Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Hoy no me dejan blanquear’, el musical de ‘El Intermedio’ basado en la trama Gürtel

5 octubre 2016 - 9:53 - Autor:

Los musicales están de moda. Y El Intermedio ha decidido crear el suyo propio. Se llama Hoy no me dejan blanquear y cuenta como protagonista principal a un Gran Wyoming metido en la piel de Ana Torroja.

Y con el tono de Torroja, Wyoming canta mal. Muy mal. Pero consigue el objetivo que pretende el programa: un delirante gag para resumir  los principales hitos de la trama Gürtel al ritmo de las reconocibles canciones de Mecano.

Ya se sabe: con música hasta la información sobre corrupción entra mejor. Más aún, cuando el tema está tan “manido”. Por suerte para los oídos, este particular musical sólo tendrá una única función. Es esta:

> El curso más difícil de ‘El Intermedio’

@borjateran

Y ADEMÁS…

Cuando TVE censuró a Wyoming

Las técnicas del show business que han incorporado los programas informativos en televisión

La lección de La Sexta en la crísis del PSOE

‘El amor está en el aire’: lo mejor y lo peor de un programa con más drama que amor

1:11 - Autor:

  • El estreno de ‘El amor está en el aire’ cosecha un 14.1 por ciento de share y 1.817.000, quedándose por detrás de ‘Gran Hermano: límite 48 horas’ que lidera la noche con un 16.1 por ciento de cuota y 1.821.000 fieles.

Sorpresa, sorpresa fue un gran éxito. Marcó la historia de nuestra televisión. Y, ahora, Antena 3 ha intentado recuperar cierta esencia de aquel mítico formato con El amor está en el aire.

Prueba no superada, pues este espacio no ha aprendido nada de la fórmula que hizo brillar a aquel maratoniano show de Isabel Gemio: la autenticidad que es cómplice con la inteligencia del espectador. Y eso es justo lo que falla en El amor está en el aire.

No vale la excusa de que se trata de un programa con menor presupuesto que Sorpresa, sorpresa. El problema está en que casi todo suena a artificio.

De hecho, la primera entrega ha sido tremendamente torpe en sus primeros minutos. El formato no ha conseguido mostrar sus cartas de forma atractiva como un buen show de prime time. Al contrario, ha evidenciado una realización torpe, donde todo parecía falso. Hasta cuando el público se levantaba y sentaba, aplaudiendo como si fueran autómatas.

Al ver el primer capítulo, da la sensación de que la productora Boomerang, responsable de este producto y de otros como El diario de Patricia, ha decidido centrar El amor está en el aire en mucha historia lacrimógena, a medio camino entre la frustración, la superación, la enfermedad y un poco de amor.

Lo ha hecho con desmesurada prisa en la estrategia de introducir las tramas, de cuajo y con malos cortes de edición -al ser un programa grabado-. Así se ha matado por completo la posibilidad de construir un clímax que sumerja al público con ilusión en el show. Incluso el presentador, Juan Y Medio, un maestro de ceremonias cargado de carisma y hábil a la hora de dar un toque de gracia a todo lo que toca, se mostró encorsetado en la primera hora. Por suerte, a medida que fue avanzado la noche, sacó su brillante personalidad. Sin duda, él es lo mejor del show.

Mientras que lo peor de El amor está en el aire es el tono con el que se trata a sus protagonistas, que ejemplifica la televisión de testimonios de los noventa que ya ni Oprah Winfrey predica en Estados Unidos. Todo parece que ya lo hemos visto antes.  Hasta se han recuperado las pruebas de paternidad, aderezadas con tétrica música de fondo (por supuesto).

Tras tanto testimonio y cuando parecía que escaseaba el romanticismo en el programa, el espacio coge aire con una cita a ciegas al más puro estilo de First Dates. Se agradece, ya se echaba en falta un poco de risa en un guion diseñado para no dar tregua al clínex.

Los noventa están de moda. Es un hecho. Pero en 2016 la audiencia se merece recuperar la buena televisión de la década de los noventa, la televisión que se hacía desde la ilusión de sorprender a un espectador con imaginación y no la televisión monotemática, que repite patrones y se queda ofuscada en la superficie del testimonio morboso. Que suele ser pan para hoy y hambre para mañana. Menos mal que Juan Y Medio impregna de buen rollo hasta el peor de las dramas.

@borjateran

Y ADEMÁS…

18 años de ‘Sorpresa, sorpresa’ con Isabel Gemio

8 lecciones que debe aprender la TV de hoy de Chicho Ibáñez Serrador

Las claves del éxito del Show de Ellen DeGeneres

¿Qué ingrediente falta a la televisión de hoy?

 

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

octubre 2016
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

TeleDiaria en Twitter