Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los 6 aciertos televisivos del debate económico de ‘El Objetivo’ en La Sexta

12 junio 2016 - 22:56 - Autor:

Por primera vez en ocho años, el ministro de economía ha aceptado debatir con los responsables económicos de los partidos de la oposición. Luis de Guindos (PP) ha participado en el único debate económico de la campaña junto a Jordi Sevilla (PSOE), Alberto Garzón (Unidos Podemos) y Luis Garicano (Ciudadanos). Ha sido en La Sexta, en un especial de El Objetivo, con 6 aciertos televisivos principales para el canal verde de Atresmedia:

1. Contrastando los datos de los políticos en tiempo real

Los periodistas de El Objetivo han ido verificando en directo temas sensibles, que han ido lanzándose los diferentes responsables económicos de los partidos. Durante el propio encuentro, Ana Pastor ha conectado con Natalia Hernández que, desde un set paralelo, ha contextualizando las afirmaciones de los líderes económicos. El debate no se ha quedado en la tertulia dialéctica de campaña y ha contrastado con datos reales.

2. Preguntas y repreguntas, no monólogos

El programa ha seguido el estilo del debate tradicional anglosajón. Sin guion cerrado y pactado. Los periodistas han marcado las reglas, no los directores de la campaña de los políticos. Ana Pastor ha moderado a los diferentes candidatos, buscando respuesta a las preguntas e intentando evitar los rodeos del marketing de la política. Haciendo más interesante y útil el encuentro.

3. Debate sin medias tintas

Ha sido un debate cargado de interrupciones. Y eso no es malo, porque así son los debates: vivos. Ya han quedado atrás esos encuentros de líderes en campaña, sentados en una fría mesa, que se transformaban en una sucesión de monólogos cronometrados. Aquí se equilibran los tiempos de cada uno, pero sin encorsetar las explicaciones a un sprint contrareloj para cada tema.  “Luis de Guindos se ha convertido en el moderados del debate de repente”, incluso soltó Pastor en un determinado momento.

4. Escenografía sencilla, pero viva

El Estudio 10, el mismo del debate decisivo de Atresmedia en las anteriores elecciones, ha acogido este especial de El Objetivo en el que se ha diseñado una puesta en escena sencilla, que no es lo mismo que simple. Tres pantallas han presidido el plató, sirviendo de fondo para los representantes de los cuatro partidos. En vez de utilizar un decorado estático (como en otros debates), La Sexta ha optado por una proyección animada. Así se da más dinamismo a la emisión y se evita una cierta pérdida de atención del ojo del espectador. Interesante también la presencia de público en plató, otorgando profundidad a las presentaciones de Pastor y potenciando una percepción mayor de especial acontecimiento mediático en la audiencia.

5. Sin grafismo sobreimpresionado en pantalla

En un tiempo en el que la televisión está sobrecargada de titulares proyectados en emisión para dar masticado el contenido al espectador, el debate económico de El Objetivo ha dejado la pantalla prácticamente limpia.  Así, se ha propiciado que todos los líderes jueguen en las mismas condiciones, sin resaltar declaración de ninguno de ellos. Sí que se han aportado rótulos para explicar determinados datos periodísticos que entraban en juego en el debate, como el paro.

6. La visión de la gente de la calle

La Sexta se ha adelantado a su propio debate económico, pasadas las nueve de la noche, con un programa previo en el que se ha explicado la estructura del formato y se ha mostrado la llegada de los diferentes políticos al estudio 10 de Atresmedia. Este espacio “telonero” ha calentado motores (y audímetros), aportando datos y saliendo a la calle para tomar el pulso a la opinión de los ciudadanos. Un prólogo táctico que no se ha quedado en gurús o estadistas y ha mirado de frente a la opinión más importante: la de la audiencia, la de la población. Si bien, se podía haber aprovechado más la perspectiva de los periodistas expertos en economía que se encontraban en la grada del estudio, también después del debate. 

Con este debate económico, además, la emisora sigue marcando la agenda informativa, anticipándose al debate a cuatro de los cabeza de lista (Mariano Rajoy incluido) que celebra mañana la Academia de Televisión y que emitirá también el canal verde (además de La 1, Antena 3, Telecinco, 13TV y diferentes autonómicas).

La cadena del seis se ha hecho con el título de referencia informativa con una programación que no baja la guardia en su oferta diaria pegada a la actualidad y, además, con formatos como El Objetivo ha incorporado la verificación de datos a los debates electorales en directo: un valor añadido que estaba relegado en el prime time de la tertulia televisiva y que es el ADN del periodismo.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Lo que tienen que aprender las facultades de Comunicación de Salvados

La otra regeneración: 7 factores que agitarán la televisión en 2016

5 lecciones para un futuro periodista de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

Así fue el emocionante regreso del circo de Miliki a TVE en 1993 (a tus hijos también les gustará)

11:46 - Autor:

El Gran Circo de TVE, el inolvidable Gran Circo de TVE, volvió en 1993 a la cadena pública. Renovado, rejuvenecido pero manteniendo la esencia. Miliki y Rita Irasema eran ahora los maestros de ceremonias de un gran formato televisivo creado para los sábados tarde y grabado primero desde la gran carpa de Prado del Rey, construida para acoger ¿Qué apostamos?, después desde los Estudios Buñuel. De hecho, el circo aprovechaba en ambas etapas la estructura del decorado del concurso de Ramón García y Ana Obregón.

Emoción especial guarda el arranque del primer programa de este retorno de El Circo con Miliki, a oscuras, en el centro de la pista, recordando la historia de su Circo en TVE con Fofó, Gabi e incluso la primera aparición en la tele de su hijo, Emilio Aragón. Imágenes de archivo que también recuperaron sketeches míticos, algunos con gran derroche de efectos especiales, como aquel coche con boca de cocodrilo.

El nuevo Circo de RTVE mantuvo sus traviesos sketches, siguió llevando a la tele números visuales del universo circense real e incorporó la participación activa de los niños, las ciruelas y los ciruelos, durante el programa.

Cada pequeño portaba en su cabeza un gorro inventado con su imaginación y Miliki elegía sus favoritos, que cambiaba por regalos. Con este trueque, el sombrero era enviado al museo del programa. También el formato incluyó juegos-yincanas en los que participaban los chavales y unos muñecos charlatanes, Los Telepeleles, que vivían aventuras surrealistas.

Todo con un trasfondo divertidamente educativo que despertaba inquietudes en los más pequeños, trasfondo que se ha ido perdiendo con los años. En ese sentido, Miliki y Rita incorporaron nuevas canciones a su repertorio “La Gimnasia Musical” o “Dame un abrazo“, que servía de colofón a cada programa.

Un gran show de televisión con una gran realizadora al frente, Pepa Marti Maqueda, que diseñó una coreografía de planos tan espectacular como consciente de su tiempo. Moderna aún hoy, con unos apoteósicos comienzos musicales, llenos de bailarines y extras, que no infravaloraban a los niños. Ni a la televisión. Porque el espectáculo no tiene edad. El Circo de Miliki, tampoco. Por eso sigue tan vivo.

Hasta siempre, Miliki

@borjateran

Y ADEMÁS…

> El vídeo del casting de las azafatas del ‘Un, dos, tres’

8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

Lo que no se veía de ‘Un, dos, tres’: así Mayra Gómez Kemp explicaba en plató las ‘trampas’ de la TV

La demolición de los Estudios Buñuel ya es una realidad: 22 vídeos de su historia en TVE

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter