Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Las asignaturas pendientes que deberá afrontar el próximo Presidente de consenso de RTVE

23 junio 2017 - 0:23 - Autor:

El Parlamento ha aprobado el regreso de una RTVE de consenso. Los grupos parlamentarios del PP, el PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y el PNV han alcanzado un acuerdo para llevar a cabo, en un plazo de tres meses, la renovación del Consejo de Administración de Radio Televisión Española y de su presidente. Será mediante una concurso público. Este nuevo sistema permite el desbloqueo en el caso de que no exista acuerdo entre los partidos para elegir el nombre del candidato. De nuevo, como en la etapa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el nuevo máximo responsable de RTVE saldrá bajo el respaldo de dos tercios del Parlamento. Sin imponerse con mayoría absoluta, como modificó el PP en 2012 para tomar el control de TVE sin necesidad de debate con las otras fuerzas políticas.

Ahora es, por tanto, la oportunidad de que TVE recupere la credibilidad social e impulse una industria audiovisual acomodada en un duopolio de dos grandes empresas, Atresmedia y Mediaset, que acaparan la gran parte de la producción cultural y de entretenimiento de nuestro país. El nuevo presidente del viejo ‘ente’ deberá romper clichés y crear un proyecto sostenible en plena revolución tecnológica y de consumo, pues la audiencia está dejando de ser un mero espectador para convertirse en usuario activo. Sin embargo, para lograrlo, la corporación pública necesita un proyecto que supere siete asignaturas pendientes que van más allá de la obvia pluralidad en informativos y el desarrollo de una programación de calidad.

1. La dictadura del audímetro

Sin publicidad, Televisión Española no debe medir el éxito o fracaso de sus programas comparándose con los datos de las cadenas privadas. Tras unos años en los que la cadena pública ha perdido visibilidad social, los nuevos gestores tendrán que realizar una programación que se aguante en emisión con la suficiente paciencia para ser conocida por el gran público. El triunfo o cancelación de los espacios deben ir unidos a su calidad y aporte social, no tanto a la insaciable cuota de pantalla.

2. Las nuevas ventanas

La televisión ya no sólo se consume por la televisión. TVE debe aprender de su historia creativa pero, al mismo tiempo, necesita desarrollar una plataforma más intuitiva para consumir todos sus contenidos online sin dar demasiados rodeos por la web. El sistema “a la carta” tiene que convertirse en un gran videoclub de uso sencillo e instintivo. Ahí estará la principal ventana de acceso a las series, programas de entretenimiento atemporales, la videoteca histórica y los documentales, que cada vez se buscan menos en la tradicional parrilla de la segunda cadena y donde TVE atesora uno de los archivos de mayor valor de producción propia en español del mundo.

3. La duración de los programas

Como cadena pública, la innovación es crucial en Televisión Española para impulsar la industria audiovisual y cultural de nuestro país. Ya se han dado pasos importantes con los capítulos en realidad virtual inmersiva de El Ministerio del Tiempo, pioneros a nivel mundial, pero también la cadena pública tiene que tomar la delantera a la hora de recuperar una programación que concilie sus horarios con el espectador con programas más cortos y un horario de máxima audiencia menos noctámbulo. Así, los formatos ganarán en calidad y serán más accesibles a todos los públicos, también a las nuevas generaciones acostumbradas a los consumos bajo demanda online.

4. Reunificación de los platós en Prado del Rey

Tras la pérdida de los míticos Estudios Buñuel, es imprescindible que TVE cree una estructura de platós en Prado del Rey. Ahora sólo está operativo el Estudio 5 (construido a finales de los años noventa) y el antiguo Estudio 2 (de los años sesenta). Para programas no hay más estudios libres. Es crucial recuperar cuanto antes el mítico Estudio 1 y el adyacente 3, además se están levantando dos nuevos platós de dimensiones medianas. No obstante, TVE también tendrá que plantearse diseñar otro plató de mayor tamaño en el lugar que ocupan los clausurados Estudios de Color, contaminados por amianto. De esta forma, unificando la producción en una emblemática factoría de entretenimiento, la cadena ahorrará costes y ganar un valioso valor: recuperar en los trabajadores la sensación de Televisión Española como creativa fábrica de televisión. Este detalle no es una peculiaridad menor, así se crean sinergias, se abaratan gastos de alquileres y los equipos se sienten más partícipes en la programación al vivir in situ el ir y venir de invitados, decorados y proyectos.  Al contrario que sucede en la actualidad, que la producción está tan disgregada en platós externos que no existe el mismo sentimiento de implicación con la cadena.

5. La creatividad sin riesgo no existe

Aunque, además, para generar esa implicación en la cadena, y que además el espectador se sienta orgulloso de su televisión pública, es fundamental que RTVE no vaya a rebufo de los contenidos de las cadenas privadas. La corporación necesita gestores pero, sobre todo, directivos con intuición para tomar el pulso a la sociedad y arriesgar en proyectos que sean complementarios a los que ya producen las emisoras privadas, prestando especial atención a la información en directo con más expertos y menos tertulianos, la inversión en espacios infantiles, la divulgación del deporte más minoritario, la innovación en formatos, la apuesta por series de autor de temporada cerrada (que el guion no siempre dependa de los altibajos de la audiencia) y la promoción de la cultura en todas sus variantes.

6. La cultura no son programas excluyentes

Tradicionalmente, la denominada “cultura” o los espacios para visibilizar a las minorías se relegaba a programas que jugaban en ligas menores, ya sea en La 2 o en emisiones a altas horas de la madrugada, para evitar que lo “culto” o “diferente” bajara la media de audiencia de la cadena. Sin embargo, el error estaba en narrar la cultura u otros espacios con un tono de conferencia aburrida. La función de TVE pasa por incorporar esa cultura o esas minorías, además de en sus informativos, a través de programas de entretenimiento que introduzcan de forma atractiva e inclusiva este tipo de contenidos. Con la naturalidad de la propia vida. Ya sea de la mano del humor en un late night abierto a la entrevista, con un magazine de tono juvenil gamberro o en ficciones que retraten la realidad de nuestro tiempo. Ya lo hizo TVE con obras clásicas como Anillos de Oro o Segunda Enseñanza y ya la hace también ahora con ficciones como Cuéntame cómo pasó o El Ministerio del Tiempo. Historias que realizan una radiografía brillante de nuestro pasado, nuestro presente e incluso nuestro porvenir.

7. La divulgación del significado de Televisión Española

El otro reto, probablemente el más desapercibido y, sin embargo, que será clave para el nuevo Presidente de RTVE está en divulgar mejor el sentido de una radio televisión pública, que se ha ido desvirtuando en los últimos años. Habrá que razonar mejor públicamente las decisiones, habrá que explicar mejor los resultados, empezando por esos datos de audiencia tradicional que ya no va directamente unidos a la buena o mala salud del producto en emisión desde una empresa como TVE. También la cadena deberá crear una imagen de marca más empática (en las últimas temporadas la imagen de continuidad ha pasado a plana y fría) y sacar la producción a la calle para hacer más partícipe a la sociedad de los micrófonos y las cámaras de RTVE.

RTVE puede recobrar su importancia de motor de una sociedad gracias a su poder para transmitir historias, sensaciones y retratar situaciones. Esa es la intangible rentabilidad social de una televisión pública que es intrínseca a nosotros mismos, patrimonio nacional que nos ha formado, informado, entretenido e incluso nos ha hecho pensar e imaginar. Y eso es vital para un país que quiere crecer en buena forma.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

Lo que debe aprender TVE de su propia historia

> Las 7 cualidades del buen fan de ‘El Ministerio del Tiempo’

La gran mentira de TVE

> 5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para lograr una TV pública mejor

> El derribo de los Estudios Buñuel: fotos y 22 vídeos de su historia en TVE

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

junio 2017
L M X J V S D
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

TeleDiaria en Twitter