Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La maratón es la mejor escuela de negocios

26 abril 2010 - 7:00 - Autor:

En las maratones, hay un momento en el cual el cuerpo comienza a devorarse a sí mismo. Sucede alrededor del kilómetro 30 de carrera y tiene una explicación fisiológica.

Nuestras células queman energía tomándola de los hidratos de carbono, el glucógeno. Y cuando se acaba la glucosa, comienza el festín de “agarra lo que puedas”. Es cuando las células empiezan a quemar el cuerpo. Ya no hay reservas de energía. En ese momento, se puede entrar en una pájara, o también notar una decadencia profunda. Se llama “la muralla”, “el muro”, “la pared”. Es el momento más difícil porque el corredor tiene que decidir si puede continuar o no.

A partir de ahí, llegar hasta el kilómetro 42,195 es cuestión de voluntad. Sólo de voluntad.

Yo lo comparo un poco con la vida profesional. Uno empieza casi como una diversión, sin responsabilidades y mirando el trabajo como un juego. A medida que nos desarrollamos profesionalmente, asuminos más responsabilidades y nuestras decisiones entran ya a escoger entre cosas verdaderamante difíciles. Nos enfrentamos a problemas gigantes, y a veces, ante esos problemas, sólo nos queda la determinación de resolverlos. Igual que una maratón.

Para mí la maratón es una estupenda escuela de negocios porque aprendes lo más importante: resistir en los peores momentos. Ideal para crisis como la actual.

Por eso recomiendo a todos hacer una maratón al menos una vez en la vida. De media son cuatro horas de carrera. Si hace sol como ayer, con temperaturas elevadas, la sensación de sed y agotamiento es mucho más profunda.

Pero ya se sabe: cuanto mayor es tu enemigo, más disfrutas la victoria.

Estas son unas cuantas fotos de la maratón de Madrid ayer. Hay muchas piernas. ¿Por qué? Porque son las verdaderas protagonistas.

Por cierto, ya saben que el nombre procede de una ciudad griega donde hubo una batalla. Uno de los soldados, Fidípides, corrió 42 kilómetros para avisar que los griegos habían ganado. Muchos le consideran el primer periodista: nada más enterarse, corrió a contarlo. El muy cotilla.

Nota: ayer solo fui a acompañar a las piernas. Corrí con ellas 6 kilómetros y les hice fotos. Hice la maratón de Madrid en 2007. También medias maratones, San Silvestre y algunas por el estilo.

Nerviosismo pedestre ante la salida.

Nerviosismo pedestre ante la salida.

Bípedos implumes verticales antes de echar a correr.

Bípedos implumes verticales antes de echar a correr.

Un paracaidista del Ejército desciende junto a Colón.

Un paracaidista del Ejército desciende junto a Colón.

La salida y los globos que marcan el tiempo de la carrera.

La salida y los globos que marcan el tiempo de la carrera.

Gracias a Dios, el Zorro estaba con nosotros.

Gracias a Dios, el Zorro estaba con nosotros.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas