Saltar al contenido

« ver todos los blogs

La cruda realidad, en frases de Bono

5 septiembre 2011 - 9:28 - Autor:

¿Por qué hubo tanta urgencia en retocar la Constitución para limitar los gastos del Estado? ¿Presiones de Alemania y Francia? ¿Habíamos entrado en alerta roja económica?

Eso parece al leer la entrevista que ayer le hizo El Mundo a, José Bono, presidente del Congreso. Estos son los extractos más importantes, los cuales explican por qué hemos llegado aquí.

“Cada día que amanece y abren los mercados, las administraciojnes públicas españolas piden prestados 600 millones de euros para financiarse. Eso no hay país que lo soporte”.

“¿Hacen falta tantas televisiones locales, provinciales, regionales, pagadas con los impuestos?”

“¿Qué problemas tienen los riojanos, asturianos o murcianos por no tener diputación?”

“¿Tienen razón de ser miles de municipios con menos de 500 habitantes y con secretario, auxiliar, Policía...?”

“Corregir es de sabios, y mantener el error es de estúpidos”.

“Quien piense que nuestro país es una isla económica se equivoca”.

“Si tienes que pedir prestado debes garantizar que puedes devolverlo. En caso contrario no te prestan y te mueres”.

“Hay que poner límite a la capacidad de disponer de lo que no se tiene”.

“Ni una persona, ni una familia, ni un pueblo pueden permanentemente pedir prestado por encima de sus posibilidades”.

(Mi Twitter para los que piensan que hay que seguir endeudándose sin freno:

http://twitter.com/#!/ojomagico

O en el periódico:

http://twitter.com/#!/la_informacion )

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas