Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Maduro solo quiere ganar tiempo para evitar que muera su revolución

13 noviembre 2016 - 22:54 - Autor:

 

Gracias a la presión de la Iglesia, la oposición y el gobierno de Maduro están iniciando un diálogo. El sábado se pactaron cinco puntos importantes. La oposición mantendrá la paz en las calles. ¿Y el gobierno? El gobierno liberará a algunos presos políticos, convocará elecciones en el estado Amazonas (había impugnado a los representantes elegidos), respetará a la asamblea nacional, permitirá que la asamblea elija dos nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral y el gobierno permitirá pasillos de alimentos y de medicinas,

Vuelvan a leer dos puntos de lo que acabo de escribir. El gobierno respetará a la asamblea. El gobierno permitirá la entrada de alimentos y medicinas. Eso es como si el gobierno de Rajoy lograse un acuerdo con Ciudadanos y el PSOE para permitir a los españoles comer paella.

Es ridículo.

¿Qué hay detrás de todo esto? Hacer estas concesiones para negar otras. No aceptará por ejemplo que se realice en referéndum revocatorio. Este año ya está perdido porque el CNE lo suspendió “hasta nueva instrucción judicial”.

La Constitución establece que al tercer año de mandato, se puede convocar un referéndum para revocar al presidente. Eso sucedió en tiempos de Chávez, y Chávez lo ganó. Ahora su sucesor, que se llama a sí mismo ‘el hijo de Chávez’, no quiere convocar ese referéndum porque lo perdería.

Esa es la clave de esta negociación. Maduro ha llevado al país a un caos social y al hundimiento económico. Ha perdido el control de la Asamblea y ahora solo le queda el poder presidencial. Como no está dispuesto a perderlo, se ha sentado con la oposición  y le ha condedido cosas que le corresponden por derecho.

Pero no hay que perder la perspectiva: Maduro y los chavistas piensan que la revolución es algo que debe seguir extendiéndose por Venezuela. Ahora, solo han parado para tomar aire. Hay muchos vídeos que atestiguan esta postura radical de ‘o con nosotros, o la muerte política’. Hace poco, la ministra de Felicidad de Venezuela (un nombre que con la situación de Venezuela es una burla), amenazó con despidos a quien no siguiera el chavismo.

Lo hizo en una reunión con representantes del Sistema Nacional de Orquestas. Este sistema, creado en los años 70, ha logrado integrar a miles de jóvenes y niños en la sociedad gracias a la música. No tiene nada que ver con el chavismo.  Pero da igual: la ministra  Carolina Cestari le dijo a un empleado del Sistema de Orquestas lo siguiente; “¿Usted no está de acuerdo con el proceso revolucionario? Sea coherente, con su posición política y busque trabajo en otra parte”.

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas