Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El complejo de la televisión española que evidencia ‘Ninja Warrior’

17 junio 2017 - 0:03 - Autor:

  • Tras la expectación inicial, la segunda entrega ha cedido tres puntos de audiencia, liderando a la baja con un 15.4 por ciento de share y 2.037.000 espectadores en una noche de poca competencia televisiva.

El deporte es un espectáculo por sí solo. Y el nuevo concurso de Antena 3, Ninja Warrior, lo explota. Sin embargo, a la hora de la verdad los responsables del prime time televisivo incorporan participantes con dramas personales para dotar al programa de un supuesto interés extra por parte de la audiencia mayoritaria. Se trata de historias de superación, al más puro estilo del programa de testimonios de los años noventa, que pretenden emocionar al público más allá de la competición atlética que es el eje central del show.

El programa pone el foco en concursantes con enfermedades, relación con muertes dramáticas o accidentes crueles para tocar la fibra del televidente, como si no se confiara lo suficiente en la esencia del formato: superar una gyncana de efectistas pruebas físicas.

Es la contraindicación y complejo de una televisión generalista española que desvirtúa formatos que, en sus versiones originales, no duran más de 30 minutos y en nuestro país superan las dos horas.

Un problema de larga duración que se intenta solucionar fortaleciendo el contenido del juego con historias de personajes que supuestamente enriquecen el casting. Aunque, al final, el éxito de un programa de deporte está en que sus concursantes sean realmente buenos en el deporte que protagoniza el show. El espectador no quiere un casting en busca del morbo de la historia personal, el espectador quiere ser sorprendido con las cualidades deportivas de cada aspirante.

Porque un show de atletas debe dejar boquiabierto al público con atletas y el emocionante contenido que surge de su participación en las pruebas del programa. La historia personal no importa tanto como los responsables de la televisión a veces creen. El público quiere entretenerse y evadirse con la adrenalina de la destreza física que logra retos, no sufrir con la condescendencia de la lágrima fácil.

CRÍTICA: Ninja Warrior, lo mejor y lo peor de un concurso obsesionado con el ritmo televisivo

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

junio 2017
L M X J V S D
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

TeleDiaria en Twitter