Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Twitter: otro ejemplo que rompe los viejos esquemas de negocio

13 septiembre 2013 - 9:26 - Autor:

Cuando Sheryl Sandberg desembarcó en Facebook en 2008 como directora de operaciones, y preguntó por los beneficios, más o menos le dijeron esto: “¿Beneficios? Tía, eso ya llegará luego”.

La compañía creada por Mark Zuckerberg no ganaba dinero. Sólo seguidores. Claro, era gratis.

Lo mismo puede decirse de WhatsApp. Este sistema de micromensajes es gratuito y ya tiene millones de clientes. Ha arruinado los sms de las operadoras. Claro, es gratis. No se conocen sus cifras y si gana dinero.

¿Y Twitter? La red de microblogging nació en 2005, y durante muchos años le dieron vueltas para ver cómo podía obtener ingresos. Tiene casi 300 millones de seguidores. Claro, es gratis. El año pasado, según fuentes no oficiales, ya obtuvo 100 millones de dólares de ingresos en el último trimestre mediante mensaje patrocinados. Nadie sabe cuánto gana.

Es decir, internet ha cambiado la forma de hacer negocios. El modelo antiguo consistía en tener una idea, buscar inversores (o poner tu dinero) y montar tu negocio. Hasta ahí no ha cambiado.

Pero luego tenías que buscar clientes. Como nadie te conocía, entonces tenías que invertir en marketing, patearte los mercados, enseñar tu producto, poner un escaparate bonito, hacer degustaciones… Y poco a poco ibas ganando clientes, a los que cobrabas desde el primer día. Todo eso te costaba un dineral y los resultados llegaban lentamente.

Ahí es donde internet cambia las reglas: los clientes llegan solos porque este medio permite que la gente te conozca rapidamente, mundialmente, a través del boca a oreja. Google no puso anuncios. Facebook tampoco. Twitter mucho menos. La gente lo conoció y como gustaba ese invento, tu marca se hacía popular en cuestión de semanas. Claro, era gratis.

No falla: los clientes te llegan en masa. Pero tú sigues dándole vueltas a cómo ganar dinero. ¿Y de qué vives? De la cantidad de inversores que te ponen dinero porque creen que se van a forrar tarde o temprano.

Facebook se fundó en 2004 pero no ganó dinero hasta 2010. Mientras tanto, desde Microsoft hasta fondos de capital riesgo fueron inyectando dinero en ampliaciones de capital.

Con Twitter sucedió lo mismo. Se creó en 2006 pero no fue hasta 2010 cuando introdujo los tuits patrocinados. Ahora quiere salir a bolsa y tendrá que mostrar sus cuentas. Se habla de un valor de 10.000 millones de dólares. Algo exagerado si se tiene en cuenta, según The New York Times, este año podría facturar 600 millones de dólares.

Pero que sean ahora modelos de negocio no quiere decir que sean un chollo en Bolsa. Facebook llegó a cotizar mucho tiempo por debajo de su valor de salida. Groupon nació en 2008 y salió a bolsa en 2011. Los analistas no ven claro su modelo de negocio y califican el comportamiento en bolsa como “un desastre”.

Es decir, internet es la forma más corta que se ha inventado para darte a conocer a bajo precio y crear una base respetable de clientes. Incluso inmensa. Claro, es gratis. Eso hace triunfar a muchas.

Pero a la larga, tienes que demostrar que detrás de lo gratis, había una forma de ganar dinero. En eso, internet es igual que los viejos modelos de negocio. En el fondo, nada es gratis.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas