Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Hagan sus apuestas en la Bolsa del terror

15 enero 2010 - 7:00 - Autor:

Si usted está seguro de que Osama bin Laden será capturado antes del 31 de marzo próximo, no deje pasar la oportunidad y apueste: puede ganar algo de dinero. Es una de las muchas apuestas que se pueden hacer en intrade.com, una web que no tiene prejuicios a la hora de jugarse el dinero, aunque sea en una guerra.

Podrá seguir las cotizaciones día a día. Hay apuestas más conservadoras, como que será capturado antes del 30 de junio y otra, antes del 30 de septiembre.

Si usted pincha en el nombre del terrorista más buscado del mundo verá cómo se cotiza su captura. Con gráfico, volumen, última cotización, en fin, se puede decir que Osama bin Laden es un valor para algunos. Lástima que el terrorista no conozca aquello de “dar valor al accionista” porque seguro que se dejaría atrapar.

Puede apostar a quién será el presidente de Estados Unidos en las próximas legislativas de 2012, o incluso si alguno de los países que integra el euro se dará de baja antes del 31 de diciembre de 2010. Ojo, cuando se da una fecha límite, sea Osama o el euro, se refiere al último segundo de ese día medido en el llamado Eastern Time, la hora oficial en la costa este de EEUU.

Y cosas más arriesgadas y peregrinas como a que nevará sobre el Central Park de Nueva York y que la capa de nieve sobrepasará las 35 pulgadas entre el 1 de noviembre de 2009 y el 30 de abril de este año. También puede apostar a que Sarah Palin será la candidata republicana a la presidencia de EEUU en 2012 o que Estados Unidos liberará este año al último prisionero de Guantánamo. Ideal para ludópatas.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas