Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Los 4 adjetivos que debe tener una cadena de TV para triunfar

21 junio 2016 - 8:18 - Autor:

Con la llegada de las vacaciones escolares, también termina el curso televisivo. Es, pues, tiempo de hacer balance. Las cadenas planean nuevos éxitos para olvidar viejos fracasos. No deberían obviar que existen cuatro adjetivos que, tal y como se ha demostrado, son grandes aliados para el triunfo de un canal. Si una cadena generalista privada no los tiene, quizá algo falla en su ADN.

1. Reconocible

La cadena debe tener una cartera de rostros reconocibles que se mantienen en el tiempo pero, además, son cómplices con el espectador. A pesar de la popularidad, transmiten cercanía, hablan de tú a tú a su audiencia y no temen cierta corrosión o incorrección política cuando toca. Hacen a la audiencia partícipe de sus filias y de alguna que otra fobia. Y el público los siente como aliados, como uno más, y no como aristócratas que viven en otra esfera de la realidad o miran por encima del hombro. Jorge Javier Vázquez es el mejor ejemplo de presentador que traspasa la pantalla de tal modo que la gente siente que es como de su familia. Y las señoras le achuchan cuando se lo encuentran. Hay más ejemplos: María Teresa Campos, Jordi González, Mercedes Milá, Jesús Vázquez, Christian Gálvez, Eva Hache, Paula Vázquez…. Belén Rueda y Emilio Aragón en su etapa como conductores…

2. Intuitiva

La programación se estructura en tramos contundentes que establecen un cierto diálogo con el espectador y hacen que este se sienta partícipe de lo que sucede en el canal. Aunque no sepas qué ponen, puedes intuir lo que te vas a encontrar (y lo que no) dependiendo de la hora del día que sea. La audiencia no necesita tener que mirar y remirar en una guía de programación para descubrir qué programan y a qué hora lo emiten. Directamente acude a tal o cual canal porque sabe que habrá un producto de su sintonía. Y ese es un diálogo constante con la audiencia que se debe alimentar a base de constancia, ya sea con la programación tradicional, con las redes sociales o, por supuesto, con los identificativos de las cadenas que marcan el paso a publicidad, infrautilizados en España para explicar detalles del canal e incluso contestar a tu público. El equipo del canal #0 de Movistar+ es el que mejor utiliza en la actualidad las cortinillas de paso a publi o autopromos. ¿Cómo lo hacen? Enseñando sus rostros estrella formando parte de diferentes juegos irónicos con el espectador. Así, a la vez, se explican los contenidos de la nueva emisora y se da unidad al canal con sólo un golpe de vista.

3. Viva

En una cadena generalista, las horas en directo son piezas clave. O, al menos, que parezcan en directo. Estos programas organizan una parrilla y definen su línea editorial. Y son fundamentales para retroalimentar contenidos entre sí, promocionar otros estrenos de la emisora, explicar un lanzamiento cinematográfico en el que participa la cadena… Existe un problema en determinadas cadenas de televisión en España, a las que les cuesta más dar a conocer sus nuevos productos, pues sus programas funcionan como espacios demasiado independientes, no como un todo. En este sentido, en Telecinco son maestros de su propia fórmula: logran dar homogeneidad a su oferta, definiendo con rotunda claridad su estilo y sus espacios. La cadena está por encima de ideologías a la vista del espectador. Sólo está a favor de sus contenidos. Lo mismo, aunque a simple vista parezca lo contrario, pasa con La Sexta. El canal verde ha definido su imagen con una parrilla que se ve desde fuera como un todo gracias a una columna vertebral que es el periodismo crítico.

4. Gamberra

Hacer televisión es hacer televisión. Y, para ello, no hay que tener demasiados complejos creativos ni ir de excesivamente dignos. Porque entonces transmites una imagen estirada, algo soberbia, propia de quien se cree mejor que los demás. Una televisión de hoy en día ha de ser un poco gamberra, pelín canalla y sobre todo muy terrenal. Debe moverse al mismo son que una sociedad que se las sabe todas, que cada vez es más difícil de sorprender y que ya encuentra en Internet una fuente infinita de entretenimiento audiovisual. Sorprender e ilusionar al espectador de 2016 es tarea harto complicada, pero, sin duda, debe seguir siendo el objetivo primordial de cualquier cadena de televisión. Sorprender sin remilgos.

@borjateran  | (foto: Instagram de Jorge Javier Vázquez)

Y ADEMÁS…

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Los 8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

Lo que TVE debe aprender de su propia historia´

22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Así imita Silvia Abril a Barei junto a la verdadera Barei (VÍDEO)

4:18 - Autor:


Nos hemos propuesto ser las últimas“. Silvia Abril ha vuelto a las andadas. De nuevo, ha imitado a Barei. Pero esta vez lo ha hecho junto a la Barei de verdad, que estaba poseída por una risa incontrolable.

Normal, porque con Silvia Abril nunca se sabe. Su instinto de la comedia observa, escucha, siente y, como consecuencia, no se le escapa los detalles más irreverentes de sus imitados. Tampoco de la representante española en la última edición de Eurovisión, que “está feliz” con esta clonación que ha sufrido en directo de cada uno de sus movimientos.

Menudo estrés que llevo siguiéndola“, ha soltado Abril entre tanta carcajada y frenética verborrea de Barei. Aunque, al final, hasta terminaron bailando al unísono como si fueran un dúo artístico.  Como si fueran Las Gemeliers femeninas. Una vez más, sublime Silvia Abril. Con ustedes, Barei versus Barei:

Así fue la primera vez que imitó a Barei…

ANÁLISIS > Buenafuente: así evoluciona en la televisión de pago (vídeos)

@borjateran

Y ADEMÁS…

Silvia Abril, la esencia del humor de Martes y Trece en ‘Tu cara me suena’

> La actuación que no permitirían los temerosos directivos de la TV en España

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

> Así fue la primera vez de Espinete en TVE (un programa sin sentido con mucho sentido)

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

El truco de Chicho Ibáñez Serrador que sigue vigente hoy

José Luis Moreno o cómo triunfar con un pijama en el programa de Bertín Osborne (entre otras cosas)

1:19 - Autor:

Y Bertín llegó a la casa de José Luis Moreno. La famosa residencia del ventrílocuo, productor, cirujano y estrella de la varieté. Y el hogar de Rockefeller y Monchito no defraudó. Toda una mansión de esas de malo de manual de película. Aunque el encuentro entre las dos estrellas del folclore de las noches de fiesta de los ochenta y noventa se hizo esperar, pues antes Osborne se perdió un buen rato por las hectáreas del jardín del palacete. Lo que permitió al programa pintar su propia trama a lo Historias para no dormir: Bertín desaparecido y sin móvil en el vergel de Moreno (con música de suspense incluida).

Pero, al final, el presentador y crooner encontró la puerta. Entonces, el sabio realizador de este show llamado Mi casa es la tuya supo mostrar lo que sucedía en el interior. Ese recorrido de José Luis Moreno por los largos y rococós pasillos de su morada camino a la entrada de su hermosa vivienda. Tal vez había dado el día libre al mayordomo.

Los dos amigos, Moreno y Bertín, se encontraron. No era la primera vez que Bertín estaba allí. Pero lo que sorprendía era la vestimenta de José Luis Moreno. Porque Moreno es un profesional de la televisión. Y, claro, no podía defraudar al prime time. Así que se ve que decidió ponerse un atuendo a tono con el papel que le tocaba en el programa. Así  que se plantó una especie de pijama de amo campechano de la casa. Bien cómodo, bien fresquito pero, al mismo tiempo, bien metido en su personaje con larga sombra de leyendas urbanas. Bien metido en el papel de guionista de su propia vida.

De hecho, Bertín Osborne le recordó esa rumorología que dice que cada amigo que entra en su mansión sale con un reloj Rolex de regalo. Moreno lo negó. Ahí, derribando mitos, aunque el mayor mito inconsciente que desmontó el programa de Telecinco estuvo en el momento en el que Moreno sacó a Rockefeller y Monchito de sus respectivas cajas. Los muñecos no estaban encima del sofá del salón como contaba la leyenda. Lástima.

Aunque Mi casa en la tuya ha sembrado más todavía la leyenda, y el propio Moreno lo ha favorecido con su conocimiento del medio, narrando su existencia y mostrando sin remilgo las entretelas de su mansión, con su piscina interior con un discreto puente sobre las aguas…

…con su gran gimnasio, con su cocina, con su máquina expendedora de CocaColas de esas que van a monedas ¿pagará él también? ¿llevaba calderilla suelta en el pijama?…

….hasta terminar en la sala donde fue sorprendido por unos violentos atracadores en 2007. Allí, Moreno guarda sus manchas de sangre que quedaron impregnadas en su sofá. Y las mostró. Como una cicatriz de guerra que preservar.

Y habló sin paliativos del atraco. Es más, el programa fue cebando este momento durante toda la emisión. “Vi la muerte puesta”, dijo a Bertín. Fue el colofón de la emisión.  Moreno entiende la televisión como se entendía la televisión y lo ha jugado esta noche en Telecinco, dibujando más aún su personaje. Ese personaje que podría tener un papel fijo en La que se avecina. Ese inquietante productor que rompió las audiencias de los horarios de máxima audiencia de una época.

José Luis Moreno: lo que ha aportado (bueno) a la historia de la televisión

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las 7 razones del éxito inesperado de Bertín Osborne

Las 5 armas de Bertín que no ves y son cruciales para su éxito 

Bertin Osborne: 8 cosas que podrá hacer si ficha por Telecinco (impensables en TVE)

Las 5 dificultades que sufre el guionista de las series españolas

Cuando la ficción española corrió riesgos y la audiencia no respondió

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Razones por las que no podríamos hacer ‘Juego de Tronos’ en España

¿Por qué las series y los programas empiezan y terminan tan tarde?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter