Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Esta imagen muestra la gran revolución del conocimiento humano

4 septiembre 2014 - 9:22 - Autor:

Cualquier estudiante universitario allá por el año 2000, se iba a una biblioteca cuando tenía que preparar un trabajo sobre, por ejemplo, los escritores españoles de siglo de Oro. Consultaba libros de historia de la literatura, pero sobre todo enciclopedias, porque era un forma resumida de entrar en contacto con el tema.

Miren lo que pasa ahora en  las bibliotecas. ¿Alguien consulta  las enciclopedias? Son los libros menos leídos de una biblioteca. La gente resuelve sus dudas metiéndose en Wikipedia y usando el wifi gratuito de la biblioteca.

Las enciclopedias de papel están desfasadas, tienen menos información que Wikipedia y ocupan mucho espacio. Y sobre todo son lentas: cronómetro en mano, se tarda menos en consultar cualquier dato en Wikipedia, que abrir, hojear y leer algo en una enciclopedia de papel.

Además, antes no tenías a mano las viejas enciclopedias cuando las necesitabas, pero ahora puedes consultar Wikipedia en el metro, en el autobús o en un parque de atracciones.

Las familias con recursos más modestos no podían permitirse la voluminosa enciclopedia Espasa. Solo pequeñas enciclopedias. En cambio, Wikipedia es gratuita. Es la más democrática de las enciclopedias.

Para llenar de contenido a las viejas enciclopedias, se escogía a un grupo de eruditos que costaban mucho dinero. Luego había que revisar, maquetar, imprimir y distribuir. Wikipedia la escriben de forma gratuita miles de personas en todo el mundo. Muchos de ellos son profesores. Y cualquiera puede hacerlo. ¿Es menos exacta? Ya se han hecho muchos estudios. A pesar de sus fallos, Wikipedia es bastante fiable.

Las enciclopedias no habían cambiado desde el siglo XVIII, cuando dos franceses decidieron reunir el conocimiento humano en unos tomos de papel.

Wikipedia nació en 2001 y ha supuesto uno de los mayores saltos en la expansión del conocimiento humano porque es más rápida, más extensa y se renueva cada segundo. Un ejemplo: si hoy surgiera un deportista que culminase una gran hazaña, aparecería en Wikipedia en cuestión de segundos. En una enciclopedia de papel, tardaría meses, y lo haría en un tomo adjunto que habría que comprar.

Por eso, el otro día no pude resistir la tentación de tomar una foto de todos estos tomos apilados en una biblioteca. De esa imagen de viejas enciclopedias hasta Wikipedia, hay uno de los mayores saltos en el conocimiento humano. Mucho mayor que el que supuso la invención de la imprenta. Hace cinco siglos, muy pocas personas sabían leer. Hoy, la proporción es mucho mayor.

Wikipedia apenas tiene 13 años de vida, nació diez años después de internet y su impacto ya es mundial. El libro tardó muchas décadas en expandirse por Europa, y La Enciclopedia de Diderot llegó tres siglos después de que se inventase la imprenta.

Si alguien se propusiera leer y memorizar cada día un par de entradas de Wikipedia, propulsaría su conocimiento a alturas considerables en muy poco tiempo.

Si quieren un buen libro sobre lo que supuso la revolución desde la Imprenta hasta nuestros días, no se pierdan Historia Social del Conocimento, de Peter Burke.

Les dejo una entrevista que le hice.

-La enseñanza on line va a fastidiar el negocio de muchas universidades de ladrillo

Seguir a @ojomagico

 

.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas