Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Madrid pierde ante el Barça pero gana a Cataluña en la Liga de los Negocios

22 noviembre 2015 - 13:47 - Autor:

Hablando con gente que entiende de fútbol me convencieron de que los catalanes tenían en ‘el clásico’ un equipo ordenado y con un buen entrenador mientras que el Madrid era lo contrario: desordenado y sin dirección.

Se me ocurrió una paradoja: las victorias admirables del Barcelona en el fútbol están coinciendo con la huida de empresas de Cataluña.

La tendencia cada vez más radical de los políticos catalanes les dan miedo a los empresarios. Piensan que en el futuro no habrá seguridad jurídica. ¿Qué es eso? La seguridad jurídica es lo que esgrimen los empresarios cuando sospechan que su negocio está amenazado. Razones: cambios en la legislación, nuevas condiciones económicas, nuevo escenario…

Es decir, esos empresarios temen que los radicales les saquen de la zona euro, hundan económicamente la región, o sencillamente aprueben leyes que afecten su negocio o su mercado.

Como dice una información de El País, en este año ya han salido 683 empresas. Y desde 2012, ya son más de 3.200 empresas. La mayor parte viene a Madrid.

La lección es paradójica: el Real Madrid, el equipo de fútbol más conocido de la capital no sabe gobernarse y pierde ante un fabuloso Barcelona. Pero como Cataluña está en medio de un proceso soberanista sin rumbo y sin razón, las empresas catalanas huyen de ese desconcierto y muchas de ellas se vienen a Madrid.

¿Pero lo hacen porque están amenazadas por una banda terrorista? ¿Porque no ganan dinero? En absoluto: lo hacen porque para ellas estar en una Cataluña independentista es como perder la Liga de los Negocios

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas