Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Qué pasará con Seat y otras divertidas opiniones de los independentistas

10 septiembre 2015 - 7:23 - Autor:

Los independentistas catalanes tienen todo el derecho del mundo a desear la independencia. Incluso a hacer proselitismo. Pero no a mentir. Deberían decir a la sociedad catalana la verdad. Pero en lugar de eso se inventan cosas como estas.

1. Seat no saldrá afectada. Como la mayor parte de las ventas son a Alemania o al resto de Europa, los independentistas piensan que la empresa apenas sufrirá. Lo que no dicen es que, actualmente, esas ventas no pagan ningún tipo de arancel porque están dentro de la UE y de la Eurozona. En un estado independiente, pagarían aranceles como si vinieran de Rusia. Los Seat no serían tan competitivos. Sería más competitiva la fábrica de Eslovaquia que está en la UE y donde ya se fabrican los Seat.

2. Seguiremos en el euro. Es la gran mentira. Una cosa es usar euros, y otra tener el paraguas del euro. Desde Venezuela a Argentina usan dólares porque nadie cree en sus monedas locales. Pero el Tesoro de EEUU no les cubre, ni dota a sus bancos de fondos, ni acepta sus colaterales. Lo mismo pasará con el euro. Un país fuera de la UE puede usar el euro, como lo hicieron los países balcánicos. Pero ni el Banco Central Europeo les puede ayudar, ni pueden acudir a él a por dinero cuando lo necesiten por ejemplo, para endeudarse.

3. Nuestro turismo no sufrirá. Quizá no caigan las visitas estrepitosamente, pero desde luego los turistas sufrirán colas en las fronteras porque existirán aduanas en Francia y en España. Se identificarán a los que intenten entrar o salir, como pasa con Estados Unidos o Marruecos.

4. No huirán los capitales. Eso es una falacia desde el momento en que ya están saliendo de España sin que se haya producido la secesión. Afecta tanto a Cataluña como al resto de España. Los bancos catalanes ya han alertado de este peligro.

5. No huirán las empresas. Algunas ya han anunciado, como Planeta, que trasladarán su sede social. Es de suponer que no perderán el mercado catalán, tan jugoso, pero la sede social deben trasladarla a un país de la UE para disfrutar de los beneficios de la UE.

6. No vendrán los delincuentes. Los juristas afirman que en el momento en que sea otro país, al ser nuevo, no habrá tratados de extradición, al menos en los primeros meses. Y eso podría animar a los cacos del universo a refugiarse en Cataluña, Dios no lo quiera.

7. Legislaremos a nuestro antojo. En realidad, al antojo de los partidos que gobiernen Cataluña, y allí, como en el resto de España, los postulados de CDC, CUP, ERC no tienen nada que ver. Nada. El que piense que empezará una edad de oro de la política es que no entiende de política. Será lo mismo de siempre.

8. No viviremos ahogados económicamente. ¿Ahogados? ¿La economía más rica de España? Entonces, Extremadura ¿cómo vive? ¿Bajo el mar?

9. No habrá corrupción. Por supuesto, si te retiras a vivir a las montañas del Pirineo sin internet, seguro que pensarás que ni Pujol, ni Mas, ni muchos otros políticos, empresarios y altos cargos son corruptos.

10. Seguiremos en la UE. David Cameron y Angela Merkel acaban de insistir que no. Muchos otros políticos europeos han dicho que no.  Pero parece que en TV3 prefieren poner dibujos animados.

11. El Barça seguirá en la Liga. Es una gran mentira. Y una verdadera lástima porque es el mejor equipo de este planeta.

12. Se mantendrán los acuerdos con Cataluña. Eso no es así. Desde el momento en que se convierte en un nuevo país, cualquier persona o empresa puede anular los contratos realizados con Cataluña basándose en el principio ‘rebus sic stantibus’. Los acuerdos se mantienen mientras no se modifiquen las condiciones que dieron lugar a ellos. Por lo tanto, cuando se modifican, pierden vigencia.

13. Reconocerán que Cervantes era catalán. Es lo que defiende el Insitut de Nova Historia. Dice que Miguel de Cervantes era Miquel Sirvent, y que escribió Don Quixot en catalán, y que fue traducido al castellano. Y que Teresa de Avila y Colón era catalanes. A lo mejor tienen razón y todo…

 

Madrid sí ama a Cataluña: Ferrovial, ACS, y FCC pagaron al partido de Artur Mas

9 septiembre 2015 - 8:42 - Autor:

Artur Mas decía el otro día en una carta que Cataluña ama a España pero que España no ama a Cataluña.  “Catalunya ha amado a pesar de no ser amada, ha ayudado a pesar de no ser ayudada, ha dado mucho y ha recibido poco o nada, si acaso las migajas cuando no el menosprecio de gobernantes y gobiernos”.

Bueno, tanto como migajas…

Sin contar el Fondo de Liquidez Autonómica, las trasferencias de los Presupuestos y otras cosas, además, las grandes empresas españolas radicadas en Madrid han dado dinero al partido de Artur Mas.

Según las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción que se están publicando en la prensa, no solo ha habido decenas de empresas catalanas extorsionadas por el partido CDC, de Artur Mas, sino también madrileñas.

Fomento de Construcciones y Contratas pagó en comisiones 105.000 euros.,

La Fundación ACS, la constructora del Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, puso 210.000 euros a través de su Fundación ACS.

Ya en otro tiempo, Ferrrovial pagó 6,6 millones de euros a CDC, según luego se supo cuando estalló el caso Palau.

Pero hay otras no tan conocidas que también aportaron sus granitos de arena. Comsa, una constructora de Madrid, aportó a través de su filial Tamisa unos 175.000 euros al partido de Artur Mas, según las intervenciones policiales.

Todo eso se pagaba a través de CatDem, una fundación ligada a CDC: el partido de Artur Mas les exigía el 3% del valor de las obras.

Si eso no es amor entre Madrid y Cataluña, ¿qué es?

 

-Nueve frases sobre el independentismo de un conocido empresario catalán

-Alucino: una diputada ataca a Freixenet porque no le gusta su anuncio

-Ocho noticias que todavía no han leído los independentistas catalanes

-Diez preguntas que un español de la calle haría a un independentista catalán

-Estos records catalanes deberían hacer pensar a los catalanes

-Test de la independencia: las preguntas que debe hacerse todo catalán

-Por Dios: ¡qué difícil es hablar sobre Cataluña para un bloguero

Un estudio da un palo a los países ricos por no hacer un mundo sostenible

8 septiembre 2015 - 9:24 - Autor:

La fundación Bertelsmann va a presentar en la cumbre de Sostenibilidad la ONU a fin de mes un informe sobre las actuaciones de diferentes países industrializados respecto a la sostenibilidad. ¿Cumplen sus objetivos? ¿Se alejan?

Los países que están cumpliendo sus objetivos son los nórdicos, como siempre: Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca. Y además Suiza.

En segunda fila están Alemania, Holanda, Bélgica, Islandia, Francia, Canadá, Austria, Eslovenia y Japón.

Y en tercera fila, un montón más dentro de los cuales está España.

Hay una cuarta fila de los que lo hacen muy mal. Y una quinta fila de los que son un desastre:  EEUU, Chile, Turquía, México, Grecia y Hungría.

Sostenible significa reducir la contaminación y la emisión de CO2, disminuir las diferencias entre ricos y pobres, usar más energías verdes, reducir la basura, reciclar, mejorar la alimentación infantil…

El estudio, el primero en su género, compara los 34 Estados de la OCDE sobre la base de los indicadores para los 17 futuros Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para el año 2030. Recordemos que, como dice el gráfico de arriba, los 34 países más ricos ocupan el 62% de la economía mundial.

El resumen no es muy alentador: “La mayoría de los países industrializados de la OCDE aún no están listos para cumplir la nueva promesa de la sostenibilidad de la comunidad internacional. Muchos están muy lejos de alcanzar los objetivos de las políticas globales”.

Se supone que esas políticas deben ser adoptadas por los Jefes de Estado o de Gobierno en la Cumbre de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible de este mes. Pero, según el estudio de Bertelsmann, existe el peligro de que los objetivos de muchos indicadores se pierdan por completo. ¿Cuáles son los mayores déficits de los países industrializados?

Se puede resumir en pocas palabras: su comportamiento poco sostenible de producción y consumo. Además, “en muchos casos sus sistemas económicos también exacerban la tendencia hacia la desigualdad”.

¿Qué impresión da este estudio? Que muchos países industrializados y poderosos se llenan la boca todo el día con hacer un mundo sostenible. Pero que es puro bla, bla.

 

Así se arruinaron los Fugger, los banqueros del rey emperador Carlos

7 septiembre 2015 - 9:25 - Autor:

Hoy se estrena la serie de televisión Carlos, rey emperador. (TVE1).

Carlos era hijo de Juana la Loca y de Felipe I, y nieto, por parte de padre del emperador alemán Maximiliano I. Era el primer Carlos que heredaba la corona de Aragón, Castilla y Navarra.

Cuando Maximiliano falleció en 1519 le dejó a su nieto español Carlos I la corona del Sacro Imperio Romano Germánico. De ahí que se le llamase Carlos V, porque era el quinto en la línea de los Carlos que heredaban la corona más importante de Europa.

Pero también le dejó unas cuantas deudas.

Para comprar la voluntad de los príncipes electores alemanes y que dieran la poderosa corona al español, Maximiliano había pedido dinero prestado a unos banqueros teutones llamados Fugger.

Apenas Carlos V fue nombrado emperador, tuvo que firmar con los Fugger unos documentos llamados ‘asientos’, donde se comprometía a devolver los préstamos y sus intereses. Es decir, nuestras Letras del Tesoro de hoy. Nacía la famosa deuda externa.

Como garantía, Carlos V ofreció las rentas de las minas de mercurio del Guadalcanal de Almadén y los impuestos del Maestrazgo (comarca que abarcaba Castellón y parte de Aragón). Y también el oro y plata de las Indias. Con ello quedaba inaugurada la deuda externa, que hoy está de moda. Si no pagas, se quedan con tus propiedades. Y si no les das nada, no te vuelven a prestar. El griego Tsipras no se leyó esta parte de la historia de Europa.

A medida que el imperio español se extendía por el planeta, la deuda externa con los Fugger se fue incrementado en la misma manera. El problema es que a Carlos V se le abrieron todos los frentes imaginables: levantamientos de comerciantes en Flandes, de comuneros en Castilla, de artesanos de Levante, guerra a los turcos en el Mediterráneo, expansión en América… Eso suponía movilizar a ejércitos y pagarles la soldada.

Al principio, España era un país serio que cumplía con sus compromisos. Hoy habría sido calificado por las agencias de crédito como AAA. Los Fugger recibían unos intereses equivalentes al 40% de la cifra prestada. Si hubiera existido la revista Forbes en el siglo XVI, habría retratado a los Fugger en la portada como “los hombres más ricos del mundo”. Su fortuna era de cinco millones de florines.

Llegó un momento en que los ingresos de la corona no daban para pagar los intereses, ni devolver el capital. Además, los ciudadanos de los Países Bajos no querían pagar impuestos. Eso sucedió en 1557. Felipe II llevaba apenas dos años de reinado y los consejeros de la Hacienda le confesaron que la corona se había gastado por adelantado los ingresos de cinco años.

Es decir, ni los impuestos al pueblo, ni las rentas del estado, ni las riquezas de las minas de oro y plata de cinco años eran suficientes para pagar las deudas con los banqueros alemanes, que ascendían a 2.625 millones de maravedís (unas 64.000 onzas de oro, que hoy valdrían unos 65 millones de euros, aunque para entonces era desorbitante). Por primera vez en su historia, el Reino de España declaraba la bancarrota firmando un documento de puño y letra del rey con estas palabras: “suspensión de pagos de los asientos”.

Felipe II logró suspensiones de pagos ejemplares porque convenció a los banqueros de que aceptaran unos pagarés llamados ‘juros reales’. Serían las ‘quitas’ de hoy. En unos casos, sólo podían cobrar los intereses y se olvidaban del capital; y en otros les ofrecía pagar la deuda en plazos muy largos, casi 20 años. Si los banqueros querían cobrar algo, tenían que aceptar los juros.

Si una suspensión de pagos es mala para un banquero, tres eran una pesadilla. Felipe II declaró la bancarrota del reino en dos ocasiones más: en 1575 y en 1597. Por eso los Fugger perdieron casi toda su fortuna, 4 millones de florines. Los banqueros de Carlos V acabaron arruinados con su hijo Felipe II. En el siglo XVII se extinguió la saga de las finanzas.

A los Fugger se les recuerda como ‘los precursores del capitalismo moderno’ porque en su historia pasaron por todo y en gran escala: dinero, préstamos, intereses, productos financieros sofisticados, colaterales, quitas y ruina.

De ellos quedó el nombre de una calle del viejo Madrid llamada ‘Fúcar’, palabra que sería sinónimo de hombre rico pues Cervantes hace decir al Quijote: “quisiera ser un Fúcar”.

PD: Carlos I heredó de su abuela María de Borgoña todo el patrimonio borgoñón, cuya enseña es la bandera blanca con la cruz aspada de San Andrés, la que ha tenido mayor existencia en la historia de España: tres siglos, comparados con el siglo y medio de la actual (foto de arriba a la derecha). En la imagen que abre este post, se ve al emperador sentado y escuchando a su banquero alemán.

 

El complejo de culpa de los europeos que explotó por una terrible foto

6 septiembre 2015 - 11:59 - Autor:

El día en que vi la foto de un niño sirio ahogado en las costas de Turquía pensé lo mismo que muchos periodistas: millones de personas van a presionar a sus gobiernos para que hagan algo. Es una foto de alto impacto emocional.

¿Nuevo?

Hace dos años, pasó lo mismo. Un grupo de 426 niños sirios morían asfixiados en Damasco por culpa de gases venenosos lanzados por Al Asad, el hombre que gobierna Siria. Acababa de empezar la guerra civil. ¿Qué hicieron las potencias occidentales presionadas por la opinión pública? Apoyar a los rebeldes que combatían a Bashar al Asad.

Las imágenes de niños siempre dan un giro en la opinión europea respecto a un conflicto. En 1999, miles de personas trataban de huir de Kosovo, provincia Serbia, hostigados por las tropas serbias. Cuando aparecieron imágenes de niños y sus familias destrozados a bombazos, los europeos dijeron ya basta. Desde Saramago hasta Felipe González, todos exigieron que la OTAN bombardeara a los serbios y así fue. Se paró la matanza.

En 1995 fueron los niños chechenos víctimas de las bombas rusas. En 1994 fueron los niños ruandeses muertos a machetazos. Y cuando salían las fotos, los europeos exigían a las potencias occidentales que interviniesen para acabar con esas matanzas. Era una mezcla de humanidad y complejo de culpa.

Pero,  volvamos al presente. Esta oleada de refugiados, ¿de dónde parte? De la Primavera Árabe.

En enero de 2011, un grupo de jóvenes tunecinos se rebeló contra su presidente Ben Alí y lo echó en un plazo de 15 días. Era el país más occidentalizado del norte de Africa y su presidente era un corrupto. Aquello prendió en otros países, y meses después los egipcios echaron a su presidente, Hosni Mubarak.

Los europeos estaban emocionados. Los periodistas también. El pueblo árabe, armado con internet y mucha esperanza,  se levantaba en las plazas contra los tiranos. La rebelión se contagió a Libia, pero allí se desató una guerra civil. Gaddafi respondió con dureza. Tenía armas. Empezaron a morir civiles. Niños también.

La presión de la opinión pública europea se puso en marcha y la OTAN envió barcos y aviones de guerra. Machacó a Gaddafi y a sus tropas. Gaddafi fue ejecutado ante la cámara de un móvil. Hoy Libia es un caos ingobernable.

La Primavera Árabe saltó a Siria, otra dictadura gobernada por una dinastía. Los Al Asad. Apoyamos a los rebeldes, y como entre ellos estaba Al Qaida y el Estado Islámico, pues sin quererlo apoyamos al mayor grupo terrorista islámico antioccidental de la historia.

Resultado: el Estado Islámico está conquistado Siria y los sirios huyen más que nunca para salvar la vida.

Es decir, por ayudar a los sirios rebeldes a combatir a Al Asad, provocamos el exilio de millones de sirios: huyen porque quieren un futuro mejor, pero muchos de ellos mueren en el camino, incrementando el complejo de los europeos.

Es lo que ha pasado con la foto del niño que se ahogó frente a las playas de Turquía. Desató millones de comentarios, de editoriales, de viñetas, de debates, de ‘likes’ en Facebook, de condolencias, de carteles y de lágrimas. De remordimientos. El europeo siente que debe compensar su actitud, y mostrarse más solidario.

Es un gesto de nobleza y de compasión natural.

Pero Europa sí ha ayudado a los sirios desde el principio. Ha presionado al gobierno sirio para que no use armas químicas. Ha ayudado a los rebeldes de forma más o menos velada con sistemas de comunicación y espionaje. Ha donado montañas de dinero para los campos de refugiados en Turquía, en Jordania y en Líbano.

Y ahora está ayudando a acoger a los refugiados sirios.

Pero eso no va a acabar con la causa del problema: la guerra civil de Siria. Para acabar con la guerra civil y de paso aplastar al grupo terrorista Estado Islámico, habría que enviar aviones, carros de combate y, supongo, soldados en masa. Participar en una guerra.

¿Hay muchos europeos solidarios dispuestos a eso? ¿Les entrará complejo de culpa cuando vean morir a soldados europeos? ¿Les entrará complejo de culpa al ver cómo usamos máquinas de destrucción masiva? ¿Sentirán remordimientos por participar en una guerra?

Lo sorprendente es que, al igual que muchos europeos olvidaron a los 426 niños sirios que murieron asfixiados por armas químicas en 2012, olvidarán también al pobre Aylan que se ahogó en una playa de Turquía. El complejo de culpa acaba secándose con el bienestar.

 -Un video explica por qué los refugiados huyen de Siria

-Alemania espera un millón de refugiados este año: ¿quién aguanta eso?

-¿Por qué los refugiados no se compran un billete de avión para Europa?

-Algunos axiomas sobre la inmigración que será difícil discutir 

-¿Por qué no abrimos la puerta a la inmigración?

-Las asombrosas contradicciones de Maduro con los inmigrantes ilegales

 

Se cumplen 10 años del bluff de Endesa: una compañía española que ahora es italiana

5 septiembre 2015 - 15:11 - Autor:

Hace 10 años, una empresa catalana llamada Gas Natural lanzó una oferta de compra de acciones por Endesa. Ofrecían 21 euros por acción. Endesa no llegaba a 18 euros entonces.

A partir de ahí se desarrolló un drama rocambolesco donde los protagonistas fueron el anticatalanismo de Madrid, las conspiraciones, el españolismo de un ejecutivo, la invasión alemana y por supuesto, un personaje italiano de la comedia dell’arte.

Desde Madrid, se tenía la idea de que quien estaba detrás de Gas Natural no era La Caixa, su accionista, sino el Tripartito de izquierdas que gobernaba Cataluña: querían quedarse con el gas español y expoliarnos.

Los medios de Madrid fueron inundados con publicidad de Endesa. Los medios de Cataluña con publicidad de Gas Natural.

Casualmente, los medios de Madrid empezaron a defender a Endesa y su españolidad. Casualmente, los medios catalanes empezaron a defender a Gas Natural y su racionalidad.

Manuel Pizarro, el presidente de Endesa, será recordado porque, blandiendo un ejemplar de la Constitución como Moisés las Tablas de la Ley, dijo que era una agresión territorial, y que esa operación de cargaba la “arquitectura institucional española” (foto de arriba).

Poco después, una empresa alemana llamada Eon entró como caballero blanco, haciendo una contra opa por Endesa que fastidió a los catalanes. Muchos en Madrid dijeron, porque yo lo escuché, que “mejor alemana que catalana”. Pizarro no lo dijo. No sé si lo pensaba.

Como periodista afincado en Madrid, traté de defender lo que era legal. ¿Era legal lanzar una opa? Sí. Pues entonces, estaban en su derecho los catalanes.

Me acuerdo de haber sido criticado por “no darme cuenta” de que todo formaba parte de una conspiración de ERC, PSUC y otros partidos catalanes, para extorsionarnos a los de Madrid, y cobrarnos aún más cara la electricidad.

También me acuerdo de un empresario y abogado de Madrid que tenía una empresa suministradora de equipos a Endesa: estaba contentísimo con la opa de Eon, con los alemanes. Pero un día se enteró que Eon, si ganaba la opa, iba a contratar como suministrador a Siemens. A partir de ese momento dejó de gustarle la opa alemana.

Y me acuerdo del presidente de los empresarios de Madrid, José María Cuevas, que se soltó el pelo diciendo que era una opa “a la catalana” porque iban a tomar el poder “con poco dinero”. Eran tan tacaños estos catalanes.

¿Cómo terminó este cuento? En 2007, la empresa española Acciona compró el 10% de Endesa. Luego, la italiana Enel, otro 10%. Los políticos de Madrid maniobraron para que sucediera todo eso.

Los alemanes se retiraron. Entonces, Acciona y Enel hicieron una opa conjunta y se llevaron el 90% de Endesa por más de 41 euros cada acción. Los accionistas saltaban de alegría. ¡Pelotazo!

Dos años después, en 2009, Acciona vendió sus acciones a Enel. ¿Cómo? ¿Pero no se trataba de mantener la españolidad?, decía yo. ¿Y Cataluña no es España? ¿Qué tiene de español Italia?

Enel se quedó con Endesa. No era catalana, por supuesto.  Es una empresa italiana.  Al ser pública, estaba controlada entonces por un señor llamado Silvio Berlusconi. Un personaje.

De modo que gracias a la viveza, la inteligencia y las estratagemas de los empresarios y políticos de Madrid, Endesa cayó en manos de Berlusconi.

Fue un día grandioso para la humanidad.

PD: La periodista Carmen Tomás escribió un libro muy completo titulado “.La Opa a Endesa: el que resiste, gana. (La Esfera de los Libros).

Un video explica por qué los refugiados huyen de Siria y vienen a Europa

4 septiembre 2015 - 10:04 - Autor:

¿Por qué están huyendo de Siria? ¿Cuántos refugiados vienen a Europa? ¿Cuántos refugiados hay en el mundo?

El profesor Hans Rosling, célebre por sus explicaciones sencillas basadas en objetos y en gráficos impactantes, da algunas de las claves.

En Siria existían 20 millones de personas. Actualmente, más de la mitad, es decir, 12 millones, han huido a otros sitios dentro y fuera del país debido a la guerra civil que se desató hace tres años, tras las rebeliones producidas por la Primavera Árabe.

De esos 12 millones, 8 millones permanecen en otras poblaciones de Siria. Lo que se llama ‘refugiados internos’. Pero 4 millones han salido y están viviendo en campos de refugiados o en ciudades de los países fronterizos como Turquía, Jordania y Líbano.

El número de refugiados ha seguido aumentado porque el cruel y violento Estado Islámico está controlando cada vez más ciudades.

¿Cuántos están intentando ir a la Unión Europea? Para la fecha en la que se hizo este video, antes del verano, eran un cuarto de millón. Europa para ellos representa estabilidad y posibilidades de conseguir empleo.

Para conserguirlo, tratan de acogerse al llamado ‘derecho de asilo’. La UE está planteando unas cuotas para que puedan acogerse al asilo. Eso incluso les garantizaría a los refugiados el paso legal por las fronteras. Pero hay más personas que huyen que cuotas permitidas.

Por eso, la UE está tratando de enviarles el mensaje de que no pueden admitir más. Para ejercer ese derecho los refugiados tienen otra fórmula que es entrar ilegalmente en la UE y una vez allí, pedir acogerse a la convención de Refugiados. Y por eso ponen en peligro su vida viajando en pateras, camiones, lanchas o lo que sea.

En 1967 se aprobó el Estatuto del Refugiado. Protege a “las personas que tienen un temor fundado de persecución debido a su raza, religión, nacionalidad, membresía en un grupo social específico, u opinión política. Además se encuentra fuera de su país de nacionalidad y no puede obtener la protección de su país, de donde es nacional, o de residencia habitual, o no puede volver ahí, por temor de persecución”.

Las últimas imágenes, como la de un niño ahogado en una playa de Turquía, están aumentando la presión para que se incrementen las cuotas. Eso será sin duda una buena noticia para miles de refugiados, pero puede tener el ‘efecto llamada’ y crear un tapón de botella aún mayor. Está por ver.

Muchos se están haciendo otra pregunta: ¿por qué los países árabes más ricos no acogen refugiados? En teoría, ellos son los más adecuados para hacerlo porque están más cerca de los sitios cultural y socialmente. Pero hasta ahora solo se han conformado con poner dinero y nada más.

La ONU calcula que en el mundo hay hoy 15 millones de personas que viven desplazadas de sus países de origen. Los países de la ONU tienen el deber de acoger a estos refugiados, bajo ciertas condiciones.

La web Inspiraction hace un resumen que copio y pego sobre los tipos de refugiados. Afirma que hay campos de refugiados en todo el mundo que acogen desde 50 personas hasta casi medio millón.

-Refugiado Económico: la situación económica que existe en sus países no le permite encontrar un trabajo o prosperar. Estas personas escapan hacia otros países que le ofrezcan esperanzas de vida mucho mejores.

Refugiado Político: a causa de su activismo político o por sus ideales son perseguidos por las fuerzas de su país. Eligen huir de su país por temor a perder la vida y la de su familia.

Refugiado Ambiental: muchos refugiados han tenido que abandonar sus casas porque las inundaciones les han dejado sin nada. El cambio climático que causa sequías y desertización ha acabado con las cosechas de miles de somalíes, y la deforestación, que ha afectado a sus medios de vida y a sus hogares, ha provocado que otros cientos de ciudadanos emigren de sus ciudades.

Refugiado de Guerra: estos han tenido que abandonar sus casas y campos porque ha estallado, en su país o zona en la que vive, una guerra o un conflicto social. Las causas pueden ser por conflictos internos o entre países, una división de estados o cuestiones étnicas.

Refugiado Sanitario: estas comunidades se ven en la obligación de desplazarse a otras regiones porque las enfermedades, el hambre y la pobreza afectan gravemente a sus familias y vecinos.

 

-Alemania espera un millón de refugiados este año: ¿quién aguanta eso?

-¿Por qué los refugiados no se compran un billete de avión para Europa?

-Algunos axiomas sobre la inmigración que será difícil discutir 

-¿Por qué no abrimos la puerta a la inmigración?

-Las asombrosas contradicciones de Maduro con los inmigrantes ilegales

Nueve frases sobre la independencia de un importante empresario catalán

3 septiembre 2015 - 8:48 - Autor:

El presidente de Freixenet, José Luis Bonet, ha sido uno de los empresarios catalanes que más ha hablado sobre la independencia de Cataluña. Hablar de eso es arriesgado porque si la apoyas, te dejan de comprar en el resto de España, y si estás en contra, de boicotean en Cataluña. Muchos empresarios catalanes por esa misma razón guardan silencio.

Pero Bonet prefiere hablar sabiendo los riesgos que corre. Es presidente de las Cámaras de Comercio de España.

-“La independencia sería un desastre para Cataluña y España”. (Ser)

-“La independencia no va a ser realidad nunca”. (Ser)

-“No entiendo cómo hay gente que quiere salirse de la Unión Europea”. (Europa Press)

-“Existe un problema entre Cataluña y el resto de España: el dinero y [la postura del] Tribunal Constitucional  sobre del estatuto de Cataluña”. (Abc)

-“La Marca España es compatible con Cataluña y Barcelona” (economiadigital)

-“Las multinacionales no contemplan la secesión de Cataluña” (La Vanguardia).

-“En Cataluña se habla demasiado de independencia y poco de economía” (diariofinanciero)

-“Los empresarios catalanes tienen la obligación moral de hablar de la independencia a sus empleados, porque en caso de independencia, es posible que el empleado acabe reprochando: ¿Por qué no me avisó usted?” (Europa Press)

-“La actual situación de Cataluña se debe resolver mediante el diálogo y la voluntad de entendimiento”. (monedaunica).

Por asumir esta postura, una diputada de CiU sugirió el boicot a Freixenet (aunque luego se disculpó) y desde los sectores más independentistas han animado a no comprar productos de la compañía de cava.

 

-Alucino: una diputada ataca a Freixenet porque no le gusta su anuncio

-Ocho noticias que todavía no han leído los independentistas catalanes

-Diez preguntas que un español de la calle haría a un independentista catalán

-Estos records catalanes deberían hacer pensar a los catalanes

-Test de la independencia: las preguntas que debe hacerse todo catalán

-Por Dios: ¡qué difícil es hablar sobre Cataluña para un bloguero

 

¿Un simple reportero se carga la bolsa china? ¿No habrá otras razones?

2 septiembre 2015 - 8:44 - Autor:

Wang Xiaolu, un periodista económico de la publicación Caijing, fue detenido y acusado de publicar informaciones falsas y rumores que hicieron caer la bolsa china en junio pasado.

Hace poco, Wang salió por la televisión china para reconocer que había actuado mal y pedía perdón.

Muy débil tiene que ser el mercado chino para dejarse impresionar por un artículo. El dichoso reportaje de Wang decía que las autoridades chinas podrían estar estudiando dejar de intervenir para estabilizar los mercados. Eso, según el gobierno, no era verdad y ayudó a desestabilizar los mercados.

Cada día, la prensa económica y financiera de todo el mundo publica noticias que no están comprobadas del todo, rumores, y falsedades. Unos son producto de intereses que filtran noticias falsas. Otros, de falta de información del periodista por la opacidad de la fuente. Otras, de una apuesta de un analista o un periodista. O de un soplo que parece fiable.

Si se demuestra que el periodista ha sido negligente o tenía intereses personales en la noticia, puede ser castigado.

Pero la bolsa China no cae solo por culpa de un periodista. Cae porque el país está sufriendo una seria contracción económica, y tratándose de la segunda economía del mundo, controlada por el estado y sin libertad de expresión, el gobierno busca la forma de echar la culpa a los mensajeros.

Todo esto es muy sospechoso. Los críticos del gobierno chino afirman que cada día aparecen más personas en las cámaras de TV chinas pidiendo perdón. Y, vaya casualidad, suelen ser disidentes, enemigos del gobierno, opositores y periodistas.

Esta forma de confesarse en público ya se llama ‘el método Xi Jingpin’, que es el nombre del presidente de la república popular.

Según informaba recientemente The Guardian, entre las personas que han desfilado ante las cámaras haciendo confesiones están Gao Yu, un periodista veterano que filtró un documento interno del Partido Comunista Chino (siete años de cárcel); Charles Xue, un empresario inversor y bloguero; y Peter Humphrey, un detective privado británico que pasó dos años en la cárcel.

“Las autoridades quieren usar las confesiones en televisión como una forma de censura”, decía a The Guardian Qiao Mu, profesor de periodismo de la Universidad de Pekín. Para él, esta movida solo obedece a un motivo: “Buscar un chivo expiatorio al desastre de los mercados”.

Esta semana ha comenzado con nuevos desplomes de las bolsas chinas. La razón: se conoció que actividad manufacturera china había caído. Peor aún: se había contraído por primera vez en muchos años. Las fábricas chinas ya no fabrican tanto.

Pues bien, ya en agosto, la revista Caijing informaba de que ese índice se estaba contrayendo, lo cual también causó severas caídas del mercado. Y era verdad, por lo cual, el gobierno no ha podido hacer nada.

El problema de China no son los periodistas. El problema es que por primera vez en muchos años, su economía se está desinflando.

Para más información, lean el post: Qué pasa en China.

 

 -¿Qué pasa en China?

Alemania espera un millón de refugiados este año, ¿quién aguanta eso?

1 septiembre 2015 - 11:16 - Autor:

La prensa alemana ha destacado que no serán 800.000 refugiados los que van a recibir solo este año. Serán un millón. Lo ha dicho el ministro presidente del Land de Hesse Volker Bouffier, así como el de Brandenburgo, Dietmar Woidke. Este último dijo: “Me temo que todavía tenemos que confiar en tiendas de campaña de invierno”.

¿Qué país puede asumir esa cantidad de refugiados?

La crisis de los refugiados está sometiendo a los ciudadanos de la UE a una doble presión: por un lado, cualquier ser humano se compadece de otro al ver sus terribles condiciones. Son personas que huyen de una guerra, pero también de la pobreza, de las malas condiciones de vida. Todo el mundo tiene el derecho de luchar por su supervivencia y por la de su familia.

Por otro lado, el europeo medio se pregunta: ¿cuántos refugiados somos capaces de asumir sin que los fundamentos de nuestro mismo sistema social se vea afectado?

No solo el sistema social, sino el sistema cultural. La mayoría de los refugiados son musulmanes. Otra religión, otras normas sociales, otra idiosincrasia. El europeo medio se pregunta cómo le afectaría esta ola, y lo hace teniendo en cuenta lo que ve a su alrededor.

Una oleada tan grande de refugiados no se instala en los barrios ricos, sino donde pueden. Primero en tiendas o casas de asilo. Luego, buscan trabajo y entran en viviendas modestas. Por pura solidaridad, los inmigrantes se agrupan en los mismos barrios modestos.

Los europeos que viven en los barrios más modestos perciben ese cambio socio-cultural. Centros culturales islámicos, mezquitas, carnicerías islámicas.. Pero también chocan sus valores con los de los europeos. La mujer en el mundo musulmán no posee el mismo nivel de igualdad que en Europa.

Un notario me decía que cuando tienen que preparar un documento presentado por una pareja musulmana, el varón le exige que el nombre de la mujer aparezca siempre debajo de él, y que lo firme en otra habitación. Incluso se molestan cuando el notario pide la identificación a la mujer y que ella se descubra la cabeza.

Y por último, está la competencia: los refugiados, muchos de los cuales tienen estudios superiores, van a competir por los puestos de trabajo pero aceptando menos dinero. Y si son buenos profesionales, los empresarios los contratarán.

Muchos economistas afirman que esta sangre nueva es la que va a pagar las pensiones de una Europa envejecida. Cierto. Pero los refugiados, como las ofertas de Carrefour, vienen en un paquete: vienen con su religión, sus creencias, sus valores, su comportamiento social, sus costumbres y muchas cosas más. No se puede separar una cosa de otra. ¿Les cambiaremos nosotros a ellos o nos cambiarán ellos a nosotros?

La experiencia demuestra que una parte de los refugiados se adapta a las costumbres europeas. Pero otra parte no se adapta y  forma guetos. Y otra parte más se aprovecha de los sistemas sociales europeos, sin dar nada a cambio o muy poco. En muchas ciudades francesas, alemanas y británicas hay barrios enteros de inmigrantes que viven de las ayudas sociales.

Peor aún, en las siguientes generaciones, una pequeña minoría, muy pequeña de verdad, reniega de los valores europeos, y como está pasado ahora, sienten la llamada del radicalismo islámico y se convierten en lobos solitarios que cometen atentados, o salen a combatir por el Estado Islámico. La paradoja es que son los más occidentalizados.

Ese es nuestro dilema: ayudar a estos refugiados a rehacer su vida, pero temiendo que eso nos puede cambiar la nuestra.

 

-Algunos axiomas sobre la inmigración que será difícil discutir 

-¿Por qué no abrimos la puerta a la inmigración?

-Las asombrosas contradicciones de Maduro con los inmigrantes ilegales

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas