Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Del Bosque, el triunfo del antijefe

13 julio 2010 - 7:00 - Autor:

¿El jefe ideal? Muchos dicen que es una persona que une a un equipo. Yo prefiero pensar que es la persona que evita que un equipo se desuna.

Porque la tendencia general de un grupo de personas en una empresa es a tirar cada uno por su lado, y lo único que les retiene es la obligación de acatar órdenes, el salario o la amenaza del despido.

Todos los que han sido jefes han reflexionado sobre las cualidades que hacen falta para que un grupo de personas trabaje en pos de un objetivo. Pero no es fácil lograrlo: las manías, los prejuicios, la mala comunicación, las órdenes estúpidas, las dudas, en fin, hay más presiones para desarmar un equipo que para armarlo.

Pero Vicente del Bosque lo ha hecho. Lo mejor de todo es que no ha empleado las térnicas que adoran muchos jefes tóxicos, esos que gritan, amenazan, acosan, se burlan o dejan marrones a los empleados.

Del Bosque ha confiado en el equipo incluso cuando muchos de los integrantes no creían en sí mismos. Cuando sustituyó a uno de sus jugadores lo hizo en el momento oportuno, y de un modo que el propio jugador lo entendía. Ha sido persistente, perseverante, y ha sorteado toda clase de críticas.

Lo más importante de un jefe es mantenerse en pie ante un mundo en ruinas, y transmitir esa tranquilidad. Ha logrado que un equipo asuma sin rencor que lo importante son todos juntos. Que por separado no valen. Todo lo contrario de esos jefes que se la pasan encomiando a unos, y aplastando a otros. Los que aman sentirse rodeados de pelotas (no precisamente de fútbol).

Lo mejor de todo, es que el triunfo de Del Bosque es el triunfo de la humilde espera y de la paciencia. Del Bosque fue despedido por Florentino Pérez porque “su librillo ha quedado antiguo“.

A los norteamericanos les encantaría contar ese ejemplo en los libros de gestión porque es el típico caso de un hombre que afronta un profundo fracaso: el despido.

Del Bosque animaba a sus jugadores diciendo que si perdían, no pasaba nada. Les mantuvo tranquilos incluso cuando Holanda agredió a todos con las peores formas que se han visto en un Mundial.

Las escuelas de negocios tienen una mina para investigar esa forma de dirigir y sacar a los demás lo mejor de sí mismos Es el antijefe porque ha echado por tierra el otro estilo, el que se llevaba hasta ahora, el jefe mandón, desorganizado, irresponsable, engreído, egocentrista.

Triunfó Del Bosque. El antijefe ha triunfado. Viva el antijefe.

(Lean el post que escribí hace unos meses pinchando aquí)

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas