Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Argentina y España: una comparación económica con datos sorprendentes

23 noviembre 2015 - 9:12 - Autor:

Argentina tendrá un nuevo presidente: Mauricio Macri, candidato del centro derecha (Cambiemos).

Argentina es un país que ha atravesado por crisis periódicas más profundas que España en las últimas décadas. La peor fue la de 2001, cuando se desató un caos financiero que dio lugar a una palabra que hoy asusta: corralito.

El corralito fue una medida desesperada del gobierno argentino para evitar la fuga de capitales. Decretó un control de depósitos bancarios y de cambios de pesos a dólares. Como la situación se agravó, el gobierno suspendió pagos de su deuda externa sumiendo al país en el caos.

¿Y cómo está la situación económica argentina? Ha mejorado mucho desde aquellos años, pero sigue manteniendo algunos índices económicos terriblemente malos. Para explicarlo, voy a comparar su economía con la española.

Los argentinos están menos endeudados que los españoles. Su deuda sobre PIB es del 45% y la nuestra del 99%. Sin embargo, su deuda externa tiene una malísima calificación porque aún arrastra el mal recuerdo del corralito y la suspensión de pagos de 2001. Las agencias de calificación otorgan a España un BBB+ (más o menos un aprobado), y a Argentina la mantienen en bono basura: Caa.

Tampoco tienen un déficit público tan grande como España pues el de ellos es de 2,95% y el de España un 5,8%. En teoría han administrado mejor sus cuentas que nosotros.

Es un país con menos desempleo que España: a pesar de la crisis, ellos tienen solo un 6,6% mientras que nosotros sufrimos aun un 21,6%. Es la gran lacra que España no ha sabido resolver.

En lo que Argentina falla estrepitosamente es el control de la inflación: llega a un 14% anual, mientras que en España está al 0%, e incluso negativa. Argentina lleva casi una década con una inflación de dos dígitos. Macri propone bajarla a un dígito. Pero para eso tiene que hacer sacrificios económicos. ¿Lo hará?

La inflación es el gran enemigo de un país porque desestabiliza los demás componentes económicos: se deprecia la moneda, obliga a hacer aumentos salariales permanentes, destruye los ahorros (no tiene sentido ahorrar)…

Teniendo esa inflación tan alta, los tipos de interés en Argentina son demenciales: un 20%. En España (como en la zona euro), son de 0,05%.

La economía argentina apenas crece: solo un 0,5% el año pasado. En cambio España le ha dado vuelta a la crisis y ahora crece por encima del 3%. Hay que recordar que España tiene una de las economías más grandes del mundo; ocupa el puesto número 13 según el ranking del FMI, mientras que Argentina ocupa el 26. Es el país latinoamericano con mayor PIB después de Brasil y México.

El mayor problema económico argentino es la pobreza: su tasa de pobreza afecta al 28% de la población, según un informe de la Universidad Católica publicado por La Nación. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha dicho que no es fácil medir la pobreza, y se ha escudado en ese argumento para no difundir los datos oficiales desde 2013. Un miembro de su partido dijo que “el estado no está para contar pobres” y el ministro de Economía, Axel Kicillof, añadió que no daba las cifras “para no estigmatizar a los pobres”.

La verdadera razón parece haber sido la vergüenza: un gobierno supuestamente más cercano a los pobres no ha sabido combatir la pobreza.

Ahora, el desafío del nuevo presidente (hijo de empresarios) es eliminar la pobreza en un país con 41 millones de habitantes y 11 millones de pobres.

(Datos económicos extraídos de datosmacro)

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas