Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Las clases de historia de España que se saltaron Ada Colau y Willy Toledo

13 octubre 2015 - 6:29 - Autor:

Ada Colau y Willy Toledo levantaron una enorme polvareda por meterse con el Día de la Hispanidad, día que para ellos no representa la conquista de América sino el genocidio de las culturas indias.

“Vergüenza de Estado aquel que celebra un genocidio”, dijo en Twitter Ada Colau. “Me cago en el Descubrimiento, me defeco en los conquistadores codiciosos y asesinos”, dijo Willy Toledo.

Seguramente hay más personas que piensan así.

La conquista de América es un capítulo de la historia de España. Pero hay más. Si echamos para atrás, nos encontramos con otros capítulos como fueron:

En el Pleistoceno inferior, el homo antecessor, el homo heildelbergensis y el homo sapiens no convivieron muy pacificamente en España, porque los restos de piedras de silex encontrados en Arapuerca demuestran que hubo algunos homicidios. El final de ese capítulo, como todo el mundo sabe, es que ganó el homo sapiens, antecesor de Ada y de Willy (presumiblemente).

Durante el Neolítico y la Edad de los Metales, España fue tierra de invasión de colonizadores que se sintieron atraídos por la riqueza minera, las comunicaciones y la agricultura. Conocemos a algunas de esas tribus: tartessos, íberos, celtas, y no hace falta ser antropólogo para saber que entre ellos hubo desplazamientos e invasiones, algunas no muy pacíficas.

Los fenicios llegaron al sur de España para expandir sus centros industriales, concretamente a Cádiz  a Málaga. Y los griegos por el este, a Ampurias. Luego, vino algo que no hubieran aprobado Colau y Toledo: los cartagineses invadieron el país y desplazaron a los fenicios, matando y sometiendo a las tribus locales.

Más tarde, en el siglo III antes de Cristo, los romanos entraron en guerra con los cartaginenses en dos conflictos, conocidos como Guerras Púnicas, en los que acabaron con los norteafricanos, pero también combatieron a las tribus de tartessos, de íberos, y de celtas, suprimiendo a bastantes de sus miembros. Lo del derecho romano vino después.

Los romanos permanecieron algunos siglos en Hispania, hasta que en el V después de Cristo comenzaron las invasiones bárbaras. Los germanos, que dieron lugar al imperio visigodo, arrasaron el país de arriba abajo, entre ellos a los vascones. Tenían fama de ser bastante belicosos.

Tres siglos después en el VIII, se inició la invasión árabe: los musulmanes acabaron a sangre y cuchillo con los anteriores, sometiendo a casi todos los pobladores de Hispania, e imponiendo una nueva religión con otro Dios. En Zaragoza, por ejemplo, mataron a los niños, crucificaron a los hombres y esclavizaron a las mujeres (¿les suena eso a algo más contemporáneo?).

La reconquista empezó poco después. Los reinos cristianos del norte se unieron para recuperar terreno y así, poco a poco y durante ocho siglos, en terribles batallas que no tenían que ver con los videojuegos, combatieron a los musulmanes hasta que los expulsaron del país en 1492.

Fue ese mismo año en que Colón con un grupo de locos marineros, se adentró en aguas del Atlántico para descubrir un nuevo continente. No sabían que era nuevo. No sabían que estaba habitado. Pero el día en que los españoles, abuelitos de Ada y de Willy, pusieron pie en América, continuaron lo que otros habitantes de Spania habían hecho en el último millón de años. Invadir y conquistar.

¿Qué estaban haciendo Ada y Willy durante esas clases de Historia?

Si fueran consecuentes, también deberían condenar la invasión musulmana y las anteriores, ¿no?

-Esta foto demuestra por qué nos estamos cargando nuestras ciudades 

-Willy Toledo, el hombre que dice más tonterías por minuto

-La increíble epopeya del español que devoró perros y protegió a los indios

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas