Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Cómo titular un blog sin usar la palabra “sexo”

7 mayo 2010 - 8:07 - Autor:

Escandalizar, meter la palabra sexo, usar los personajes de moda como Belén Esteban, hablar de fútbol y citar la rivalidad Cristiano Ronaldo y Messi. Hay muchas formas de lanzar anzuelos en la red para que los pececitos incautos se acerquen. Pero los peces no son tontos. Si ven que allí no hay contenido, sabrán que ese pescador es un farsante.

He aquí varias formas de titular un blog sin ser estridente.

1. Escribe una frase corta. No debería pasar de una línea porque así llega más rápidamente la idea. A veces nos gusta extender las ideas como si fueran chicles, pero no funciona. De vez en cuando he titulado mis post con títulos de dos líneas, pero temo que no sea bueno por dos razones: en primer lugar, porque si va a ser destacado en otro sitio, como la portada de lainformacion.com, no va a caber en un espacio aún más reducido. Y en segundo lugar, porque los títulos cortos, si están bien condensados, son como eslóganes publicitarios y funcionan con mucha eficacia. Para probarlo, basta mirad los títulos de Menéame, en la sección las más populares en el último año.

2. Elabora listas. A los lectores les encantan las listas de cualquier cosas: las diez formas de hacer café; las cinco mejores jugadas de Messi; los 10 mandamientos para ligar; tres fórmulas eficientes de soñar; 20 claves para convencer a los demás…

3. Ofrece consejos prácticos. Transmitir el saber es una cualidad que se aprecia mucho en los blogs. Si sabes cómo convertir una Vespa en una Harley Davidson, adelante: explícalo en tu blog. Una de las pruebas es que la web Practicopedia, lanzada por la misma empresa que lanzó lainformacion.com, ha sido un éxito rotundo en apenas un año de vida. En ese caso, hay que meter en el título las siguientes palabras: “Trucos para…”, “Cómo conseguir que…”; “Consejos sencillos para…; “Aprende a…”.

4. No seas pesimista siempre. Los títulos pesimistas todo el tiempo acaban por agotar a los lectores. Se puede hablar de hundimiento y catástrofe cuando las cosas van mal, como ahora en la economía. Pero los cenizos permanentes no son del gusto de la comunidad. Tienen su grupo de lectores porque siempre hay alguien que tiene una visión del mundo armagedónica y busca a sus pares. A mí me cansan. De hecho, periódicamente trato de meter recopilaciones de noticias optimistas.

5. Las mentiras te destruyen. Si el título prometía una cosa, y el contenido refleja otra, es que estás engañando a los lectores. Aquí te pillan rápido. Lo único que consigues es que la gente te tache de “poco fiable”.

6. No metas las palabras sexo, Belén Esteban, Cristiano Ronaldo y Messi. Es una de las trampas más comunes: usar las palabras clave que están de moda rabiosa en estos momentos. Bueno, la verdad es que la palabra “sexo” siempre está de moda. Pero es ridículo hablar de los agujeros negros en el espacio y meter la palabra “sexo” para que la gente pinche la noticia. Los expertos en SEO, es decir, los que manejan la técnica de cómo engañar a los robots buscadores de palabras, saben que usando ciertas “keywords” se puede atraer más tráfico, más visitas. Puede ser. Pero las mejores visitas son aquellas que descubren un contenido de primera calidad. Serán tus fieles lectores. No hay que buscar lo fácil, o excitar la frivolidad que todos escondemos en nuestras glándulas. (Y aquí muchos dirán: “Usted no lo ha cumplido porque ha usado la palabra sexo en la portada”. Es verdad. Pero he sido honesto porque es un asunto que trato en el post. La verdad es que quería titular así: “Cómo titular un blog sin usar las palabras “sexo”, Cristiano Ronaldo, Messi, Belén Esteban y iPhone”. Era una paradoja porque usaba lo que recomendaba no usar. Me encantan esas paradojas o contradicciones. Pero al final era muy largo)

7. Habla de la actualidad. Los blogs más leídos siempre están comentando los asuntos más calientes: el volcán de Islandia, la crisis griega, la reunión de ZP con Rajoy, el hat trick de Ronaldo… Lo más actual quiere decir lo que interesa a la gente en ese momento, y asuntos sobre los que el pueblo se quiere formar una opinión, leer un comentario inteligente, o reírse con un chascarrillo.

8. Escribe el título al principio. Yo soy partidario de meditar un poco la idea, y redactar el título al principio. Mucha gente escribir su post y pone el título cuando ha terminado de escribir porque espera haberlo encontrado por el camino. De vez en cuando puede resultar eficiente, pero los post más claros y sólidos son aquellos que se escriben cuando se ha meditado y escrito el titular. Lo que sucede es que casi nadie medita unos segundos antes de escribir, y por eso, hay blogs que se te desgranan en los ojos, que se derrumban poco a poco. Primero hay que tener la idea, luego el título y al final, escribir el texto.

Nota: algunas de estas ideas las he tomado del blog de Hillel Fuld llamado Tech’n Marketing. Ahí, al final, incluso hay unos cuantos enlaces sobre cómo titular blogs.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas