Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Nicolás Maduro se ‘hace un Tsipras’: aplica las medidas neoliberales que criticó

19 febrero 2016 - 8:43 - Autor:

Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela, ha anunciado subidas en el precio de la gasolina, y la devaluación del bolívar. Son las típicas medidas neoliberales cuando un país está al borde de la bancarrota. El gobierno tiene que sacar dinero de algún lado y lo hace empobreciendo al país.

La BBC titulaba esta noticia así: “¿Por qué el socialismo bolivariano de Venezuela optó por medidas neoliberales?”. Es un titular duro y con retranca.

Para los chavistas, mantener durante años el precio de la gasolina era un talismán. Formaba parte de sus principios fundacionales.

Me explico.

En 1989, el gobierno de Carlos Andrés Pérez tenía que afrontar una crisis económica similar y el FMI le recomendó subir el precio de la gasolina, que era muy barata. Apenas la subió, se desató una rebelión popular que acabó en una dura represión militar y decenas de muertos.

A la vista de esa horrorosa imagen, el comandante Hugo Chávez tomó conciencia de la injusticia y se empezó a movilizar. Fue su momento de revelación. Allí comenzó su lucha hasta que llegó al poder en 1998. Chávez siempre criticó esa subida de la gasolina por lo cual el precio no se tocó en años. Claro, se convirtió en la más barata del mundo.

La situación era tan ridícula que se podía llenar el coche con un euro, pero no se podía conseguir leche. Ahora el precio de la gasolina ha dejado de ser un talismán para el chavismo.

Más cosas: Maduro ha decretado el fin de la cadena de supermercados públicos Bicentenario, porque era el origen de los especuladores que compraban a precio regulado y luego vendían a precio de mercado.

Los supermercados Bicentenarios era los ‘supermercados del pueblo’.

En resumen, con estas medidas ‘neoliberales’ Maduro no ha tenido más remedio que ‘hacer un Tsipras’. El primer ministro griego Alexis Tsipras estuvo un buen tempo denunciando las medidas neoliberales como el pago de la deuda, o rechazando congelar las pensiones, despedir funcionarios y reducir los gastos sociales. Pero ¿qué pasó cuando llegó al poder? No tuvo más remedio que reducir los gastos y cumplir con la deuda.

Yo no critico que alguien denuncie la deuda, mantenga los gastos sociales y hasta aumente las pensiones. Pero si llegas al poder con esas promesas, y luego agachas la cabeza porque no tienes fuerza para desafiar a eso que se llama el mercado, la troika, la guerra económica, el imperialismo o lo que sea, entonces, eres un mentiroso. Eres un estúpido.

¿Saben lo peor de todo esto? Que esas medidas van a servir de poco para una economía que ya se puede declarar mundialmente ‘zona catastrófica’. Todo lo positivo que ha hecho el chavismo desde el punto de vista social, lo ha dinamitado él mismo desde el punto de vista económico. No tienen ni idea de cómo se maneja la economía.

La prueba es que Luis Salas, nombrado hace un mes vicepresidente económico ha sido destituido. Salas era el ministro que llegó a decir que “la inflación no existe”. ¿Puede haber político más tonto?

ICBC: ¿quién es capaz de desafiar al mayor banco del mundo?

17 febrero 2016 - 19:08 - Autor:

En sus series de libros sobre China, los periodistas Heriberto Araujo y Juan Pablo Cardenal explican cómo funcionan los colosos bancarios chinos. En primer lugar, tienen el dinero de cientos de millones de ahorradores chinos. Bueno, dirán ustedes, como todos. No porque a los banqueros chinos les sale gratis y ademas estamos hablando de bancos como el ICBC con más de 400 millones de clientes.

Los bancos chinos apenas remuneran las cuentas corrientes. Son estatales. No rigen las leyes de la banca de mercado libre de Occidente. No tienen que sufragar la catarata de gastos que asumen los bancos occidentales, desde domiciliación hasta cajeros gratis (o casi). Por esa razón son de los más rentables. Concretamente, el ICBC que ahora es investigado en España es el más rentable del mundo. El ICBC, como he dicho antes, tiene más de 400 millones de clientes y gana diez veces más que el Santander.

Los bancos chinos además poseen un gigantesco potencial prestamista. Prestan por todo el orbe. Por ejemplo, han prestado 50.000 millones al gobierno venezolano. Han comprado más de un billón de dólares del tesoro americano. Tienen deuda sobereana de muchos países. A su paso, como con todo el gigantismo chino, Occidente inclina la cabeza.

Sin obedecer a las mismas normas de control que un banco occidental, los bancos chinos estatales han ido extendiéndose por el mundo, usados como palancas de la estrategia china de dominio del mundo. Financian la política exterior china. Son la voz de su amo. Si hay que trasladar a miles de trabajadores chinos a construir carreteras en Africa o talar bosques en Siberia, estos bancos son la taquilla.

¿Quien puede competir con esos volúmenes?

ICBC se ha pasado de la raya al blanquear dinero ¿Por qué ha sucedido eso? Porque los bancos chinos sn opacos, como todo lo chino. Se sienten impunes ante las leyes extranjeras y tarde o temprano tenían que caer.

La pregunta es hasta dónde serán capaces de llegar las autoridades españolas. ¿Habrá presiones del gobierno chino? ¿Las resistirá el gobierno español igual que no resistió  en aplicar Justicia universal para no enfadar a su socio chino?

 

La caída de Vitaldent revela el intrusismo y el mercadeo alrededor de la salud

0:13 - Autor:

Un médico estomatólogo me dijo hace muchos años que lo de Vitaldent le olía muy mal. Desconfiaba de las franquicias dentales, porque no le salían las cuentas. Los precios que estaban ofreciendo eran demasiado competitivos. No se podían ni pagar los gastos mínimos. Pero había algo más: no hacían diagnósticos médicos, sino comerciales. En lugar de salvar un diente ponían un implante.

Yo pensé que era una exageración porque antes, los dentistas eran una aristocracia poderosa y exclusiva. Para ser dentista había que ser médico (cinco o seis años de carrera) y  aparte dos años más de especialización en estomatología. Había pocos dentistas, claro. Por lo cual sus ingresos eran estratosféricos.

Como era un mercado creciente, poco a poco empezaron a entrar los intrusos. Cuando se permitió que los odontólogos graduados en América Latina pudieran trabajar en España, el país se empezó a llenar de consultas. Eso tuvo una ventaja: que al haber más competencia, había mejores precios. Pero sucedió que algunos se sacaban el título de odontólogo en República Dominicaba en cursos de meses. Vamos, que te podías sacar el título de submarinista y el de odontólogo a la vez en Punta Cana en pocas semanas.

Luego se abrieron facultades de odontología en España que arrojaron un montón de profesionales bien preparados. Eso fue muy bueno para los consumidores o los pacientes, como los quieran llamar.

Pero sucedía al mismo tiempo que los protésicos, que fabricaban implantes, fundas o aparatos, tenían tanto dinero que ellos mismos contrataban dentistas.

Eso fue lo que hizo el listo de Vitaldent. Era un protésico de origen uruguayo que amplió su negocio dental hasta convertirse en la mayor red de franquicias dentales de España. Enrique Colman era ese personaje.

En estos días vamos a conocer muchos detalles. Colman cobraba en efectivo a sus franquicias. Y lo peor: no declaraba a Hacienda. Se llevaba el dinero a cuentas en Suiza. Luego ese dinero lo blanqueaba en España comprando viviendas. Tenía 30 vehículos de alta gama y un avión de un millón de euros.

¿Qué va a resultar de esta caída de Vitaldent? Pues que se va a intentar regular un sector que está relacionado con la salud. Si fueran tornillerías o tiendas de ropa, sería un pufo más. Pero estamos hablando que en dos semanas han caído dos franquicias relacionadas con la salud dental.

Los estomatólogos tenían la cualidad de ser médicos además de dentistas. Ahora parece que nuestra salud dental está en manos de negociantes. En la foto, Colman aparece con un billete de un dólar enmarcado en un cristal.

¿Por qué se ha dejado esa parte tan importante de los derechos de los ciudadanos en manos de mercaderes?

(Recomiendo este artículo escrito por Miguel Jara)

 

Cuatro escenarios para entender la criticada propuesta de Pablo Iglesias

16 febrero 2016 - 8:22 - Autor:

Todo el mundo lo estaba esperando, especialmente el PSOE. Pablo Iglesias presentó su plan para crear “un gobierno estable” con el PSOE  y otras fuerzas políticas progresistas o de izquierdas.

Podemos propone realizar un referendum en Cataluña, obtener la vicepresidencia, crear el ministerio de la Plurinacionalidad, subir los impuestos, aumentar los gastos…

La respuesta del PSOE fue: Pablo, ¿se te ha ido la olla? (Oficialmente fue: “Pablo, no sabes ni dónde estás”).

Esto suena muy rato. ¿Qué espera obtener Iglesias con este plan?

Estos son los escenarios:

Escenario del Negociador. En las escuelas de negocio se recomienda empezar por lo alto, y luego ir bajando la oferta para dar la impresión a la otra parte de que ha obtenido muchas concesiones. Pero habiendo un documento, resulta difícil de creer que Iglesias se muestre inclinado a rebajar sus planes.

Escenario del conspirador. Las mentes más calenturientas dirían que realidad hay un plan secreto entre el PSOE y Podemos para aparentar que no se ponen de acuerdo. A la hora de la investidura, Podemos se abstendría con lo cual Sánchez sería elegido presidente por mayoría simple. Luego, ambas formaciones se pondrían de acuerdo en legislar un cambio progresista. Demasiado arriesgado para ser verdad.

Escenario de las elecciones repetidas. Otros piensan que es una oferta tan radical, que el PSOE no la va a aceptar. Como no habrá acuerdo, se convocarán elecciones y entonces Podemos hará el sorpasso al PSOE, como dicen las encuestas. Será la segunda fuerza política. ¿Y por qué no la primera si pensamos en la corrupción del PP? No hay que descartar este escenario.

Escenario Julio César. Sí, a Pablo se le fue la olla.

Las tres resurrecciones de Esperanza Aguirre, la cólera del PP

15 febrero 2016 - 9:31 - Autor:

En 2008, cuando Mariano Rajoy perdió las elecciones generales frente a Rodríguez Zapatero, se alzaron voces dentro y fuera del PP para que Rajoy dejara su puesto y que lo ocupara Esperanza Aguirre. Pero todos se equivocaron. Rajoy persistió y Esperanza Aguirre se desinfló como posible candidata a presidenta de Gobierno.

Entonces, la mayoría pensó que Esperanza iba a entrar en vía muerta. Se equivocaron.

Esperanza continuó como presidenta de la Comunidad de Madrid inaugurando hospitales y líneas de trenes, enfrentándose a sindicatos de enfermería y sobreviviendo a atentados en Bombay. Podía gustar o no, pero siempre estaba en los medios.

En 2012 Aguirre afirmó que por motivos personales, se retiraba de primera línea de la política. Quería estar cerca de la familia. Comenzó a trabajar en una empresa de cazatalentos llamada Seeliger & Conde. Todos pensaron que había muerto como política.

Pero se equivocaron. Se presentó en las elecciones municipales de 2015 y logró que su partido fuera el más votado en Madrid. Esperanza había resurgido. Como no obtuvo mayoría, fue desplazada por una coalición de izquierdas.

Pero seguía siendo la presidenta del PP de Madrid, el más poderoso.

Ahora ha presentado su dimisión como presidenta del partido en Madrid, conmocionada por los casos de corrupción de personas que ella misma había elegido. Se siente responsable.

Como las crónicas de los periodistas sobre este hecho parecen obituarios, da la impresión de que Esperanza ha vuelto a morir políticamente. Lo dudo.

Esperanza es la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid y va a fustigar con más fuerza a la alcaldesa Manuela Carmena así como al consistorio tomado por la coalición de izquierdas Ahora Madrid. De hecho, ella dijo en la rueda de prensa que “por supuesto” iba a seguir en su papel de oposición contra Manuela Carmena.

Va a seguir estando en primera línea en los medios no tanto por lo que ella haga, sino por lo que hace Manuela Carmena y su scream-team, su equipo de pesadilla que en lugar de gobernar con sentido común, están gobernando con un catecismo ideológico en el brazo.

Esperanza Aguirre va a tener motivos para seguir siendo popular. Será su tercera resurrección. Y ¿quién sabe qué pasará de aquí a las elecciones de 2019?

Si se repitieran las elecciones, el PP no recibiría votos sino bofetadas

14 febrero 2016 - 10:19 - Autor:

Si hoy mismo se repitieran las elecciones, al PP no le darían votos sino bofetadas. Ahora decir PP es decir corrupción.

No hay punto cardinal de este país donde no aparezca un concejal, alcalde o miembro del PP que no haya hecho un amaño o haya exigido una comisión.

El PP se están quedando sin fuerza moral para exigir nada.

¿Qué sistema de selección ha tenido ese partido para haber dejado que los corruptos se metieran hasta niveles tan altos?

Una persona relacionada con el PP valenciano me dijo que hace años conocían estos amaños en la comunidad. Si era una persona con poco peso  en el partido, ¿cómo es que no lo sabía la cúpula del PP?

Para excusarse, el PP suele atacar al PSOE sacando el caso de los EREs y de los cursos de formación. Eso ya ni les funciona. Cuando se habla de corrupción, la mayoría de los españoles pone caras de gente del PP: Luis Bárcenas, Rita Barberá, Alfonso Rus, Francisco Granados (el que tanto salía en la tele)…

Lo peor es que esas caras están haciendo olvidar el esfuerzo que ese gobierno, a pesar de sus errores y olvidos, ha hecho por mejorar la economía de España. Es el país que más crece de la eurozona, el que más crea empleo, el que ha sabido salir mejor de la crisis…

Pero eso no les valdría de mucho si hoy se repitieran las elecciones. Les darían bofetadas.

 

Impactante discurso de un cantante de pop latino en el Parlamento de Venezuela

13 febrero 2016 - 9:26 - Autor:

Miguel Ignacio Mendoza (Nacho), cantante venezolano de pop latino, merengue y música tropical, tuvo la oportunidad de hablar ante el Parlamento de ese país con motivo del Día de la Juventud, 12 de febrero.

Pocas veces un discurso describe con tanta inteligencia y brillantez lo que han hecho en este país los chavistas, en tres lustros. Reconoció que nunca quiso opinar de política porque no sabía si entre sus fans había gente de una u otra ideología. Eso provocó que le llamaran por una parte enchufado, revolucionario,  rojito, chavista (chabestia), y por el otro, escuálido, apátrida, imperialista… Y al final, quiso hablar porque no quería tenerse por cobarde y porque veía resentimento social y deterioro en su país.

Refiriéndose al estado económico, comenzó diciendo cómo un país que producía para autoabastecerse, ahora no es capaz de producir nada porque las empresas fueron nacionalizadas por los chavistas, gente que no sabe cómo gestionarlas. “Después de haber hecho añicos el aparato productivo y llegan al punto crítico, usan ese término [guerra económica]”.

El cantante se burló con ironía de “la guerra económica” tras la que se escuda Maduro, palabras que ya no tienen sentido en un país arruinado.  Calificó la gestión chavista como un sistema “de pésima efectividad”, pero a pesar del fracaso ¿a quién culpar? A la ‘guerra económica o a cualquiera’.  “Nunca son ellos los culpables, siempre hay una conspiración, alguien queriendo dañar el proceso. ¿Por cuantos años hemos oído ese cuento?”.

Interrumpido por lo aplausos, el cantante no dejó un minuto de sorprender por la calidad de su discurso.

“¿Con qué moral me hablan de socialismo cuando tienen grandes mansiones y con más de 20 escoltas?”.

Nacho afirmó: “Los he visto con zapatos de 1.500 dólares, porque los he usado; lo que pasa es que yo me los gané cantando. También usan relojes de 20.000 dólares, tienen a sus hijos en EEUU, pero le siguen lavando el cerebro a muchos jóvenes nobles”.

Denunció la mordaza a la prensa y el control de la misma. E incluso criticó el hecho de que Chávez mandara desenterrar a Bolívar para hacer un supuesto nuevo retrato en 3D que no tiene que ver “con los retratos que todos conocimos en los libros de historia”.  Pero eso no es lo único: “Antes de fallecer dejó un sucesor que ha llevado al país a la peor crisis económica y social de la historia de Venezuela (Maduro)”. Además, acusó a Chávez de crear una división que ha estado a punto de llevar al país “a la guerra civil”.

Contó que en siglos pasados había diferencias entre los blancos y los negros. Ahora las diferencias son que “eres oficialista y tienes beneficios. Eres opositor, y no los tienes”.

En una llamada a la reconciliación nacional, el cantante añadió:

“¿Deberá nacer otro Martin Luhter King que nos enseñe la atrocidad de nuestra división? ¿Debemos esperar tantos años para darnos cuenta de que estar divididos es un pecado? ¿No podemos vivir sin armonía?”.

Animó a los jóvenes a ser críticos y no tragarse todo lo que dicen los políticos, vengan de donde vengan, piensen lo que piensen. “No les pido a los jóvenes mitigar las ganas de defender los ideales, pero sí que sean objetivos, que desarrollen criterios, que por muy apegados que estén a la historia, la cual la escribe el autor, los jóvenes necesitamos generar nuestras conclusiones. No creas por ser opositor que todo lo que diga el presidente de la asamblea (opositor), no sea motivo de debate. No creas que por ser oficialista, que todo lo que dice el presidente Maduro es verdad. Yo particularmente no le creo nada”.

El discurso, que se puede ver en YouTube (arriba) ha sido compartido como un vendaval por medios digitales y redes en Venezuela, pero podría ser el manual de autoayuda intelectual para las juventudes de cualquier país del mundo.

 

¿Qué parte no entienden quienes defienden a los anarquistas detenidos?

11 febrero 2016 - 23:47 - Autor:

Puse en Twitter la noticia de que  uno de los titiriteros pertenece a un grupo anarquista que visita a los presos de ETA, a lo que una internauta me respondió: “¿Y?”, mientras que otro argumentó que “el cura de mi pueblo,mi hermana y mi amigo Fernando también son de una organización que visita cárceles:La iglesia católica. ¿Y?”.

¿En serio piensan que es normal?

Hagamos retroceder la moviola. Un grupo de padres que estaban con sus hijos contemplando una función de titiriteros en un barrio de trabajadores de Madrid denunció que en el acto se veían cosas como una violación, un asesinato, un aborto y una persona con un cartel de Gora alka-ETA.

No fue la policía quién se movilizó sino gente del pueblo. Eso para empezar.

Cuando supe que les habían llevado ante el juez pensé que era una forma de decir en alto: “Con el terrorismo no se juega, chicos”. ETA ha asesinado a casi mil personas, ha aterrorizado a este país y ha sido la mayor lacra y preocupación de los españoles durante décadas. No hay que pasar ni una, como en cualquier país civilizado. Menos aun ahora, que otros grupos terroristas están haciendo estragos en Europa.

Luego, cuando me enteré de que iban a encarcelar a los titiriteros durante tres días, me dije: “Caramba, me parece excesivo. Basta con asustarles”. Pero claro, el tonto era yo. Porque no eran unos jóvenes haciendo trastadas de forma inconsciente como el que se vistió en Galicia de carnaval con el cartel de Gora alka-ETA. No.

Pertenecían, como informaba eldiario.es. a un grupo anarquista y lo que deseaban representar no era para niños sino para mayores. Un portavoz de CNT explicó al periódico que la obra tenía un contenido anarquista e ideológico.

Si fuera para adultos, nada que objetar. Pero ¿para niños? ¿Es que no los veían? Pues son unas cositas bajitas que están todo el día dando saltitos.

Pero no quedó ahí. Luego, la agencia Servimedia publicó que uno de los anarquistas visitaba a presos de ETA y a dos anarquistas italianos detenidos por asesinar a policías.

Pues bien, para algunas personas, hacer esas visitas es normal. ¿Perdón? Podría ser normal si se trata de una ONG que visita a Francisco González, corrupto del PP, o que ha visitado a Luis Bárcenas, corrupto del PP. Pero se da el caso de que este titiritero visitaba a presos de ETA asesinos y a anarquistas asesinos.

La diferencia es abismal.

¿Saben cuál es el problema? Muy sencillo: si los titiriteros hubieran representado un golpe de estado con Tejero y contra el Parlamento, poniendo un cartel que dijera ‘Todo el mundo al suelo, pum’, y se burlaran de los partidos políticos y enalteciera a la Guardia Civil en nombre de Tejero, entonces los mismos que ahora dicen ‘¿y?’ dirían que es un atentado a la democracia.

Siempre lo mismo. Los defiendo si los titiriteros son ‘de los míos’. Y ataco, cuando ‘no son de los míos’.

¿Quieren pruebas?

Cuando Jordi Evolé hizo un programa sarcástico simulando que el 23F fue un montaje, mucha gente –los mismos que hoy defienden a los titiriteros– se enfadó con el periodista catalán porque trivializaba el 23F y el intento de golpe de Estado. Con aquello no se debía jugar.

Se armó un escandalazo. La diferencia es que Jordi no quería trivializar nada, ni defender el golpismo. Solo denunciar la falta de transparencia respecto del 23F, un hecho del que no se habían desclasificado muchos papeles.

Pero en el caso de los titiriteros anarquistas, el espectáculo solo era una herramienta ideológica. Ellos tenían y tienen un fin muy concreto. ¿Qué parte no entienden todavía quienes les defienden?

 

Lo peor que puede pasar a los empresarios está pasando: ‘incertidumbre’

7:43 - Autor:

A mediados del año pasado, los empresarios tenían una proyección optimista para 2016. La gente compraba coches, prendas, casas, iba a los restaurantes, a los cines, a las fiestas… Por lo tanto, los empresarios vendían coches, prensas, casas, menús, películas y copas.

El crecimiento económico iba a un ritmo tan increíble que no se lo creía ni el propio ministro de Economía. Por eso los empresarios pensaban que 2016 sería un buen año.

De repente, tras las elecciones del 20 de diciembre, hubo un cambio de ritmo. No un cambio macroeconómico sino emocional. Los empresarios han paralizado contrataciones, inversiones y proyectos. Han puesto los planes en el congelador. No se fían de la situación. No solo no hay un gobierno sino que muchos se preguntan cómo será y qué hará el próximo gobierno:  ¿me aumentará los costes?

Hace poco pregunté a un abogado que lleva la contabilidad de varias pymes. ¿Cómo está la situación? Y me dijo eso exactamente: “Mis clientes están congelando sus planes”.
No me gusta caer en el catastrofismo, pero hay ciertos datos preocupantes. Muchas empresas de externalización han aumentado su actividad. Eso parece bueno pero cuando se ve por qué, la cosa cambia.  “Las empresas necesitan resolver la demanda inmediata de empleo porque les va bien, pero no quieren cargarse de costes en medio de esta incertidumbre. Por eso están acudiendo a las firmas externas”, me dijo un especialista.
La prueba es que una de estas firmas de outsourcing se puso a contratar universitarios por decenas para cubrir la inmediata demanda de otras  empresas españolas de tamaño medio. Estupendo para los chicos, pero son contratos basados en el miedo.
Una de las pistas más extrañas de lo que está pasando es el Indicador Sintético de Actividad (ISA). Ha dejado de publicarse en la página del Ministerio de Economía y Hacienda. El ISA es como la bola del adivino porque predice con enorme exactitud dónde va estar la economía española en los próximos seis meses. Puede sonar a conspiración del silencio, pero lo cierto es que el ISA se ha desvanecido de las pantallas.
Lo peor para los empresarios es la incertidumbre. Esta inseguridad en el futuro es mortal en unos momentos en que se empezaba a abandonar tímidamente el miedo biológico a otra crisis.
Y encima todavía sin gobierno. Sin plan, Sin futuro. En serio, no quiero ser catastrofista…

¿Por qué la izquierda es rebelde y la derecha es fiel? Ventajas e inconvenientes

10 febrero 2016 - 8:24 - Autor:

 

¿Por qué la izquierda es rebelde y la derecha es fiel? Me refiero a los votantes, a los militantes, a los grupos y formaciones, a los miembros del partido. ¿Por qué?

Los sociólogos dicen que hay una actitud natural en el votante del conservador: no sólo suele ser más fiel a su partido, sino que es más fiel a la pirámide de mando. Hay que obedecer al jefe. Quizá no tenga la razón. Quizá sea un memo. Pero es el jefe y hay que apoyarle y seguir sus instrucciones. Es el principio de la autoridad. Apoyar a todos los jefes. Al principio se puede debatir cualquier cosa, pero una vez tomada una decisión, se obedece al responsable. Es su forma de entender la democracia.

¿Cuáles son las razones de este comportamiento? Puede ser porque el votante medio se haya educado en colegios concertados o privados donde impera más un sistema jerárquico; puede ser que provengan de familias más católicas donde la religión impone cierta disciplina (en misa, nadie levanta la mano para opinar); o puede ser que provengan de familias militares, donde la disciplina no se discute; o bien de pymes donde la propia supervivencia de la empresa distribuye roles con estructuras de mando y obediencia porque si no, eso no funcionaría…

El caso es que el votante conservador suele comportarse con más disciplina. No hay asambleas para decidir hasta el color de las cortinas, no hay agrupaciones que discutan día y noche las reglas, no hay debates ni mociones para reformar los estatutos. Hay lo mismo que en todos los partidos: rumores, críticas, cabreos, puñaladas grandes y pequeñas… Pero a la hora de ponerse a trabajar, se hace lo que dice el jefe. Es un modelo más operativo porque está más unido. Su lema podría ser la frase de Goethe: “Prefiero la injusticia al desorden”.

Pero es un modelo que puede degenerar en servilismo. La famosa obediencia ciega. Tanta fidelidad al jefe puede conducirles al abismo si el jefe se vuelve loco. Pero tiene la ventaja de que no hay que estar todo el día fundando el propio partido.

¿Y qué pasa en la izquierda? Para empezar, es un voto más infiel. Cuando el elector está desencantado, deja de ir a las urnas. Se produce más abstención, y entonces gana la derecha.

El activista, miembro del partido o militante de base, es partidario de organizarse en asambleas para que se escuche su voz. Impera el principio de igualdad: una voz vale como la de cualquiera. Y sí: se puede discutir de todo. De hecho se discute de todo, desde las cortinas, hasta los estatutos, o las iniciativas.

Todos participan en movimientos asamblearios donde, para ellos, se ejerce la verdadera democracia: debates, discusiones, propuestas, nuevas discusiones, propuestas nuevas, aclaraciones, mociones, reconsideraciones… Y sobre todo, votaciones.

Las bases están permanentemente alertas, vigilando lo que se hace ‘allí arriba’. Para empezar, porque no están dispuestos a que nadie les pise ni abuse de sus derechos. Este régimen se traduce en una movilización permanente, más activismo de base, más implicación de los militantes, más acción.

Las razones que hay detrás de todo esto pueden ser los colegios y universidades públicas, donde no hay unas creencias fundamentales, sino un servicio educativo; las familias más laicas; las clases más trabajadoras porque son más débiles y suelen estar más sindicadas en las empresas para defender sus derechos…

El inconveniente es que esos movimientos y partidos están permanente sentados sobre una bomba: agrupaciones que se rebelan, otras que se desvinculan, otras que se oponen al mando central… Lo que les da su esencia activista y democrática, es lo que les impide permanecer unidos con el mismo pegamento que los conservadores. Es un modelo menos operativo. Pero tiene la ventaja de que el jefe no hace lo que le da la gana sin consultarlo, todos son iguales y no existe servilismo.

Si uno echa un vistazo a la política española ahora, comprueba que en el PP, a pesar de la situación, se escucha que nadie discute a Mariano Rajoy. Discutir en el sentido de que es el líder, el mejor candidato, y el que debe ser presidente.

Si ponemos el caso de Ciudadanos, que es un partido más centrista alimentado con votantes y militantes del PP desencantado, se sigue el principio de fidelidad a la jerarquía. Se puede discutir y debatir, pero cuando no hay una permanente rebelión de las bases.

En el caso del PSOE, existe el claro desafío de Susana Díaz al secretario general, Pedro Sánchez. Es más, el Partido Socialista de Cataluña en realidad es ‘otro’ partido. Y el resto de los representantes están agrupados en federaciones, que en teoría, son independientes.

En el caso de Izquierda Unida, ha habido rupturas tan fuertes como la Federación de Madrid que se disolvió tras la expulsión en masa de los militantes por rebeldes. Les pasó lo mismo en con Ezker Batua, la federación vasca, de la que se desvincularon en 2011.

Y en el caso de Podemos hay un verdadero incendio: Cantabria y Galicia lo llevan dos gestoras porque no hay un jefe; Cataluña está a la espera de celebrar primarias para elegir jefe; Rioja no tiene jefe porque fue destituido; las alianzas con las Mareas y Compromís se tambalean porque cada una ‘tiene su voz’ y quiere hacer valer su fuerza.

Como diríamos vulgarmente, parece una jaula de grillos.

Lo curioso es que esto recuerda mucho al esquema de la Guerra Civil. Cuando estalló la contienda, había en ambos bandos grupos diferentes con su propio poder. En el bando franquista, se unificaron y se hizo caso al principio de que ‘el jefe es quien manda’. Eso les ayudó a estar mejor organizados, como muestra el libro de José Angel Sánchez-Asiain sobre La financiación de la Guerra Civil.

En el banco republicano, estaban en constante rebeldía. Todos querían mandar, todos querían dirigir, y algunos casos terminaron en purgas internas, como muestra cualquier libro de historia.

En resumen, no hemos cambiado nada.

 

-Un libro escrito por un banquero explica por qué Franco ganó la Guerra

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas