Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Qué parte de ‘inmigrantes, los justos’ no ha entendido Merkel?

4 septiembre 2016 - 22:03 - Autor:

Los británicos votaron hace unos mese salirse de la UE. Su mayor razonamiento: no queremos más inmigrantes sin control.

Los norteamericanos están a punto de elegir a Donald Trump como presidente y basan su apoyo en que Trump les promete controlar las fronteras con México y construir un muro.

El partido antiinmigracionista francés de Marine Le Pen se convirtió en el partido más votado en las elecciones locales porque promete controlar la inmigración.

Y ahora en Alemania, el movimiento antiinmigracionista de Alternativa por Alemania (afD) ha ganado al partido de Merkel en un estado. Es un estado pequeño e irrelevante como Mecklemburgo Pomerania Occidental, pero el mensaje es claro: Angela, no nos gusta lo que estás haciendo. Inmigrantes los justos.

Durante los últimos meses, Alemania ha hecho un envidiable esfuerzo por aceptar, asimilar y sufragar los gastos de los inmigrantes. En un año han entrado casi un millón. Es más, las últimas declaraciones, Merkel reconoció que le habían perdido la pista a 130.000 inmigrantes. Si lo comparamos con los inmigrantes que han entrado en España, es para agachar la cabeza.

Pero sean votantes alemanes, franceses o jenízaros, los ciudadanos acaban dándose cuenta de que la capacidad de asimilar inmigrantes tiene un límite. Los alemanes ya han empezado a mostrarse inquietos. Pero, ¿por qué esas sorpresas?

Porque es un tema políticamente incorrecto. Los políticos lo ocultan. Los votantes lo ocultan. Razón por la cual cuando se publican las encuestas antes de las elecciones, no se prevén esos sustos. La gente no va por ahí diciendo en alta voz que no les gusta la política de inmigración. Pero cuando llega la hora de votar, todo el mundo se retrata. Votar es secreto.

Y entonces viene el castigo.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas