Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Las cadenas de televisión superan el estigma de la ‘telebasura’

19 julio 2017 - 0:01 - Autor:

El término ‘telebasura‘ está en desuso. Fue en los años ochenta en Estados Unidos y, sobre todo a partir de los noventa, en España cuando esta denominación se instauró para catalogar aquellos programas que transgredían límites de la intimidad o caían en el espectáculo del morbo.

La prensa tradicional se apropió de la etiqueta de la ‘telebasura’ como herramienta que infravaloraba la televisión, poniendo el foco en criticar sus programas de corazón, late night o reality. El primer Gran Hermano se condenó incluso antes de nacer. La culpa de este movimiento anti-televisión estaba en que llegaban formatos que empezaban a experimentar con unas narrativas audiovisuales más feroces para atraer la atención del espectador y, de hecho, hasta los propios creadores trataran este tipo de productos con cierto sentimiento de inferioridad. De ahí que Mercedes Milá se creyera aquello de Gran Hermano como “experimento sociológico”. El complejo obligaba a disfrazar el show de interés social.

En cambio, esta misma prensa dejó fuera del cliché de ‘telebasura’ a otros tipos de formatos, como debates o informativos. Cuando, por ejemplo, manipular interesadamente una noticia también debería ser considerado como ‘telebasura’.

Porque hay muchos tipos de ‘telebasura’. No obstante, esta controvertida denominación de origen sólo se focalizó en idénticos géneros, como si todos los programas de un mismo tipo fueran negativos. Reality, malo. Documental, bueno. Programa de corazón, malo. Telediario, bueno. Pero existen documentales con contenido vacío que son ‘telebasura’ y, al mismo tiempo, programas de cotilleo que son brillantes. Así Sálvame ha logrado perpetuarse  en la parrilla del canal principal de Mediaset creando un surrealista culebrón de la España folclórica. Puede gustar más o menos, pero está hecho con una imaginación comercial que conquista el interés de la audiencia a un coste muy competitivo para Telecinco.

Al final, desde las esferas de la cultura más excluyente, se intentó utilizar el nombre de ‘telebasura’ para delimitar los contenidos televisivos de entretenimiento y frenar, con cierto afán de superioridad de la prensa tradicional, la transgresión dentro de la televisión de masas.

Pero ya no se escucha hablar de ‘telebasura’. El escenario mediático ha cambiado. Todos los medios han sucumbido a la búsqueda de la audiencia rápida, a base del clickbait (técnica para crear impactos que sumen tráfico fácil a páginas web). También la prensa clásica, con titulares que, a veces, poco o nada se diferencian a los cebos que utilizaba Aquí hay tomate en su edad dorada de Telecinco.

Aquellos que arremetieron contra la tele resumiéndola en ‘telebasura’ se olvidaron de que la diferencia entre buena o mala televisión no depende del género, sino de la calidad y la honestidad de las ideas que desarrolla cada programa y serie. El espectador no consume basura, consume ideas que aguantan en el tiempo si están bien cocinadas, ya sea un reality, ya sea un programa de corazón o ya sea un informativo. De ahí que ya pocos hablen desde sus tribunas de ‘telebasura’. La televisión ha madurado para ser una referencia cultural por encima de etiquetas que adoctrinan y frenan la experimentación en nuevas ideas. Los programas de entretenimiento ya no tienen tantos complejos consigo mismos y el espectador (inteligente), que los sintoniza, sabe que siempre tiene la posibilidad de cambiar de canal cuando toca. E incluso de apagar la tele.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Así manipula ‘Gran Hermano’ tus emociones

La adicción a las miserias ajenas. Seis claves del éxito de ‘Sálvame’

> La televisión ni-ni: el éxito de la audiencia que no exige

> Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

Lo que la televisión generalista en España debe aprender de Stranger Things de Netflix

> El futuro de las series españolas: la agonía de las audiencias tradicionales

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

Los negocios que aprovechan la frustración de los eliminados en el casting de ‘Operación Triunfo’

0:00 - Autor:

La primera parte del casting de la nueva edición de Operación Triunfo termina hoy con la segunda fase de las audiciones de Madrid. En total, 9.833 personas se han presentado a las pruebas en alguna de las nueve ciudades españolas donde se han realizado.

El equipo de casting del programa, liderado por Noemí Galera, ha recorrido Barcelona, Las Palmas de Gran Canaria, Palma de Mallorca, Valencia, Santiago de Compostela, Bilbao, Granada, Sevilla y, por último, Madrid. Pero, de las casi 10.000 personas que han acudido a las audiciones, sólo 380 han superado la primera criba. Así es la insaciable show televisivo, pocos son los que reúnen los requisitos de calidad vocal y personalidad artística que requiere el elenco protagonista de un programa de estas características. Como consecuencia, la gran mayoría de los asistentes se quedan fuera.

Sin embargo, la picaresca nacional siempre se abre camino ante la frustración que genera recibir un “no pasas a la siguiente fase”. Es más, en Madrid escuelas de canto y danza se han puesto a entregar folletos promocionales justo en el lugar por donde sales las personas que han sido eliminadas en el casting. Vamos, que estos pasquines, vienen a insinuar que “no lo has conseguido esta vez, pero apúntate a mi academia y triunfarás en la próxima gracias a mi enseñanza”:

Escuelas que aprovechan las horas bajas de haber sido rechazado como oportunidad de negocio para aquellos que lo seguirán intentando. Incluso, en esa misma salida del casting de OT, también se ha anunciado otra audición de artistas a través de extraños y amateurs panfletos. Son aquellos que ven una ocasión perfecta para vender o dar a conocer su proyecto aprovechando el chasco que genera abandonar un reputado casting por la puerta de atrás.

>>> Los errores recurrentes de un casting de ‘Operación Triunfo’ (que no debes cometer)

@borjateran

Y ADEMÁS…

> Los 5 elementos que han propiciado la catarsis colectiva del reencuentro de OT 

Por qué ‘Gran Hermano’ está siendo tan longevo en España y ‘Operación Triunfo’ no

> Lo que debe aprender TVE de su propia historia

5 prejuicios sobre TVE que debemos derribar para tener una televisión pública mejor

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

julio 2017
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

TeleDiaria en Twitter