Saltar al contenido

« ver todos los blogs

1.500 capítulos de ‘El Secreto de Puente Viejo’: 5 claves para entender su duradero éxito

27 enero 2017 - 9:28 - Autor:

  • El episodio 1500 alcanzó un 16.8 por ciento de cuota de pantalla y 1.7 millones de espectadores.

6 años de emisión y 1.392 días de grabación, El Secreto de Puente Viejo ha traspasado ayer la barrera de los 1500 capítulos como la serie diaria más vista.

Un éxito de Antena 3 y de la productora Boomerang que, en estos años, ha reunido cinco elementos fundamentales para enganchar a un público fiel, que pase lo que pase no se pierde su Puente Viejo.

1. Fácil reengancharse a la trama. El guion está pensando para que el espectador pueda incorporarse a la historia en cualquier instante. Es sencillo seguir las tramas. Puedes comprender lo que pasa en ‘La Casona’ mientras hablas por teléfono, friegas los platos, haces esgrima o juegas a la petanca. La ficción se entiende con facilidad y es fácil reengancharse si te pierde algún capítulo.

2. Épocas no vividas, pero soñadas. Cualquier tiempo pasado fue mejor en series como éstas: pues te llevan a otro tiempo donde todo parece más romántico, más épico y más pomposo. La ensoñación es clave. El envoltorio rococó de principios del siglo XX convierte a Puente Viejo en un paraíso para la imaginación nostálgica de un espectador que fantasea con unos años donde había más prejuicios, menos avances y, por tanto, también todo parece más intenso y es más fácil de trampear para el guionista.

3. Cantera de actores. El Secreto de Puente Viejo apuesta por nuevos talentos de la interpretación. Lo hacen sin temer que los personajes deban recitar parrafadas de diálogos que dan al guion un impulso en sentimentalismo vintage. Además, la serie sabe que la historia no se debe estirar gratuitamente: rompe con los protagonistas (matándolos si hace falta) y, en estos años, ha renovado su elenco para generar nuevos conflictos. De esta forma, se construyen temporadas que terminan en alto y movilizan grandes shares por la expectación cíclica.

4. El envoltorio acogedor. La serie ha ido creciendo hacia una fotografía más colorida, más clara, más resplandeciente y con una textura más suave. Menos plúmbea que otras producciones del mismo género, como fue Amar es para siempre. El espectador no es consciente, pero el resultado final de este envoltorio visual, al ser más luminoso, es más agradable de ver. También en la banda sonora, que en la memoria colectiva de la audiencia adulta suena a prestigiosas series de TVE de los ochenta, como Fortunata y Jacinta.

5. Clásicos de noveleros. No importa que los decorados evidencien su artificio, que la fuente de la plaza del pueblo parezca de cartón y que los figurantes estén perdidos y sobreactuados al fondo de las escenas: el ADN de Puente Viejo aprende de temas clásicos del culebrón, que son reconocibles y siempre funcionan: bodas, asesinatos, bodas con asesinatos, hijos ilegítimos, lucha de clases, amores prohibidos, enfermos que se hacen los enfermos, sacerdotes a lo Pájaro Espino… Los roles de los personajes están claros para conectar con la emoción más palpable del espectador.

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

TeleDiaria en Twitter