Saltar al contenido

« ver todos los blogs

A ver si Ada Colau y Willy Toledo nos explican de verdad por qué se indignan

15 octubre 2015 - 6:31 - Autor:

Hace unos días escribí un artículo que ha tenido varios varios comentarios críticos: decía que si Willy Toledo y Ada Colau se indignaban porque España celebrase el día de la Hispanidad con un desfile militar, entonces no entendían la historia de España pues está llena de guerras e invasiones desde el tiempo de los homínidos de Atapuerca.

Muchos han dicho que el tema que criticaban Ada y Willy era la celebración. Es decir, que el gobierno o el estado o los españoles se pusieran a celebrar una efemérides que, para ellos solo les recordaba el genocidio indígena y la eliminación de otras culturas en nombre de Dios.

Vamos a ver algunas ideas que conviene aclarar.

-El 12 de octubre se empezó a celebrar en Nueva York en 1792, al cumplirse el tercer aniversario de la llegada de Colón a América.

-En el siglo XX los gobiernos americanos lo empezaron a celebrar como fiesta nacional: Argentina en 1917, Colombia y Venezuela en 1921, Chile en 1922 y Estados Unidos, en 1934. En España se introdujo en 1918.

-Con sus ventajas y defectos, lo que hay detrás de esa fecha es un hecho de enorme importancia en la historia de la Humanidad del que, afortunadamente, se sabe el día concreto: fue un viernes 12 de octubre de 1492 por la mañana. Para comparar: no se sabe el día ni el año en que Gutenberg inventó la imprenta, cuyo impacto en la humanidad no fue menor.

-Los que dicen que no se puede celebrar esa efemérides porque les recuerda la extinción de culturas y pueblos, tendrían que responder si dentro de esas culturas extinguidas se refieren a la de los aztecas, que tenían por costumbre ritual matar y comerse a las tribus enemigas o esclavas.

-Guste o no, hay lazos afectivos entre los españoles y los iberoamericanos. El 12 de octubre se pretende reforzarlos. No se montan piras para quemar estandartes aztecas.

-En España, más que día como día de la Hispanidad, la gente lo ve como un homenaje a las Fuerzas Armadas.

-Es mentira que Ada Colau y Willy Toledo se indignen por una celebración que según ellos fue un genocidio. Tengo la impresión de que realmente se indignan porque les molesta todo lo que represente la idea de España o su historia o sus leyendas o su ejército.

-Si fuera creíble su indignación, hace tiempo que habrían condenado unos desfiles militares conocidos en todo el mundo. Desde Francia hasta Rusia, todos los años se celebra en mayo la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. Ha sido la guerra más mortífera de la historia: más de 50 millones de personas muertas. (Incluidos Hiroshima y Nagasaki, aunque sucedieran meses después). ¿Ada y Willy tienen algo contra esa celebración militar?

-Los franceses celebran cada año el 14 de julio como día de la fiesta nacional. Fue la toma de la Bastillla, que dio pie a la Revolución Francesa. Murieron más de 100.000 personas. Y el instrumento que quedó como símbolo de aquella era fue la guillotina. ¿Algo que declarar Willy y Ada?

-Casi todos los países del mundo tienen fechas fundacionales detrás de las cuales hay golpes de estado, matanzas, persecuciones o, sobre todo, guerras. Empezando por el 4 de julio en Estados Unidos, fecha que conmemora su declaración de independencia. Estaban en medio de la guerra de independencia.

-El giro a esta celebración lo dio Hugo Chávez, cuando en 2002 cambió el nombre de esa fecha por el Día de Resistencia Indígena.

De modo que, los que aún piensan que Ada y Willy son consecuentes con sus ideas, se van a llevar un chasco. Su indignación tenía otros fines.

PD: para los que piensen que le tengo manía a Ada Colau, en otros artículos he elogiado su gestión (ver aquí).

 -La clase de historia que se saltaron Willy Toledo y Ada Colau

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas