Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Una horrorosa pregunta sobre sanidad pública que nadie quiere responder

3 marzo 2016 - 19:54 - Autor:

¿Por qué el estado debe tratar igual a la persona que se mantiene saludable a aquella que maltrata su salud?

Ese fue el tema de debate que tuvimos unos periodistas hace más de quince años.

Unos sostenían que el estado no debía tratar igual a una que tuviera hábitos deportivos y saludables, que a otra que hiciera lo contrario.

Unos protestaron porque eso significaba discriminar a los enfermos y que más o menos era como dejarlos abandonados en medio de la carretera.

Yo defendía que el estado, por ejemplo, hacienda, podría incentivarme si yo hacía deporte, no fumaba, bebía alcohol con moderación y enseñaba esos hábitos a mis hijos. Incentivarme en el sentido de rebajarme impuestos, o darme un premio. ¿La razón? Estadísticamente hablando, personas como yo iban a ahorrar dinero al país porque iríamos menos al hospital y no tendríamos de mayores enfermedades derivadas de nuestro descuido.

No era cuestión de plantear  una eutanasia colectiva sino de estimular a los sanos.

Jamás pensé en quitarle sus derechos a cualquier persona enferma. Más bien, estimularles a que llevasen una vida saludable. Ese fue el debate de varios periodistas que no acabó muy bien.

Acabo de leer que el  Instituto Europeo para la Ciencia, los Medios de Comunicación y la Democracia (EISMD), acaba de hacer la siguiente pregunta: “¿Deben ser los ciudadanos empujados o forzados hacia ciertos cambios en estilos de vida para reducir las enfermedades crónicas?”. Quien se hace la pregunta es una red de organizaciones que incluye a 25 universidades europeas, Google y Bayer, y otras empresas así como a 16 medios de comunicación, como EL PAÍS y el Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Vaya.

La encuesta que han puesto en marcha repite las mismas preguntas que nos hacíamos hace 15 años: “¿El acceso al cuidado de la salud gratuito debe dársele a todos, independientemente de sus elecciones en estilos de vida?”. Como resumía el diario El País: “¿Deben tener acceso a la sanidad gratuita los fumadores, los obesos y los bebedores?”. Así. Directo y sin rubor.

Por supuesto que deben tener acceso. Nunca lo he dudado. Yo jamás plantearía esa pregunta. Me inclino por un planteamiento positivo y estimulante.

Pero el hecho de que esos medios e instituciones lo estén plantando con tanta crudeza debe ser por una razón: el coste para los sistemas de salud pública es tan alto, que los estados se ven abocados a castigar a los que a posta se quieren mantener poco saludables.

A medida que en Europa nos hacemos más viejos, gastamos más en Sanidad. Y cada vez más. ¿Llegará un momento en que la Sanidad sea selectiva? ¿Llegará a castigar a los que se enferman queriendo?

Si hace años, alguien hubiera pensado en plantear las cosas de manera positiva, estimulando a los que hacían deporte, comían sano, no fumaban y no bebían, entonces hoy no se estarían planteando esa terrible pregunta.

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas