Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La escaleta de ‘El Objetivo’: así se consolida un prime time frente al desgaste político

11 junio 2017 - 22:34 - Autor:

La Sexta ha definido la noche de los domingos como franja de análisis informativo. La cadena verde no baja la guardia y, aunque decaiga el interés por los contenidos políticos tras la sobreinformación de los vaivenes electorales de los últimos años, mantiene contenidos pegados al servicio con la actualidad. Así, el espectador interioriza que los domingos es tiempo de información en La Sexta, ya sea con Salvados o El Objetivo.

De hecho, cuando no se emite el programa de Jordi Évole, el formato que dirige Ana Pastor arranca su emisión antes, a las 21.30h, una franja de mayor competencia que, sin embargo, no afecta al desarrollo de sus contenidos. Unos contenidos que no siempre es tan mainstream (de interés masivo) como se espera de una televisión generalista en abierto, pero que El Objetivo explica con inteligencia para que el espectador entienda los contextos.

Es lo que ha sucedido esta noche en la edición de El Objetivo dedicada a la moción de censura de Podemos. El programa no tiene prisa a la hora de entrar a la entrevista -plato fuerte del programa-, retrasa el grueso de cortes publicitarios al final de la emisión y primero introduce al espectador en el tema con el tiempo suficiente. Así en la mesa de Pastor se rescata de la hemeroteca las mociones de censura previas en democracia. De esta forma, el público recuerda o aprende precedentes a través de una narración curiosa. Incluso incorporando, con cierto sentido del humor y como complemento, casos más mediáticos y populares, casi folclóricos, como la moción que sufrió el Ayuntamiento de Marbella con Julian Muñoz de alcalde. De fondo, “se me enamora el alma” de la Pantoja, Isabel Pantoja.

Después de la introducción y contextualización, ya se va a la entrevista, con Irene Montero. Hablan de la moción de censura de Podemos, pero también de la actualidad del día. Con la habilidad de Ana Pastor de mover vídeos si toca, que van a colación de la declaración de un entrevistado que atiende a las preguntas y repreguntas de una periodista en busca de la concisión de unos políticos que dan mucho rodeo para despistar.

Pero El Objetivo no se pierde ni en despistes, ni en tertulias, ni en conchabanzas entre colaboradores amiguetes. El Objetivo va al dato, pero no se queda sólo en el dato, explicándolo al utilizar  los engranajes de las narrativas televisivas (grafismos, multipantalla, músicas, cortinillas temáticas que dinamizan el formato…) para que se entienda de forma llana, práctica y más atractiva cada asunto. Sin edulcorantes, pero también sin efectismos sensacionalistas. O, al menos, intentándolo. Y eso en la televisión frenética que vivimos, obsesionada con no defraudar en el buen dato de cuota de pantalla, es todo un objetivo logrado.

5 aprendizajes para un futuro periodista de la entrevista de Ana Pastor a Pablo Iglesias

@borjateran

Y ADEMÁS…

Las técnicas del show business que han incorporado los programas informativos en televisión

> Lo que tienen que estudiar en las facultades de Comunicación de Salvados

> 7 aciertos de la línea editorial de La Sexta

> Los 7 parecidos entre ‘Sálvame’ y ‘La Sexta Noche’

Los herederos de Espinete (que cayeron en el olvido)

11:07 - Autor:

Espinete sí existe. Es el gran muñeco de trapo de nuestra historia de la televisión, el único que pervive con fuerza en la memoria colectiva. Tanto ha marcado este puercoespín a varias generaciones que, tres décadas después del fin de su Barrio Sésamo, seguimos recordando sus rosadas púas.

Sin embargo, tras Espinete, han existido otros muñecos que llegaron con ganas de heredar su puesto. Las cadenas han pretendido crear nuevos personajes imaginarios icónicos,  identificables por el público y de los que es fácil comercializar un rentable merchandising posterior. Pero pocas veces estas nuevas mascotas han traspasado el cariño de la audiencia. Sólo los Electroduendes, Yupi -de Los mundos de Yupi, claro-, Los Lunnis y Trancas y Barrancas han destacado en un universo de muñecos catódicos que, pobres, nadie recuerda.

BLUKI

Fue el elegido. El sustituto oficial para sustituir a Espinete en el regreso de Barrio Sésamo a TVE. Protagonizó 130 capítulos del mítico programa, que se emitieron entre 1996 y 1999. Pero ni en los propios resúmenes nostálgicos de los programas infantiles de la cadena pública rescatan a este monstruito azul con aires gatunos. Aunque los noventa existieron y Bluki también. De hecho, el decorado que envolvía esta etapa de Barrio Sésamo, la última producida en un plató español, fue premiado como la mejor escenografía de todas las versiones del momento, reconocimiento otorgado por la propia productora original de Sesame Street.

SUPER Ñ

Tras la desaparición de Bluki, TVE decidió innovar en esto de los programas infantiles y apostar por personajes creados por ordenador. Se acabaron los muñecos de trapo con TPH Club (1999-2003), un formato diseñado y dirigido por Antoni D’Ocon, alma de series como Los Fruittis. Y como gran estrella del show: Super Ñ, que tenía todas las papeletas para ser el personaje más querido por los niños. Lo logró, pero sólo un ratito en este programa contenedor de dibujos animados en donde Paloma Lago se estrenó como contadora de cuentos. Eso sí que es innovar.

LA RATA DE WYOMING

Antes que Trancas y Barrancas, antes que Pablo Motos. Wyoming ya tuvo una marioneta que salía debajo de la mesa (o de donde cuadraba) para preguntar y repreguntar a los invitados gracias al ingenio de Moncho Alpuente, que era la voz y alma de este particular muñeco. Fue En la Azotea de Wyoming (2005), un late night que recreó, dentro del Estudio 10 de Prado del Rey, la solana de un mítico edificio de Gran Vía (justo el que ahora ocupa un famoso Primark). El programa pretendía recuperar la esencia de la televisión pública gamberra de los ochenta, aquella que retrataba la cultura sin miedo a una mirada crítica y autocrítica. No tuvo éxito, pero si se adelantó al atrevimiento de eso de incorporar un muñeco de trapo a un show de adultos. Aunque (casi) nadie lo recuerde.

PE

En 2009, Cuatro, el canal, estrenó un concurso cultural con una especie de robot que se pasaba de listo. Se llamaba Pe y recordaba, en plan artesanal, a Eve, la novia de Wall-e de la factoría Pixar. Un particular artefacto-mascota que funcionaba muy bien a nivel televisivo, pues se reía de los fallos de los concursantes con una acidez que enganchaba. A su lado, el presentador del concurso, Josep Lobató, que vivía un entretenido pique con la listilla de Pe, que no pasaba una. En total fueron 81 programas entretenidos pero, por lo que ha visto, olvidables.

Tal vez alguno de estos muñecos llegó demasiado pronto y no se entendió bien su propuesta, como la rata de Wyoming, otros simplemente no contaron con el grado travieso con el que Espinete se ganó la empatía del público. Porque Espinete es Espinete no sólo por su característico diseño, también por la cálida e ingenua personalidad que impregnó la actriz que dio vida a ese disfraz, Chelo Vivares.

> Las mentiras que nos creímos de los programas infantiles

> Espinete, víctima del amianto

Y ADEMÁS…

> Así fue la primera vez de Espinete en TV 

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

‘Barrio Sésamo’, ‘Dabadabadá’, ‘El Kiosco’… los programas infantiles de los ochenta a análisis

La bola de Cristal: el motivo por el que sería imposible emitir hoy

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

junio 2017
L M X J V S D
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

TeleDiaria en Twitter