Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Mujeres y hombres y viceversa’: la ingenuidad de la audiencia no ha muerto

2 agosto 2016 - 8:54 - Autor:

Lágrimas, pétalos por el suelo, músicas de fondo (de esas que desprenden ñoñería a golpe de piano) y un señor eligiendo novia entre aspirantes varias. Se le conoce como Labrador y en su currículum destaca su paso por Gandía Shore y ser ex de Ylenia, la del Pégate.

Se trata de la apoteósica trama de estos primeros días de agosto de Mujeres y hombres y viceversa. El programa de Telecinco no da tregua a su fiel audiencia (este lunes alcanzó un buen 16,6 por ciento de share con 1.023.000 espectadores). El culebrón no descansa ni en el periodo estival, época perfecta para captar nuevos adeptos en plenos calores vacacionales.

Un programa que predica un universo estético monocolor. Obra y gracia de un casting de clones que retrata un limitado canon de belleza, apto principalmente para triunfar en una tarima de discoteca de polígono industrial. No obstante, esa es la salida profesional que favorece Mujeres y hombres y viceversa: el bolo de sábado noche.

Y, mientras llega el codiciado bolo, ahí están las aspirantes al musculado corazón de Labrador sufriendo una explosión de emociones artificiales en la recta final del trono. Como sucede en las buenas bodas. De hecho, el plató de Mujeres y hombres y viceversa parece una boda. Con sus familiares, con su decoración (de nuevo hay que recordar los pétalos por el suelo), con sus discursos pastelosos… Aunque con una diferencia crucial a destacar: aquí en vez de declarase amor eterno vemos expulsiones, las de las aspirantes que se van quedando compuestas y sin Labrador.

Porque Labrador busca a su mujer perfecta en la remesa del programa. Todo muy retro. Pero el show funciona a la perfección. Porque, en tiempos de sequía creativa en la televisión, Mujeres y hombres y viceversa ha sabido encontrar su público fiel en esa parte de la sociedad que ama la polémica culebronesca básica de la pelea de infidelidad, los celos de discoteca y los pantallazos de conversaciones de guasap.

Esa parte de la sociedad adicta a Telecinco y que todavía cuenta con una mágica ingenuidad que creíamos en peligro de extinción. Pero no, el público fiel de Mujeres y hombres y viceversa mantiene esa ingenuidad intacta para creer fervientemente en que Labrador encontrará a su amor eterno frente a la escalitana de Emma García. Y que la pasión no se desvanecerá tan rápido como se apaguen los focos del plató. Porque, en realidad, de lo que están enamorados platónicamente los tronistas y sus aspirantes es de la fama infinita. Cándidos, eso no existe.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Las 3 razones que han convertido a Ylenia en un fenómeno

> La televisión en pause: no es país para la creatividad

> La televisión Ni-Ni: el triunfo de la audiencia que no exige

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

8 peculiaridades de los decorados televisivos cuando aún no hay pantallas de Led

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter