Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Según The Wall Street Journal, los españoles no aceptan ofertas de trabajo porque se sienten cómodos en el paro

30 noviembre 2009 - 12:09 - Autor:

“La impresión de los españoles de que el desempleo es una condición natural no es el único factor por el cual aceptan con relativa calma el 20% de paro”, afirma The Wall Street Journal. “Además, hay un generoso sistema de beneficios que durante dos años paga entre el 80 y el 90% de los últimos salarios, haciendo que los desempleados no deseen aceptar ofertas de trabajo”.

Irwin Stelzer , director de política económica del Instituto Hudson, es quien firma este artículo de The Wall Street Journal titulado  ‘Spain’s chronic illness’ (La enfermedad crónica española). El economista hace un análisis de la realidad española, pintando un panorama que empieza por la caída de la construcción como motor de la economía. Pero critica especialmente el sistema de seguro de desempleo.  “Los empresarios son reacios a contratar personas que han vivido tan contentas durante dos años en el paro; y especialmente porque el empresario, si debe despedirlos,  tiene que pagar el equivalente a entre 30 y 45 días de indemnización de salario por cada año trabajado”.

El articulista no se explica cómo puede aguantar la economía española, pero encuentra la solución en la economía sumergida. Mucha gente sigue cobrando el seguro de desempleo, añade, y está trabajando en la economía sumergida. Según las fuentes que cita The Wall Street Journal (citando a un experto de Faes, el instituto de análisis del PP), la economia sumergida puede suponer el 20- 25% del PIB.

Jaime García Legaz, un asesor de Aznar, afirma en el artículo de Stelzer que” los españoles se han acostumbrado al paro y piensan que es una pandemia”. El artículo afirma incorrectamente que el paro nunca bajó del 9%. En realidad, a finales de 2007, llegó a estar por debajo del 8%.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas