Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Debate entre Trump y Clinton: 5 elementos que criticaríamos si se celebrara en España

10 octubre 2016 - 15:19 - Autor:

Segundo asalto: Trump versus Clinton. Y nos ha dejado 6 elementos televisivos que criticaríamos si se celebrara en España.

1. Los taburetes

En el debate decisivo, a cuatro, de Atresmedia ninguno de los líderes se atrevió a sentarse en el taburete. Podían hacerlo, pero nadie ni siquiera lo intentó para no dar sensación de debilidad. En cambio, anoche, Hillary Clinton se sentó con una gran sonrisa en la boca. En realidad, en Estados Unidos son muy tradicionales para este tipo de encuentros que siguen el protocolo del ‘Town hall’, en donde un ponente se sienta mientras el otro responde.

2. La moqueta

La escenografía que acoge los debates electorales de Estados Unidos lograría un suspenso seguro si se reprodujera en la televisión en España. Mucho color patriota para unos paneles de fondo que no consiguen una atractiva profundidad en los planos que realizan las cámaras. El encuentro decisivo de Atresmedia incorporó LEDs para dar un toque más espectacular y vanguardista al prime time. Tanto en la pared, como en el suelo. En la última contienda entre Trump y Hillary solo destacaba la tradicional moqueta del suelo, con sus estrellitas norteamericanas. Podía ser perfectamente un decorado para unas elecciones en 1982. Y es que en la televisión norteamericana intentan plasmar una aureola de tradición institucional a este tipo de acontecimientos, que no permite visibles innovaciones tecnológicas.

3. Los planos de reacción

El debate entre Trump y Clinton, además de los periodistas, incorpora con inteligencia las preguntas del público e incluso de las redes sociales en tiempo real. Es un gran show televisivo que, por momentos, se transforma en un reality, pues las familias de los candidatos asisten a un palco protagonista. Y la realización toma planos de reacción de esas familias, unidas, observando a su pariente jugándose, en directo, el voto indeciso para ser presidente de Estados Unidos. Un reality que, si es necesario, no duda en descender a los bajos fondos: así Trump llevó a la grada a una chica de la que supuestamente abusó Bill Clinton. Y cuando Donald Trump sacó este tétrico as en la manga, la realización mostró la imagen de presunta víctima que estaba entre el público, invitada por el propio Donald,  para, después. “pinchar” la cámara con la cara del ex presidente de los Estados Unidos. En este sentido, el debate es un espectáculo sin demasiados escrúpulos. Tampoco a nivel televisivo. Por suerte, en España este tipo de encuentros se centran en las formaciones políticas y no en satélites consortes que recuerdan más a un desfasado concurso de Misses, de los que Trump tiene tanta experiencia. Lo bueno de la realización de la CNN es que no se perdió en alharacas y efectos especiales y se centró en los primeros planos de los dos candidatos. Su intenso lenguaje no verbal no necesitaba más.

4. Los micrófonos

El segundo debate entre Clinton y Trump ha optado por micrófonos de mano, lo que han provocado una explosión de gags en las redes sociales, ya que parecía que estaban cantando un dueto al más puro estilo de Pimpinela. Se podía haber optado por micrófonos de corbata o, mejor aún, de diadema (como Madonna de gira). Sin embargo, de nuevo, se ha preferido no innovar en este sentido: el micrófono sirve de único elemento protector para un espacio desnudo, tan vulnerable para los candidatos.

5. Los aplausos

En el debate decisivo de Atresmedia del pasado mes de diciembre, el primero en incorporar público frente a los candidatos en nuestro país, se optó por contar con figuración de agencia para evitar aplausos que marcaran énfasis durante las diferentes intervenciones. Había público, pero en silencio. Anoche los asistentes aplaudieron en determinadas ocasiones. Una de ellas, cuando Trump sacó las infidelidades del marido de Clinton. Al igual que en España, tenían prohibido aplaudir y los moderadores pidieron que no lo hicieran. Pero el público se retrató, tal vez porque han visto demasiados programas de Oprah Winfrey. El show de la política.

> Las técnicas del show business que han incorporado los programas informativos en televisión

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Lo que tienen que estudiar en las facultades de Comunicación de Salvados

El debate decisivo: así ha roto Atresmedia con las reglas encorsetadas de la política en TV

5 aprendizajes para un futuro periodista de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

> 7 aciertos de la línea editorial de La Sexta

> Los 7 parecidos entre ‘Sálvame’ y ‘La Sexta Noche’

Telecinco, La Sexta y una parecida fórmula para el éxito televisivo

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

octubre 2016
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

TeleDiaria en Twitter