Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Mensaje optimista (pero poco claro) de la sociedad civil al Rey

25 noviembre 2010 - 11:07 - Autor:

Un grupo de empresarios, científicos, expertos, economistas y periodistas congregados dentro de la Fundación Everis habían pedido una audiencia con el rey la semana pasada. Juan Carlos I se temió lo peor. Estos viene a pedir algo.

Era verdad: fueron a pedirle que les escuchara. ¿Escuchar solo? Traían con ellos un documento titulado “Un momento clave de oportunidad para construir entre todos la España admirada del futuro”. El rey seguramente quedaría sorprendido, porque en tiempos de crisis, cuando un grupo de 100 personas de la sociedad civil presenta un documento,  siempre es para quejarse. Estos venían con propuestas optimistas.

La prueba estaba en el subtítulo del documento: “Una visión optimista pero contundente de la Sociedad Civil española“.

¿Optimista? ¿Con la que está cayendo?

El animoso documento empieza diciendo que  la crisis no es la causa, sino que la crisis es el resultado. Lo explica así: “La crisis ha sido para España como la tormenta que coge por sorpresa y moja hasta los huesos al enfermo que ya lleva algún tiempo mostrando los primeros signos claros de fiebre y debilidad generalizada. Para el paciente-España, la crisis ni es el foco de la infección, ni siquiera es consecuencia única de la infección”.

Explica que en los últimos decenios España ha tenido un progreso fantástico. “La crisis debe servir al país para mantener una enorme confianza en su capacidad colectiva de superación y adaptación a la adversidad. Por otro lado, la madurez del país pasa por ver la presente crisis no como un problema, sino como una oportunidad inmejorable”.

¿Por qué una oportunidad ahora que las cosas van peor que nunca?  Porque, citando a John F McDonnel (el patrón de la empresa de aviónica), el documento añade: “Sin el acicate de una crisis o un periodo de gran tensión, la mayor parte de los colectivos – al igual que la mayor parte de las personas – es incapaz de cambiar los hábitos y actitudes de toda una vida».

A continuación el documento define el escenario externo al que se enfrenta España: mercados globales, cambios en el mapa geopolítico, escasez de recursos y 400 millones de hispanoparlantes.

El escenario interno: cambios tecnológicos que han dado origen a nativos digitales, envejecimiento de la población en medio de un estado del bienestar, protección del medio ambiente…

Pero poco a poco, el documento se transforma en un texto jeroglífico en el cual no se sabe muy bien qué quiere defender. Por ejemplo, expone que España está sometida a un cambio de escenario interno (que no he mencionado antes). Y está descrito de esta forma: “Paso de un sistema con un centro de gravedad único a un sistema sin centro de gravedad o, según se quiera ver, con múltiples centros de gravedad”.

¿Se refieren a las autonomías? ¿A las familias desnuclearizada? ¿A la Unión Europea?

Para afrontar estos escenarios, el documento sitúa a España en el medio de la carrera mundial: no es un país líder ni en madurez ni en oportunidades, “poco atractivo para empresas, iniciativas, inversiones y talento”.

Es decir, en España íbamos por buen camino, transformándonos en una economía avanzada, pero nos hemos quedado a mitad de camino. Ahora, un grupo de países compiten con España en precios (los emergentes), y España no se ha desarrollado lo suficiente como para estar a la altura de los grandes. Tenemos un modelo agotado. Si seguimos así, en el 2020 seremos un país con menos valor que ahora, que antes de la crisis, dice el documento de una forma muy gráfica.

La propuesta de TransformaEspaña consiste en poner en marcha una serie de actitudes y actividades para que este país no se extinga. ¿Cuáles son los principales retos? He aquí la lista.

Definición de una identidad productiva singular para el país
Refuerzo de la Sociedad del Talento global
Mejora de la productividad total de los factores
Sofisticación de la oferta en bienes y servicios
Definición de un modelo de Estado del Bienestar responsable (equilibrado y sostenible)
Sofisticación sostenible de la demanda
Acercamiento al Ciudadano y personalización del modelo de bienestar
Sostenibilidad económico-financiera
Sostenibilidad social
Sostenibilidad medioambiental
Posicionamiento-país positivo, singular y creíble
Capitalización del posicionamiento geoestratégico del país
Exposición y movilidad globales
Representatividad, equilibrio e independencia de Poderes
Fiabilidad y adaptabilidad de las instituciones
Corresponsabilidad (ciudadana y administrativa) entre derechos y deberes

El documento, que arranca con símiles claros, se pierde poco a poco en la enumeración filosófica-económica de qué espíritu debe envolver esta actitud. Por ejemplo, hay frases dignas de Heidegger: “Vertebrar el Modelo Productivo sobre la agregación completa de valor a personas y conocimiento; bienes y servicios; capital financiero; y marca-país. El análisis de España ha revelado que la maximización de la creación de valor en estos cuatro ejes ya forma parte de la agenda del país. Sin embargo, las oportunidades de mejora que se han observado en todos los ejes, llevan a la necesidad de repensar el modelo-país ubicando la agregación completa de valor para los cuatro ejes como espina dorsal del Modelo Productivo de España.”

En resumen, el documento dice que hay que actuar y estos son los ocho campos de actuación:

1 Crear una sociedad de talentos

2 Ser más competitivos gracias a I+D

3 Nuevo modelo de Estado de Bienestar (parece que intenta decir en este punto oscuro que el ciudadano debería ser más consciente de lo que cuesta mantener la sanidad)

4 Crear capital financiero inteligente (parece que intenta decir que menos especulación, y más apuesta por proyectos tecnológicos relacionados con la economía del Conocimiento)

5 Administraciones eficientes

6 Crear nueva Marca País

7 Estrategia de estado a largo plazo que no dependa de gobiernos que se eligen cada cuatro años

8 Mayor participación ciudadana

El documento termina tratando de devolver la confianza a los españoles, y lanza una frase de Virgilio. “Pueden porque creen que pueden”.

La idea de volver a crear confianza en los españoles y devolver el optimismo, es lo más elogiable del documento. Pero en el momento en que trata de exponer los retos y las vías para hacerlo, parece que tiene miedo de mencionar reformas que se parezcan demasiado a un documento de la CEOE, o incluso, parece que tienen miedo de proponer un cambio del concepto de estado mismo, o de Europa.

Un documento más corto y más claro, habría resuelto el problema de la comprensión. Si se representa a la Sociedad Civil hay que escribir para el Pueblo, no para la Sofisticada Sociedad Civil.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas