Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Rivera e Iglesias contra Rajoy y Sánchez: el nuevo comunicador contra el viejo

29 mayo 2015 - 22:36 - Autor:

 

Si hay algo que en verdad ha cambiado en estas elecciones es que hay dos estilos de comunicación política:

de un lado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, políticos que hablan sin papel, oradores natos, capaces de atrapar la atención con sus palabras;

y del otro lado, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, políticos de plástico, que no conectan con el público, y que no saben hablar sin un papel delante…

Hace muchos años que no había políticos que pusieran en marcha un nuevo estilo de comunicación. Oradores. Agitadores populares. Ya nos habíamos acostumbrados a los comunicadores grises. Al medio tono. A los debates sosos.

Pero uno veía los vídeos de Obama, de Chávez y hasta de Vaorufakis, y pensaba que España estaba a años luz de esa gente. ¿Han visto el video de Obama en su estreno en la convención demócrata de 2004? Contó una historia: la de su vida y la de millones de norteamericanos.

Dejó boquiabiertos a todos. Nadie se esperaba ese dominio de la palabras. Del gesto. De la retórica. Se metió a miles de personas en el bolsillo en unos minutos.

Y luego dio en el discurso del día de la Victoria el 4 de noviembre de 2008, en Chicago. Ha  quedado como uno de los mejores discursos de la historia. Se ganó hasta una entrada en Wikipedia.

Pero nada de esto pasaba en España. Era un país con políticos aburridos. Con oradores aburridos. Con discursos aburridos.

Hasta ahora.

Los periodistas estamos encantados. Y eso se nota porque cuando aparecen Rivera o Iglesias: las cámaras salen corriendo dejando a otros políticos con la palabra en la boca. Con esto no quiero o decir que sus programas sean mejores, o que sus promesas son fascinantes. No.

Solo digo que son grandes comunicadores.

Los políticos españoles se han pasado semanas y meses yendo a cursos de oratoria, a clases de hablar en público y a charlas de motivación. No esta mal. Pero no acaban de salir de su agarrotamiento. Son demasiado impostados. Tienen miedo a equivocarse.

A medida que los nuevos fenómenos políticos se vayan imponiendo, los viejos políticos se verán obligados a cambiar el mensaje y la forma de decirlo. Si no lo hacen así, van a convertirse en los dinosaurios de la política.

 

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas