Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Las extrañas razones de Izquierda Unida para no defender a una empresa española

21 abril 2012 - 6:00 - Autor:

Cuando la presidenta argentina anunció un proyecto para expropiar YPF a Repsol, el Gobierno español salió en defensa de la empresa española. La Eurocámara también. Creo que la mayoría de los españoles apoya a la empresa. Y entonces llega Izquierda Unida y dice que “es una vergüenza que el Gobierno defienda a Repsol”.

¿Vergüenza por qué?

Estas son las razones de IU y a continuación están las mías.

1. Según IU, Repsol YPF no es una empresa española sino una entidad privada de distintas nacionalidades. Y aduce que más del 50% del capital es extranjero.

Claro, y por esa misma razón Apple no es norteamericana, Shell no es británica,  y Santander no es un banco español. La inmensa mayoría de las grandes empresas del mundo tiene el capital repartido entre muchos accionistas, nacionales y extranjeros. Es más, la inmensa mayoría de las empresas de tecnología tiene a sus cerebros en EEUU o Europa, y a sus fábricas en China. ¿Son chinas por eso?

2. Según IU, no están enfrentados los intereses de dos países sino de una nación contra los intereses privados de una empresa. Razón por la cual no merece defender a ésta.

Y díganme, ¿es más legítimo defender a un estado que a una empresa? Pienso que da igual si es el estado argentino o ruso, porque si ese estado ha cometido un abuso contra una empresa, habrá que defender a ésta, ¿no?

3. Según IU, no se puede defender a una empresa o a un banco, porque “no comparten los beneficios con el resto de la sociedad”.

¿Ah, no? Entonces los salarios que pagan esas empresas a miles de trabajadores, los impuestos que abonan los mismos al estado directamente por el IRPF e indirectamente con el IVA, los impuestos a los beneficios que paga la empresa, los dividendos que cobran miles de personas tras pagar más impuestos (muchos pensionistas, por cierto), y la riqueza que aportan a la economía, todo eso, ¿qué es? ¿Maleficios?

4. Según IU, “no es la guerra de los trabajadores españoles”.

O sea, que si cualquier país del mundo decide sin razón expropiar a una empresa española, hay que quedarse cruzados de brazos y dejar que esas propiedades pasen a manos de un estado, por cierto, dirigido y gestionado por seres de carne y hueso, que suelen ser quienes más se benefician de ordeñar a las empresas nacionalizadas. Caso de Cuba o de Venezuela. Y a los trabajadores de esas empresas, ¿quién los defiende?

5. Según el coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, el gobierno argentino tiene el derecho a gobernar como quiera.

Claro, tomando al pie de la letra esta afirmación, si el gobierno argentino decide quitar tierras a los agricultores, adjudicar a dedo grandes contratos, o nacionalizar empresas de tecnología contraviniendo la seguridad jurídica admitida nacional o  internacionalmente, hay que dejarlo que lo haga porque no es español. Allá ellos. No, perdón, hay que gritar y protestar de la misma manera que se grita cuando se detecta un abuso, venga de donde venga. Nadie tiene derecho a gobernar ‘como quiera’.

6. Según IU, los estados nacionales tienen el derecho soberano a gestionar sus recursos naturales, refiriéndose a los supuestos enormes yacimientos en Vaca Muerta.

Muy razonable, pero quien descubrió esas enormes reservas naturales en Argentina fue una empresa privada llamada YPF Repsol, no las perforadoras del estado argetino. Alguna ventaja habrá que concederle a RepsolY PF por haber encontrado ese tesoro, ¿no?

La eficacia antes que los prejuicios

En fin, no hay cosa peor que tener prejuicios ideológicos. Si un partido no cree en la propiedad privada ni en las empresas, lógicamente jamás apoyará a las empresas o a la propiedad privada. Gran error, porque lo que se debe apoyar es la eficacia, el crecimiento y la aportación de riqueza de una empresa al conjunto del país. Sea pública o privada.

Por cierto, hace muchos años, un gobierno decidió expropiar empresas y propiedades porque necesitaba hacer una revolución. Pero otro  gobierno decidió que eso era ilegal según el derecho internacional, y que no se podía expropiar por las buenas.

¿Saben a qué me refiero? Al famoso embargo americano a Cuba. En 1959 Fidel Castro se adueñó de propiedades y empresas norteamericanas tras la revolución. Para EEUU, meca de la propiedad privada y de la libre empresa, eso como quemar y escupir su bandera. Respondieron con un cruel embargo. Y no han dado un paso atrás en más de 50 años. El mensaje: con el Tío Sam no se juega.

Último punto del debate, expropiar ¿es un delito? No. El gobierno español expropia todos los años tierras para construir obras públicas: autopistas, presas, o vías de tren.

Es más, el gobierno español ha nacionalizado parte de su sistema financiero en los últimos años para evitar el colapso del mismo.

Expropiar no es el problema. Argentina tiene todo el derecho del mundo a expropiar y a nacionalizar, si es a eso a lo que se refería Izquierda Unida. Sí, pero, incluso las expropiaciones y las nacionalizaciones tienen sus reglas.

(Si tienen aún dudas, recomiendo a IU leer este post sobre la expropiación de Repsol. Está escrito por el profesor Xavier Sala i Martín).

@ojomagico es el director de lainformacion.com

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas