Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Al presidente de Colombia le dieron el Nobel para que no haga el tonto

8 octubre 2016 - 22:12 - Autor:

Cuando todos supimos que le daban el Premio Nobel de la Paz al presidente de Colombia, nos llevamos las manos a la cabeza.

¿Cómo es posible dar un premio a alguien que no ha logrado convalidar en referéndum la paz? ¿Qué ha pasado por la cabeza del jurado del Nobel para concederle este premio a Juan Manuel Santos?

Luego, bien pensado, creo que el jurado estuvo deliberando hasta que se dieron cuenta de que la mejor forma de asegurar la paz era insistiendo en darle el Nobel. Es como cuando alguien nos adelanta un pago por un servicio no recibido aún: la deuda está pendiente de la entrega final.

Suena un poco extraño y arriesgado pero creo que es así: ahora el premiado, sí se va a esforzar para conseguir una paz sensata, y no el acuerdo que casi le daba a la guerrilla un hotel de cinco estrellas y pensión alimenticia.

En Colombia ha sentado mal este Nobel porque no se explican que se lo hayan dado a alguien que no ha conseguido sus objetivos. Pero ahora, Santos va a sentir la presión en la nuca para mejorar el acuerdo de Paz, mejorarlo en sentido de que imponga a los guerrilleros unas condiciones más duras.

Todos quieren la paz. Ese es el punto de partida. Hasta los que pidieron el No al referéndum, quieren la paz, pero no regalar la paz. Hay 260.000 víctimas mortales y millones de vícítmas psicológicas. Los guerrilleros de las FARC también están cansados. No desean volver a las armas, ahora que estaban a punto de obtener unos enormes privilegios.

El premio debe servir para que Santos renegocie el acuerdo. No va a ser fácil porque las FARC ya se veían disfrutando de sus privilegios, a cambio de entregar las armas, desminar territorios y buscar a víctimas enterradas.

Los peores criminales deben pagar pena de prisión como se hace en España con los terroristas, así hayan pasado milenios. Paz sí. Tontos no.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas