Saltar al contenido

« ver todos los blogs

¿Mentiras virales? Quizá nos estaban diciendo a quién iba a votar un país

16 noviembre 2016 - 7:49 - Autor:

Durante las elecciones norteamericanas, se extendieron un montón de mentiras como que el Papa apoyaba a Trump. Los analistas afirman que esas mentiras favorecieron a Trump.

Las noticias partían de portales que lo hacen para ganar dinero. Si sus noticias falsas se viralizan traerán más visitas y eso supone  muchos ingresos en publicidad. Por eso, Google y Facebook se han puesto de acuerdo para combatir los portales, bloqueando sus mentiras e impidiendo que las difundan por EEUU.  Me parece bien.

Pero voy a hacer otra interpretación de ese fenómeno. Si sus noticias se han extendido por EEUU con esa rapidez, ¿no será que las querían leer millones de norteamericanos?

Muchas mentiras triunfan porque la gente se las quiere creer. Casi diría que triunfan porque la gente necesita esas mentiras. Por eso triunfan los demagogos.

Si existiera una web que midiera el número de mentiras que se propagan por internet, casi sería un indicador del grado de fuerza de un candidato político. Mejor que las encuestas.

Aquí no estoy hablando de las mentiras de los políticos. Ya sabemos que, para llegar al poder, los políticos se sienten tentados a mentir. Esas mentiras son las que alimentan un sueño. Un sueño que puede ser bajar impuestos, arreglar la economía, aumentar las pensiones…

Pero aquí no me refiero a esas mentiras. Me refiero a aquellas que no sabemos de dónde nacen, pero que se extienden con rapidez. Antes, esos rumores corrían de boca en boca con más lentitud y su impacto era menor. Ahora, en internet pueden causar un terremoto en pocos minutos.

Bien, pero, ¿por qué se extienden? Creo que porque hay un alto número de personas que quieren creerse las mentiras. En tiempos de crisis, somos propensos a creernos mentiras porque es lo único que nos queda.

 

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas