Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Por fin llegaron los brotes verdes para el PP… aunque, ¿no es un poco tarde?

30 enero 2016 - 12:31 - Autor:

Si alguien tenía dudas, aquí están las pruebas: España creció un 3,2% el año pasado. Ninguna de las grandes economías europeas está a su altura. Además, la Comisión Europea afirmó que el rescate bancario está terminado. Misión cumplida. Encima, conocimos que el año pasado se creó empleo como en los mejores tiempos de este país. Más de 600.000 empleos.

Es más, el mercado inmobiliario está desperezando y hasta los tipos de interés y las ofertas hipotecarias de los bancos vuelven a estar apetitosas. La inflación está en encefalograma plano. No es una amenaza.

Esto ya no son brotes verdes. Es mucho más. Estupendo para el PP.

Lástima que quizá sea un poco tarde.

La economía y sus ondas expansivas no van al mismo ritmo que la crisis. La onda de la crisis económica es como el Big Bang: todavía se sigue notando su eco en el universo. Para el español medio, aún no hemos salido de la crisis. No se fía de los brotes.

¿Cómo estaba una familia española en 2007? Podía decirse que todos estaban empleados. Y si alguno estaba en paro, sabía que era momentáneo porque miraba alrededor y  veía que todo el mundo estaba colocándose. Es más, mucha gente no tenía miedo a que la echaran porque sospechaba que iba a conseguir curro rápidamente .

Los empresarios contrataban. Los empleados que destacaban obtenían aumentos de sueldo con relativa facilidad. El Estado no paraba de hacer ofertas de empleo público.

La familia española tenía casa nueva o había cambiado de casa. Había gente que tenía varias casas porque comprar y dar el pelotazo se había convertido hasta en una costumbre de taxistas (yo conocí varios).

Es decir, el estado de ánimo se podía resumir con el título de una película: “Próxima parada: Felicidad”.

Pues bien: esa es la diferencia. Que los españoles no notan que hayan vuelto los viejos tiempos. Incluso, muchos empresarios pequeños, medianos y grandes, están esperando a que se forme gobierno para saber si invierten o no invierten. Se están estancando. Pero si el gobierno que se forma es una alianza con Podemos, la espera de los empresarios e inversores se va a alargar mucho más porque no saben qué va a pasar con ellos y los impuestos. Temen que lo brotes verdes vayan a pudrirse.

De modo que estamos mirando al campo, viendo brotes verdes, pero ahí nadie viene a hacer la siega. Un informe de la Comisión Europea avisa: chicos, vais muy  bien, pero os podéis cargar los brotes verdes. Vosotros veréis.

Y así es que el PP está viendo cómo todo su trabajo de cuatro  años–con sus aciertos y sus errores–, va a terminar con brotes despachurrados. (Por cierto, que el PP y su corrupción ayudaron a despachurrar esos brotes).

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas