula del éxito de un concurso de TV

El miedo de las cadenas de TV a las matemáticas

Claves del éxito de ‘Pasapalabra’

La televisión Ni-Ni, el triunfo de la audiencia que no exige

13 cosas que todavía se pueden hacer gracias al Teletexto

‘El Ministerio del Tiempo’: la puerta al futuro de la televisión

16 febrero 2016 - 13:27 - Autor:

El Ministerio del Tiempo ha regresado a La 1 de TVE con un 14.6 por ciento de cuota de pantalla y 2.839.000 espectadores. Lo más visto del lunes, en una ajustada noche. Aunque su vida va más allá de la emisión tradicional. Porque El Ministerio del Tiempo es más que una serie: es un fenómeno transmedia.

La historia, creada por Javier y Pablo Olivares, ha conectado con un público que ya no está en las emisiones convencionales de la pequeña pantalla (el consumo online llega a casi el medio millón de visionados en rtve.es). Además, el equipo de rtve.es y la productora de la serie ha utilizado las redes sociales como una aliada plataforma imaginativa para amplificar la experiencia.

Porque El Ministerio del tiempo es una experiencia colectiva. Antes, durante y después de cada capítulo. La producción se ha salido del guion de los vicios de la ficción nacional. Tanto en unas redes que no se quedan en el spam y el autobombo, para interactuar y convertir al espectador en arte y parte (hasta se ha creado un podcast, un capítulo virtual…), como en la serie en sí.

El Ministerio no intenta engatusar al espectador para subir el share reproduciendo los manoseados ingredientes del éxito televisivo de manual. El Ministerio juega mano a mano de la complicidad del espectador. Sin temor a una fotografía más o menos oscura, o a segundas lecturas en los guiones, que no todo el mundo capta a la primera.

Ahí está la clave del triunfo de la producción: conecta con un público muy presente en las nuevas tecnologías gracias a unos guiones sin complejos, cargados de referencias y guiños cómplices, directos al imaginario colectivo de varias generaciones. Incluso atreviéndose con agradecidos golpes de frikismo como cuando Ramón Langa emula a Bruce Willis en pleno episodio.

Y es que El Ministerio del Tiempo es una ficción de hoy en su máxima expresión. Con una identidad muy definida, que permite grandes cameos de personajes históricos (que amar o desmontar) y, a la vez, en la que se puede saltar de un género a otro (drama, comedia, suspense…) con una flexibilidad perfecta que provoca una sensación emocional adictiva en su público objetivo.

De ahí que El Ministerio ya esté en la historia de la televisión. De ahí que se produzcan colas para asistir a su premiere. De ahí que fomente tanto movimiento en las redes sociales (ayer 50.000 comentarios en Twitter). No es una serie masiva, es una serie que nos abre a lo que significa la televisión del futuro: la televisión que crece a través de un público que se siente partícipe.

> los 3 errores de las cadenas en las redes sociales (que El Ministerio del Tiempo no comete)

> así está cambiando la ficción española para siempre

@borjateran

Y ADEMÁS…

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Las 5 dificultades que sufre un guionista de una serie española

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

La gran mentira de TVE

> 5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para lograr una TV pública mejor

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

> El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

‘Gran Hermano VIP’: el fracaso de un casting (y los intentos para remediarlo)

3:41 - Autor:

El casting de esta cuarta edición de Gran Hermano VIP no funciona. Es un hecho. Y Telecinco lo sabe. Curiosamente, el asunto no es demasiado preocupante para el share, pues sus datos de audiencia siguen siendo aceptables (el público fiel al reality de Telecinco es así, casi inamovible y con mandos a distancia propensos a la inercia), pero la repercusión social y en redes del programa dista enormemente de lo conseguido en la edición anterior.

Los habitantes de la casa, sencillamente, no crean conflicto. Se dedican a vagar sin gracia por ese hogar de Guadalix. Así que, antes de que el sopor vaya a peor, los responsables de GH han tomado decisiones de choque. ¿Que los de este año no funcionan? Pues nos inventamos un balneario de invitados temporales y metemos a los del año pasado. Aunque sea unos días para que intenten animar el cotarro. Como sea.

Sin duda, el hecho de volver a ver en la casa a Víctor Sandoval, Belén Esteban, Ylenia o Kiko Matamoros (que también participó en la edición VIP de 2005) es una clara medida desesperada de Telecinco, que asume así que su casting de este año le ha salido defectuoso, aburre y no sirve para mantener vivo el show. Y si algo tiene claro la cadena, es que cuando se trata de dar espectáculo, poco importan las supuestas normas que sustentan el reality.

¿Recordáis aquello de que los que venían de fuera tenían prohibido dar cualquier información del exterior? Da la sensación de que a Víctor Sandoval, por ejemplo, le han dado instrucciones totalmente contrarias, porque nada más entrar en la casa, no ha parado de intentar desquiciar a los concursantes llamándoles “muebles” (por el nulo juego que dan vistos desde fuera) o aportándoles datos que les puedan perturbar (a Rosa Benito le ha dicho que la ex gran hermana Mayte Galdeano intenta conquistar a Amador Mohedano).

El objetivo de los visitantes es descolocar, inquietar y generar el ansiado conflicto entre los habitantes de la casa. Y todo vale con tal fin. Rosa Benito y Raquel Bollo han sido las principales destinatarias de las pullas de Sandoval y Matamoros. Con estas “indirectas”, a ambas les ha resultado evidente que, como concursantes, están pasando mucho más desapercibidas de lo que se esperaba. Ellas son, quizá, la gran decepción de esta edición, pues, curtidas como están en las entrañas de Sálvame, prometían mucho más juego del que finalmente han dado. Y bueno, ahora al menos Sandoval ha conseguido que las dos se estén comiendo la cabeza por si tienen descontento al mandamás de la cadena Paolo Vasile…

Así es la televisión. Así es Gran Hermano, capaz de recurrir a rostros de la infalible pasada edición, donde el casting funcionó tan bien. Veremos estos días qué consiguen Belén Esteban o Ylenia. Que no cunda el pánico. El nuevo pijama de la Esteban aún puede salvar el show.

> ‘Gran Hermano’: así manipula tus emociones

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Cómo manipular a los concursantes de ‘Gran Hermano’ en cuatro sencillos pasos

> Los problemas de la última edición de ‘Gran Hermano VIP’

> Los límites éticos que ‘Gran Hermano’ aún no ha sobrepasado

> Mamá, quiero ir a Gran Hermano. Los nuevos referentes televisivos

Lo que esperamos de la nueva temporada televisiva

‘Gran Hermano’, el superformato que reinventó la televisión

22 vías de acción para la supervivencia de TVE

15 febrero 2016 - 9:45 - Autor:

La regeneración de la política también pasa por una televisión pública que recupere su esencia de independiente motor informativo, cultural y creativo para un país mejor. Con una programación valiente e integradora, que no vaya a rebufo de las cadenas privadas, que arriesgue en producción propia y que genere una industria audiovisual más fuerte. Una TVE útil, de la que la sociedad se sienta orgullosa. Y eso se consigue recuperando la credibilidad a través de, al menos, 22 vías de acción.

1. La Presidencia de RTVE debe ser liderada por un profesional independiente del medio, mejor aún con una trayectoria vinculada a RTVE, pues es fundamental que conozca la historia y las necesidades de una cadena que no sólo es una cadena de televisión. Es una institución en la que es fundamental saber generar ilusión en los equipos, hacer sentir a los profesionales participes de un proyecto.

2. Sin independencia en los informativos, el futuro de TVE no existe. Los tiempos han cambiado y la cadena pública debe recuperar unos Telediarios creíbles, que sean aliados de la sociedad como herramienta para digerir la información en la era de sobreinformación. Aunque, además, la cadena necesita independencia creativa, que posibilite proyectos de ficción y entretenimiento que vayan más allá de lo preestablecido en la televisión comercial.

3. El Canal 24 Horas ha de convertirse en la gran referencia informativa. Su fórmula debe salir del encorsetamiento de las noticias de agencia, notas de prensa, instrucciones políticas y conexiones con mítines para también apostar por una mayor producción de reportajes propios, que realicen un retrato de la realidad de la calle más allá de los despachos. Tanto reportajes de corta duración, para contextualizar y profundizar tras los boletines diarios, como ampliar la presencia del género.

4. Los programas informativos de debate han de apostar por la mirada propia de expertos en las temáticas a tratar más que por los periodistas-gurú de una clara tendencia política. La televisión pública tiene la responsabilidad de abrir su espacio a los referentes de cada contenido, sea político y social, no quedarse en los contertulios de manual: con un discurso tan previsible, que aportan poco a la audiencia. TVE no puede quedarse en el efectismo de la guerra más superficial entre partidos.

5. La búsqueda de la integración. En los últimos años, los responsables de la televisión han entendido la cultura o los espacios de divulgación de realidades minoritarias como asuntos que resienten la audiencia. Por tanto, estos contenidos se relegan a guetos en tramos invisibles de La 2. Como si fueran una tediosa obligación. Hay que superar esta tradicional y retrógrada exclusión, el futuro está en la integración. TVE puede y debe hacer el equilibrio entre contenidos más comerciales y minoritarios. También en deportes, que no solo son fútbol y tenis. Incluso la cultura más minoritaria es interesante si se realiza a través de buen enfoque con mirada propia.

6. La historia del cine también es la historia de los cineastas de hoy… y de mañana. Televisión Española invierte en derechos de emisión de cine, especialmente dedica grandes cantidades económicas en la divulgación del cine del siglo XX. Pero también es crucial reflejar y proyectar el cine que se realiza en la actualidad en nuestro país. No sólo el comercial, también el independiente que, en su mayoría, se está quedando fuera del paraguas de TVE.

7. TVE debe abrir las puertas a los nuevos creadores. Desde las programación de Televisión Española se pueden realizar concursos de ideas o proyectos y hasta formatos con entidad propia, que sean un escaparate para explorar en ideas de nuevos cineastas, realizadores o cualquier tipo de creador.

8. Ya no existen programas de producción propia infantiles, que sean identificables por parte de la audiencia. Una televisión pública ha de invertir en espacios para los más pequeños que entronquen con la idiosincrasia del país. No sólo basta comprar series de fuera, hay que estructurar la programación del Canal Clan con espacios autóctonos que reflejen nuestras circunstancias, con los que aprender a aprender e incluso a imaginar.

9. Además de series de época, TVE necesita más valentía en ficción. No quedarse en el tópico de aquello que parece que siempre funciona, la prioridad de Televisión Española ha de estar en arriesgar en géneros y confiar en las series de autor. En este sentido, un acierto ha sido El Ministerio del Tiempo. Aunque, sobre todo, lo que es crucial es que que la cadena pública también realice ficciones que tomen el pulso a su tiempo, como Televisión Española hizo en los ochenta, con producciones que son un valioso fondo documental para entender la época. Es la gran asignatura pendiente, que aún está por explorar. No sólo con vistas al consumo dentro de nuestras fronteras, también en el exterior.

10. La inversión en ficciones de entretenimiento también necesita mimar la animación, para mayores y para pequeños. Series como Érase una vez la vida fueron cruciales para divulgar el cuerpo humano desde la diversión.

11. La televisión a la carta de RTVE.es ya no es una reposición secundaria, cobra la misma relevancia que la ventana de emisión tradicional desde el televisor. TVE ha innovado, en este sentido, con diferentes aplicaciones (+24, botón rojo..) y emisiones paralelas (Goyas Golfos, programas de Eurovisión), pero como gran cadena de televisión necesita impulsar las emisiones bajo demanda de todos sus contenidos con una experiencia de usuario más sencilla y más visual, para poder acceder desde todos los soportes con claridad e intuición. Será la principal forma de acceso a la programación en unos años.

12. TVE ha de seguir innovando en narrativas audiovisuales. Si esta Navidad y con la nueva temporada de El Ministerio del Tiempo ha experimentado con la grabación en 360 grados, la cadena pública debe enriquecer los contenidos televisivos con los nuevos lenguajes y formas de interacción con la audiencia.

13. Unos nuevos lenguajes que impregnar también en los elementos de continuidad de la cadena. Sin publicidad, no hay espacio para promocionar los productos de los diferentes canales. Sin embargo, TVE sigue funcionando con una parrilla muy parecida a cuando contaba con anuncios: no aprovechan adecuadamente los programas y las transiciones para llamar la atención del espectador. ¿Cómo? Ofreciendo contenido extra (de estrenos, emisiones, lanzamiento de películas, rostros de la cadena…) gracias a pequeñas píldoras visuales. Como consecuencia, la audiencia muchas veces no cuenta con instrumentos para conocer la oferta de la corporación. No se entera.

14. El público debe ser más partícipe, sentir la televisión pública más transparente, más cercana. Es suya. Los programas han de estar pegados a los espectadores de forma real, no sólo a través de cuatro mensajes de tuiter desvirtuados. En el transcurso de la programación se puede integrar, por ejemplo, microsecciones participativas, que a modo de apariciones de 40 segundos dinamicen la parrilla y hagan más próximos los canales. Incluso sacando las cámaras a la calle, dando carta blanca a los peatones para que digan lo que quieran: sus quejas, sus pataletas o lo que se tercie. En definitiva, abrir la televisión a la calle de múltiples formas, promoviendo la experiencia colectiva del espectador como protagonista sujeto activo.

15. Y los presentadores y periodistas también deben de ser partícipes, incluso siendo autocríticos con la propia cadena en directo (o en las redes) cuando toca. El carácter periodístico tiene que primar por encima de la perfecta lectura del guion: la credibilidad de la audiencia no está ahí, estriba en la honestidad crítica de cada profesional, donde la personalidad propia siempre es el gran valor añadido.

16. La involución de la información del corazón. Clichés de género, estereotipos desfasados, frases que viven estancadas en el pasado más hortera y pelotean a personajes como Carmen Martínez-Bordiú o Paquirrín. Los formatos cortesanos de Corazón, que se mantienen por la inercia del inmovilismo de ideas, no tienen sentido en la televisión pública, que debería enfocar estos temas con más instinto crítico y menos trascendencia. Ser tratados con la relevancia que merecen. Estos espacios podrían evolucionar hacia una agenda más inquieta, más práctica y más gamberra con informaciones de celebrities con oficio reconocido y no sólo de promoción de famosos fruto de la herencia de las portadas de la revista Hola.

17. La música también existe cuando no es Navidad. TVE llegó a producir simultáneamente hasta una veintena de programas musicales que abarcaban diferentes géneros. Ahora la divulgación de la música y el apoyo a los grupos se ha esfumado. Sólo se relega a Los Conciertos de Radio 3, al trámite de los minutos musicales de las altas horas de la madrugada y a los especiales en fiestas de guardar. Pero se puede dar luz verde a formatos que desprendan interés realmente televisivo a través del poder de la música: creando programas acontecimiento y dando a los artistas una plataforma única que sorprenda con puestas en escena que no están en Youtube. Youtube tendrá que nutrirse de TVE.

18. Los jóvenes no han dado la espalda a la televisión, ha sido la televisión la que ha dado la espalda a los jóvenes. TVE es la televisión perfecta para abrir la producción propia a programas que entronquen con la creación juvenil. No quedándose en los contenidos obvios e incluso rejuveneciendo franjas de La 2 hacia un tinte menos exquisito y más bisoño. Porque el futuro de la cultura pasa por los jóvenes. También por TVE. De hecho, la cadena pública cuenta con una de las mejores canteras de profesionales, el Instituto RTVE, del que salen proyectos que podrían ver la luz, de verdad, dentro de las diferentes pantallas de TVE.

19. Tanto La 1, La 2, Clan TVE o Teledeporte cuentan con un problema de estructura en sus parrillas, el espectador no ubica bien los programas. TVE ha de reforzar la organización de la programación. Los pilares que ordenan La 1 son los Telediarios, pero estos, a su vez, necesitan otros tipos de formatos que sean identificables para la audiencia en el día a día. En el caso de La 2, se complica más la parrilla. La 2 Noticias ha sido relegada a altas horas de la madrugada, debería recuperar un horario más eficiente en una cadena que necesita definir mejor su imagen de marca, estructurar contenidos y que los horarios de sus programas se mantengan en el tiempo. No varíen cada día.

20. En esa organización de los horarios, es fundamental apostar por programas de producción propia que experimenten con la complicidad del espectador. En este escenario, podrían casar formatos de late night, tanto en La 1 como en La 2. Contenedores que sirvan como sellos de marca del canal y que, además, sean un caldo de cultivo para la imaginación televisiva más allá de las audiencias. Porque los formatos de entretenimiento son también importantes para descubrir, divulgar y jugar. Y el género de la entrevista no debe quedarse sólo en el docushow al estilo de Bertín. En el directo gana, y permite más tipos de entrevistados.

21. Tras la demolición de los Estudios Buñuel, la producción de TVE en Madrid se centraliza en los Estudios de Prado del Rey, donde existe proyecto de construir tres nuevos platós. En total, serán 7 (si se realizan todos). La mayor parte de la producción de la cadena pública debe centralizarse en sus sedes, porque así se producen sinergias que ahorran costes (se deben aprovechar más también los centros territoriales) y, asimismo, se recupera Prado del Rey como centro neurálgico, en constante ebullición, en el que se fomenta un superpoder intangible: la audiencia no percibe el canal como un frío centro emisor con formatos estancos grabados en lugares indeterminados, se promueve la interrelación y arrastre entre programas (dándose a conocer entre sí) y, no menos importante, se impulsa la ilusión en un proyecto colectivo.

22. La mayor apuesta para el porvenir de TVE debe centrarse en las ideas, que en televisión no son lo más costoso y, sin embargo, sí son la materia prima más preciada. La televisión pública ha de ser una factoría de ideas que reviertan en la sociedad. Ya lo fue antaño con espacios que consiguieron hacer una radiografía perfecta de nosotros mismos y de nuestro tiempo. La plantilla de trabajadores de Televisión Española ya demostró, por ejemplo, que se podían alcanzar unos servicios informativos modernos y eficaces, que todavía estamos a tiempo de poder recuperar. Hay que dar oportunidad al ingenio y a la imaginación. Sin miedo a la sátira y a la autocrítica. Porque TVE puede y debe, incluso con un presupuesto más ajustado, ser una alternativa fuerte, atractiva y con talento diferenciador. Un trampolín creativo de un país que avanza invirtiendo en la libertad de las ideas, esas ideas que nos hacen mejores.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

La gran mentira de TVE

> 5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para lograr una TV pública mejor

50 años de los Estudios de Prado del Rey (infografía)

> El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

La eurovisiva lección que ha dado la televisión ucraniana a TVE

14 febrero 2016 - 1:48 - Autor:

Barei ha actuado en la gala eurovisiva de la televisión ucraniana. La candidata española a Eurovisión ha empezado ya un tour promocional para dar visibilidad a su tema. Un acierto.

No han existido sorpresas en la interpretación del Say Yay!. Tampoco ha faltado su característico baile de pies, que va a ser la seña de identidad de esta candidatura. Aunque, en esta actuación, más que la solvente interpretación de Barei, hay que prestar atención a la puesta en escena de la televisión Ucraniana: sencilla, no muy costosa y, al mismo tiempo, espectacular.

Sólo basta un juego de luces bien articulado y unas grandes pantallas leds, con unas proyecciones bien coreografiadas. Jugando con la oscuridad, sin más.

En cambio, la actual TVE, en su gala de selección, se perdió en un cartón piedra que evidenciaba las limitaciones del plató (pequeño) y restringía las posibilidades de crear una puesta en escena diferenciada para cada candidato.

Todo lo contrario que la tele ucraniana que, sin un gran derroche escenográfico, aprovecha los austeros elementos para realizar un gran show. Como hacía TVE en los ochentas, con programas como RockoPop o ¡Qué noche la de aquel año!, cuando sólo se necesitaba un fondo negro y una estructura de neones y focos en el techo del estudio 1 de Prado del Rey para transformar el programa en una experiencia emocionante. Porque, lo importante, es utilizar los medios de forma inteligente. Es la hora de confiar en las ideas que no se conforman con el tópico.

> 7 factores que TVE debe tener en cuenta para no hacer el ridículo en ‘Eurovisión’

> Lo que debe aprender TVE de su propia historia

@borjateran

Y ADEMÁS…

Los tentáculos de Eurovisión en las redes sociales: una táctica calculada

Las debilidades y fortalezas de las canciones que se disputan el puesto

La gran mentira de TVE

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

Las trampas que realizan los concursos de TV

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Las 3 mentiras televisivas que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en viernes

Los tres errores de las cadenas en las redes sociales

5 razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

febrero 2016
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
29  

TeleDiaria en Twitter