Saltar al contenido

« ver todos los blogs

‘Juego de Tronos’: cuando las filtraciones y la piratería se convierten en promoción extra

16 agosto 2017 - 12:04 - Autor:

En HBO se están convirtiendo en víctimas de la piratería accidentada. Pero, cuidado, pues la piratería puede generar adicción si se traduce en excelentes resultados de audiencia y publicidad gratis para su ficción estandarte.

Hace unos días, se filtró desde la India un capítulo de Juego de Tronos (7×04). Los que lo vieron de forma ilegal con sus comentarios y spoilers en las redes sociales amplificaron la expectación por el episodio hasta convertirlo, en su emisión oficial, en el más visto de la historia de la producción.

Ahora, en la madrugada de esta noche, se ha producido una situación similar. HBO España ha publicado durante una hora el próximo episodio de Juego de Tronos. Los espectadores al quite han avanzado en sus redes lo que han visto. De nuevo, se alimenta un deseo especial por una ficción que se nutre constantemente del fervor de las redes sociales.

Y ya se sabe, asistir a una premier fortuita y degustar el manjar antes que nadie propicia un morbo especial en el espectador. No obstante, en nuestro país nadie ha filtrado el episodio en plataformas ilegales. En la delegación española de HBO pueden estar algo más tranquilos.

Aunque los grandes ejecutivos de HBO hace tiempo que perdieron el miedo a las descargas ilegales puntuales. Ya en 2015, sólo unas horas antes del estreno oficial de la quinta temporada, se colaron en la red cuatro capítulos. Ni uno ni dos ni tres… Los cuatro primeros del regreso del trono de hierro.

La filtración llegó en el momento exacto para lograr un impacto publicitario extra global. Los medios internacionales trataron el asunto, recordando el retorno de la serie incluso a los no asiduos al acontecimiento. Y, al fin y al cabo, la filtración fue consumida principalmente por los que nunca pagan por ver los capítulos, por los que se los iban a descargar ilegalmente de todos modos.

Mientras que el cine y las cadenas sufren serios problemas de rentabilidad por las descargas ilegales, quizá el caso de HBO es especialmente particular: en ocasiones, ha logrado retroalimentar su fama universal gracias a la piratería, que hace aún más icónicos y arrolladores sus productos.

La popularidad descomunal de Juego de tronos no sería tal si tantos millones de personas no la consumieran también ilegalmente. Y la cadena sigue siendo igualmente muy rentable, pues sus producciones son tan conocidas y redondas que generan beneficios de muchas maneras: en Estados Unidos su público fiel no falla, paga por ver el canal en primicia, e internacionalmente llenan aún más sus arcas con las ventas a canales extranjeros o la comercialización de DVDs y productos que rodean a la marca de sus series. Un caso peculiar del universo HBO, no extrapolable a otros canales o plataformas de pago.

Una filtración a tiempo y controlada puede generar una relevancia mucho más beneficiosa en estrategia de marketing.  Lo ocurrido hace unas horas ha sido casual, pero hace tiempo que HBO sabe que estos fallos del sistema pueden amplificar el interés por su reputada factoría de ficción. Al final, con estos accidentes se consigue que HBO y Juego de Tronos esté todos los días en la palestra de noticias y comentarios en redes, fundamental para mantenerse en el trono. El trono de hierro, claro.

@borjateran

Y ADEMÁS…

Netflix: así genera percepción de éxito (aunque no lo sea)

Lo que la televisión generalista en España debe aprender de Stranger Things

Las 5 dificultades que sufre el guionista de una serie española

El problema de las descargas ilegales: las claves del impopular debate que nadie se atrevía a abrir

Así sería ‘Verano Azul’ si se hubiera rodado hoy

‘Me lo dices o me lo cantas’: lo peor (y lo mejor) del fracaso de Telecinco

0:01 - Autor:

La resurrección del interés por los programas de divertimento musical llevó a Telecinco a dar luz verde a un nuevo proyecto, Me lo dices o me lo cantas, que tras varios retrasos en emisión se ha estrenado este verano.

A primera vista, la premisa del programa surge de una extraña mezcla de dos clásicos de la televisión en España: La Parodia Nacional y Tu cara me suena. Me lo dices o me lo cantas es un concurso de famosos caracterizados de políticos o personajes populares que interpretan canciones con sus letras modificadas en un intento de conseguir divertidos himnos que retraten la actualidad con humor.

Pero sólo un intento, pues el programa es un espacio que destroza canciones. Las letras son malas y, en algunos casos, no hacen ninguna gracia. Menos aún si pretenden hacer risa cantando sobre la escasez de medicinas en Venezuela. Como sucedió hace unas semanas en el programa de Telecinco.

Aunque, además de la pobre adaptación musical, el problema principal está en que las canciones suenan mal. El programa no es agradable de escuchar. Me lo dices o me lo cantas incumple el requisito fundamental de un show musical: que el espectador pueda subir el volumen de su televisor y disfrutar de una melodía interpretada por unos artistas con un mínimo de base vocal.

Me lo dices o me lo cantas aturulla, invitando al público al zaping. La realización visual no ayuda, bastante desordenada y cero artística. Tampoco la tétrica iluminación (el público parece formado por robots de color azul fosforito) y la escenografía, con buena intención aunque muy recargada de elementos.

Demasiado caos escénico y demasiados concursantes. Participantes que disfrazados (y algunos incluso sin disfrazar) son complicados de reconocer. Belinda Washington, Alyson Eckmann, Corina Randazzo, Xavier Deltell, Javier Martín, Hugo Salazar, Carmen Alcayde, Ken Apeldorn, Nagore Robles, Rebeca Pous, David Carrillo y Sergio Alcover son algunos de los nombres que componen el elenco primigenio de artistas, que ha dado forma a las caricaturas musicales a los que se ha terminado también uniendo Rocío Madrid y Roser para mejorar el desaguisado

Mucho talento reunido pero que no luce por un guion flojo en las letras de las canciones, probablemente por falta de presupuesto para contar con un equipo amplio de guionistas-letristas. El éxito de La Parodia Nacional estaba en que, como las chirigotas, se reía de los vaivenes políticos, sociales y de la prensa del corazón con letras identificables y entendibles por el espectador. Lo hacía en riguroso playback de cantantes profesionales para que el show fuera agradable de escuchar.

En Me lo dices o me lo cantas ni todas las letras son fáciles de comprender ni todas las canciones son sencillas de escuchar en un ruidoso plató en el que todo parece artificial y hasta el jurado, compuesto por Santi Millán, Yolanda Ramos, Jorge Cadaval y Cristina Rodríguez, denota poco entusiasmo con lo que ve o sufre.

El fracaso de audiencia de Me lo dices o me lo cantas, a pesar de no lidiar con grandes competidores en verano, se resume en que el talent show transmite un desorden visual pocas veces gracioso. Al final, la mejor aportación del show es que Telecinco ha incorporado una cortinilla con el logotipo del programa para dar paso a publicidad sin que los anuncios irrumpan de cuajo y maltraten el hilo argumental lógico de la emisión, como suele suceder en otros programas del mismo género. Algo es algo.

@borjateran

Y ADEMÁS…

> 6 elementos en los que no te has fijado y son imprescindibles para el éxito de ‘Tu cara me suena’

> 3 mentiras que ha derribado ‘Tu cara me suena’ en los viernes

Lo que TVE debe aprender de su propia historia

8 trucos de Chicho Ibáñez Serrador que siguen siendo modernos hoy

4 anomalías de la TV en España que hemos terminado interiorizando como normales

> Los elementos cruciales para el éxito en TV que se han olvidado

Las mentiras que nos creímos de los programas infantiles

> 22 vías de acción para la supervivencia de TVE

 >¿Qué tiene que aprender Antena 3 de Telecinco? ¿Y Telecinco de Antena 3?

Buscador

Suscríbete a este Blog

Ahora mis artículos en Lainformacion.com los puedes seguir en el siguiente link

http://www.lainformacion.com/opinion/borja-teran


borjateran.es

Borja Terán, editor


“Soy licenciado en periodismo y he trabajado como redactor, como ayudante de realización y también desarrollando contenidos en diferentes soportes (televisión, radio e Internet). Con la mirada siempre puesta en la creación, el estudio de los viejos y nuevos escenarios audiovisuales y el desarrollo de nuevos formatos para contar historias. Porque me temo que en mi partida de nacimiento ya constaba mi curiosidad infinita por los entresijos del mundo mediático.

Esa curiosidad es el cimiento de este blog dedicado a la televisión que nos toca vivir, sin dejar de recordar la del pasado y permitiéndonos soñar con la del futuro.”

agosto 2017
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

TeleDiaria en Twitter