Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El error de las cadenas de televisión españolas con Youtube

28 noviembre 2016 - 9:12 - Autor:

Las cadenas privadas de televisión en España han creado sus propias plataformas de vídeos para ser más competitivas en el universo online. Primero llegó Atresmedia, con Flooxer, y ahora hace lo mismo Mediaset con mtmad. Dos canales donde colgar contenidos propios, y algo más golfos, que se expandan por las redes sociales y otorguen más tráfico a las webs de Antena 3 y Telecinco.

Sin embargo, estas dos ventanas de producción propia han dado carpetazo a Youtube, la plataforma de vídeos por excelencia donde las grandes audiencias consumen y comparten los grandes momentos televisivos internacionales. De hecho, Antena 3, que empezó a aprovechar las bondades de Youtube, ha cambiado de táctica, centrándose ahora en Flooxer e involucionando en su posicionamiento en Youtube. En Telecinco aún el caso ha sido más extremo, ya que no existe ni rastro de los canales de Paolo Vasile en Youtube con el filón que esto sería con formatos como Gran Hermano o La Voz.

Una estrategia que principalmente se debe a que las cadenas no quieren compartir beneficios de sus contenidos con un gigante como Youtube. Los grandes grupos de comunicación españoles quieren ingresos publicitarios sin intermediarios y, de paso, intentan que su producción sólo infle la audiencia de sus propias páginas webs, como es lógico. Quieren, en definitiva, que todo quede en casa.

Pero esta decisión, conservadora, olvida otro tipo de beneficio que por ahora otorga Youtube: el del posicionamiento de una marca viva que está donde se encuentra la gente. Porque la gente está de forma intuitiva en Youtube, no en Flooxer o Mtamd.

Flooxer o Mtmad tienen razón de existir, como interesantes espacios para dar vía a producciones propias, complementarias a la televisión tradicional y perfectas para compartir en redes, pero sin infravalorar el poder de Youtube como herramienta en la que exhibir pequeños fragmentos de tus programas o series para que se hable más y mejor de ellos. Fragmentos de programas y series pensados para ser rentabilizados en una emisión convencional y que, hace veinte años, no se podían volver a consumir por el espectador (a no ser que fuera en una reposición). En la actualidad, en cambio, se les puede otorgar una interesante segunda vida “viral” gracias a la red social.

Nuestras cadenas se olvidan de todas las posibilidades de Youtube como arma propagandística colosal. La mejor herramienta de comunicación para sus productos, ya que en Youtube no sólo está el público objetivo habitual del canal. Si se sabe utilizar bien la energía de la viralidad de Youtube también se puede arrastrar a la cadena interesantes nuevas audiencias e, incluso, despertar la curiosidad al público nativo ya en la era del ciberespacio.

Por supuesto, no hay que publicar todos los programas, aunque sí los momentos genuinos que se producen en los diferentes espacios. Así, los usuarios compartirán el vídeo en sus blogs, en sus facebooks, en sus tuiters, en sus webs… Son los nuevos beneficios del boca a boca, ahora a golpe de “me gusta”, de un producto que el espectador activo en la red comparte fácilmente si el vídeo está en el lugar adecuado.

Esto ha sucedido con Tu cara me suena. Sus actuaciones son un éxito de visionados que, sin embargo, fuera de Youtube pierden presencia y no generan conversación entre los usuarios, ya que Flooxer no cuenta con posibilidad de comentar cada imitación. Un error, que se incrementa porque Flooxer entremezcla zapping de instantes de programas de Atresmedia con producción propia, como la aclamada serie Paquita Salas. Lo que propicia un cierto caos en la percepción del espectador: ¿esta plataforma se trata de un batiburrillo de momentos de la cadena o una factoría de contenidos propios?

Se deberían, por tanto, organizar mejor ambos géneros, sabiendo que hay instantes de la televisión en los que su hábitat natural está en Youtube. En Estados Unidos, por ejemplo, que van muy por delante en esto de saber exprimir Youtube, son expertos en redoblar el éxito de sus formatos utilizando las posibilidades reales de la plataforma más importante de vídeos en el mundo.

Ellen DeGeneres, Jimmy Fallon o Jimmy Kimmel (o en España Buenafuente) tienen sus perfiles de Youtube atestados de instantes memorables de sus programas que se actualizan a diario. Incluso piensan fragmentos especialmente para Youtube y poder hacer llegar su programa a más gente. De esta forma, el público se siente más partícipe, hace suyo el show. Las visitas se incrementan, el programa gana cercanía y la imagen social del espacio impulsa una marca más atractiva y cercana. Se trata de otro tipo de beneficio: el de la publicidad gratis, el de potenciar la imagen de marca allí donde está la gente que aún no es fiel a tu cadena.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Ellen DeGeneres: así triunfa en las redes sociales (tú también puedes hacerlo)

La importancia del menospreciado título de crédito

Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

noviembre 2016
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

TeleDiaria en Twitter