Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Petróleo a 150 dólares?

24 febrero 2011 - 10:56 - Autor:

En diciembre de 2007, cuando nadie hablaba de crisis salvo Luis Garicano y otros economistas, el barril de crudo Brent valía unos 89 dólares. En julio del año siguiente, en 2008, escaló al mayor nivel nunca conocido: unos 144 dólares.

No había estallidos bélicos en ningún país árabe sino que 2.300 millones de personas se habían puesto de acuerdo en consumir más gasolina. Esa cifra procede de la suma de los habitantes de China e India, cuyas economías en aquella época estaban creciendo a ritmos colosales. Más crecimiento, más demanda de energía.

Como la memoria es lo primero que se pierde con los años, pocos se acuerdan de que en julio de 2008 estallaron unas huelgas salvajes de los transportistas que colapsaron las grandes ciudades de España. Protestaban por la subida de los carburantes. Dado que las mercancías de los supermercados se traen en camiones, llenos de pánico, miles de  ciudadanos se lanzaron a los supermercados a comprar productos de primera necesidad, preparándose para una larga temporada de sequía alimentaria, como hacían nuestros abuelos en la guerra civil.

Las portadas de los periódicos amanecieron varios días con fotos de estanterías vacías.

Fue un caos bíblico.

¿Y ahora?

El precio del barril de Brent, que es el que marca los precios de Europa, estaba a principios de diciembre del año pasado al mismo nivel que en 2007: cerca de 90 dólares. Y luego ha ido subiendo igual que en 2007-2008. (pinchar aquí para conocer su evolución en los últimos años).

En febrero de este año el barril ya está por encima de los 100 dólares, cosa que en 2008 no sucedió hasta marzo. Aunque no se pueden hacer similitudes entre un año y otro, existen cosas preocupantes.

1. China e India siguen teniendo altos índices de crecimiento.

2. Hay algo nuevo: conflicto en el norte de Africa que se ha extendido a algunos países del Golfo Pérsico, productores de petróleo como Bahréin.

¿Pánico? Por ahora no tanto pues Arabia Saudí, el mayor exportador mundial, ha dicho que tiene medios para recuperar la posible caída de producción de Libia (un 2% del mundo) y de Bahréin. Pero un artículo de The New York Times no daba mucho margen a Arabia Saudí porque según sus cálculos, el barril está 20 dólares por encima del nivel que los árabes pueden manejar  con facilidad.

Mientras, el barril sigue subiendo: en el mercado de futuros el barril de Brent ya está a 111 dólares, lo cual representa una subida notable en muy pocas semanas.

Los intermediarios ya están haciendo sus apuestas: la web americana Money Morning anima a los inversores a tomar posiciones pensando ya en un barril a 150 dólares, igual que en 2008. En su último informe dice que en julio de este año llegará a esa cifra. ¿Exagerados? No mucho si se compara con los 200 dólares de los que está hablando el banco de inversión japonés Nomura. Si Argelia y Libia dejaran de producir, llegaríamos a esa cifra según cita hoy el diario El País.

Weiss Research, un portal para inversores, también dice que hay que tomar posiciones porque el barril europeo va a subir. Y muestra un video con explicaciones.

Pero para The Wall Street Journal esto puede significar un parón en el crecimiento norteamericano, que venía teniendo signos positivos. Precios del crudo más alto, incremento de precios de todas las materias, subida de la inflación, retracción del consumo. Justo lo que no necesita EEUU en estos momentos.

Y hace la siguiente reflexión que nos hacemos todos: si este conflicto sigue disparando los precios nos podemos encontrar con lo que sucedió en 1973 y 1979, dos recesiones de caballo en la economía mundial causadas por sendas subidas del crudo. ¿Se repetirán?

El problema es que, si se repiten, en España ni siquiera habíamos empezado a recuperarnos.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas