Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los candidatos a las elecciones que no se atreven con ‘El Objetivo’ (y el problema que esto implica)

16 junio 2016 - 15:20 - Autor:

Este jueves, El Objetivo de La Sexta ha arrancado sus entrevistas a los líderes de los principales partidos con Albert Rivera. Mientras que el domingo, ya en el horario habitual del formato, hará lo mismo con Pablo Iglesias. En cambio, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez han vuelto a esquivar las preguntas y repreguntas de Ana Pastor. Han declinado su participación.

En un tiempo en el que vemos a los líderes políticos en todo tipo de shows televisivos de entretenimiento, existe un problema cuando los candidatos a la presidencia del gobierno de PP y PSOE evitan acudir al formato de entrevistas políticas por excelencia. Pero sólo transmitirán credibilidad en su proyecto si no tienen miedo a responder preguntas. Sin elección de periodistas. Como sucede en países como Estados Unidos o Reino Unido, donde parece difícil que un político con interés en gobernar rechace un encuentro de estas características. De hecho, estos lugares, supondría un coste electoral.

En España, por tanto, nos queda todavía recorrido para entender el valor, el compromiso y la obligación moral de rendir cuentas a la sociedad a través del periodismo sin medias tintas, el periodismo que no acepta guiones pactados y verifica datos para no quedarse en la superficie del titular sin contextualizar.

Y por eso este tipo de entrevistas son las realmente decisivas, y no el último (y encorsetado) debate a cuatro, porque decidir el voto sobre promesas y principios de manual tiene una limitación de tiempo que el espectador ya ha rebasado con creces.

Ahora la audiencia necesita preguntas y repreguntas concisas, que pongan el foco en temas definidos y den luz a las dudas que están en el día a día de la calle.

Al final, nuestro país ha avanzado en la proliferación de todo tipo de líderes políticos en contextos campechanamente íntimos, apariciones estelares en el mundo de las varietés o conversaciones meramente institucionales. Pero aún existe una barrera para el periodismo real, con los periodistas que quieren ser incisivos en la línea de las demandas de un espectador que, a estas alturas de la democracia, necesita respuestas más concretas y menos argumentario.

Ese argumentario en el que también está de moda hablar de lo bueno que es el modelo de la BBC, como dice últimamente Rajoy, contradiciéndose a si mismo y sus decisiones, que van directas contra el modelo de periodismo plural, independiente e incisivo de BBC. El postureo de la política que ya no cuela y que es el gran problema de la credibilidad menguante de los políticos en España.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Lo que tienen que aprender las facultades de Comunicación de Salvados

La otra regeneración: 7 factores que agitarán la televisión en 2016

5 lecciones para un futuro periodista de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias
> Cuando los políticos no entienden la esencia de la televisión pública

La fuerza de las redes y los motivos por los que ‘Vis a Vis’ se merece un final digno

0:01 - Autor:

La temporada de Vis a Vis toca a su fin. Y las audiencias no han estado a la altura de las expectativas. A pesar de la calidad y el prestigio de la ficción, se teme por su futuro. La cuota de pantalla manda en una cadena de televisión privada. El problema está en que, al parecer, el último episodio deja tramas abiertas. No sería un desenlace digno para una historia de esta envergadura.

Antena 3 no se ha pronunciado aún sobre el futuro de Vis a Vis. Sin embargo, los usuarios de las redes sociales ya han disparado una campaña a través de Twitter y Facebook para que tenga una tercera temporada o, al menos, una tanda de capítulos especiales que cierren la producción como se merece. Lo que además se traduciría en un aumento de la audiencia, pues este tipo de episodios evento suelen disparar el share por la expectación de acontecimiento especial que se genera.

No era nada habitual que los espectadores se adelantasen a posibles decisiones de las cadenas. Las pataletas solían llegar cuando se comunicaba directamente la noticia de la cancelación, pero en el caso de producciones como El Ministerio del Tiempo o Vis a Vis se evidencia la desconfianza del público en los mandamases de las cadenas, un público acostumbrado a ver como se maltratan programas y series

Y ese es probablemente uno de los problemas que sufre nuestra ficción nacional en la televisión privada. Da la sensación de que se definen demasiado las tramas en vista de la evolución de los datos de los audímetros. De esta forma, en ocasiones, se pierde la perspectiva de lo que significa dibujar unos personajes coherentes en todo el recorrido de la temporada para, así, no desvirtuar la historia por culpa de los efectos colaterales del share.

Con este escenario, el espectador fiel, activo en las redes sociales, ha interiorizado la batalla de datos de audiencia que provoca las decisiones de los responsables de las televisiones. El público sabe que, en cualquier momento, pueden finiquitar su producción favorita. Temen que el resultado de share determine inexorablemente y sin piedad el futuro de una gran serie. Y lo peor, no se equivocan.

Así que los tuiteros, como ya hicieron con El Ministerio del Tiempo, están haciendo suyo el refrán de más vale prevenir que no lamentar y se han puesto ahora manos a la obra también con Vis a Vis. Lo han hecho a golpe del hashtag “#mareaAmarilla

El espectador ya no ve relajado sus series. Y parece que las cadenas tampoco se relajan creando sus series. De ahí que pocas producciones de las cadenas de los últimos años sobrevivan más de dos temporadas. Los productos no definen las historias con los arcos de tiempo que se necesita.

No ha sido el caso de Vis a Vis: arriesgada y valiente, en guion e interpretación, una ficción que marca un nuevo antes y un después en la historia de la televisión española. Y, aunque Antena 3 sea una cadena comercial, su marca de series de calidad pide a gritos un desenlace a la altura de la ficción. Porque la guillotina de las audiencias también sabe que en el análisis del share son claves los indultos que confirman la regla Porque la imagen de una (buena) cadena de televisión no sólo se mide por la cuota de pantalla tradicional, también por la forma de mimar sus inversiones más reputadas. Aunque no siempre lo parezca.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Por qué el anterior capítulo de ‘Vis a Vis’ es el mejor de la ficción

El irreversible precedente que sienta ‘Vis a vis’

‘Vis a Vis’: los agujeros de guion de una serie consolidada 

El problema de las series españolas: la contraindicación de la eterna duración

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter