Saltar al contenido

« ver todos los blogs

El coche sin conductor hará que los niños del futuro se rían de nosotros

17 mayo 2015 - 6:00 - Autor:

Hace poco pude manejar un coche que tiene los últimos adelantos técnicos: asistente en carretera en caso de que te saltes tu carril, frenado a distancia ante el coche delantero, sistema de aparcamiento automático, frenado automático en cuestas, aviso de cansancio del conductor, luces que  detectan otro coche…

Son extras que ya se pueden incluir en muchos coches. Nada revolucionario. Pero esa es la historia del automóvil: hemos pasado de subirnos a cosas tontas con un motor, un volante y unas ruedas, a máquinas que hacen muchas cosas por nosotros.

Falta aún que conduzcan por nosotros. Los aviones ya lo hacen. Los trenes ya lo hacen. Los coches aún no. ¿Por qué?

No lo sé.

Lo que sé es que la mayor parte de los accidentes ocurren por errores humanos.

Eso es lo que ha animado a Google a inventar un coche autónonomo sin conductor que empezará a circular en forma de prototipo este verano por Mountain View (ver video abajo), la localidad donde tiene su sede Google.

Pienso que así serán los coches del futuro.

Es más, los que me conocen, saben que suelo contar el siguiente cuento futurista:

Dentro de muchos años, los nietos de los jóvenes millenials de hoy les dirán lo siguiente: “Abuelo, cuéntanos eso de que en tu época conducías el vehículo tú solo por las carreteras. ¿No te daba miedo?”.

Y el abuelo les explicará que no le daba miedo, que él mismo pasaba muchas horas, que a veces se dormía al volante…

“¿Y los amigos tuyos que murieron?”

“Sí, eso era terrible: en mi época fallecía mucha gente en la carretera”.

¿Por qué?

Por los descuidos, el cansancio, las copas, el móvil…

¿Y por qué no conducíais coches autónomos?

Porque aún no existían. Eso es el progreso.

Y los nietos se quedarán boquiabiertos escuchando esta historia. Se reirán de sus abuelos, como nosotros nos mofamos de los abuelos que empezaron a conducir los primeros 600 sin cinturón de seguridad.

Pero estoy seguro de que ese será el coche del futuro. En parte, ya los tenemos aquí.

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas