Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Estamos ‘diginudos’: digitalmente desnudos ante los ataques de hackers

16 diciembre 2016 - 8:09 - Autor:

 

Este año han sucedido varias cosas que definen nuestra era.

A. La primera fue la filtración en gran escala de los Papeles de Panamá. Un hacker entró en los archivos informáticos de un bufete de abogados en Panamá y desveló las operaciones de miles de clientes, muchas ilegales. Consecuencia: dimisión del ministro español de Fomento; dimisión del primer ministro de Islandia; dudas sobre el comportamiento de personajes famosos como Almodovar o el ex director de El País, Juan Luis Cebrián. Eso para empezar.

B. La siguiente fue la actuación de hackers rusos. Entraron en los correos electrónicos de políticos del Partido Demócrata y del Partido Republicano de EEUU, y expusieron algunos contenidos. Pero solo filtraron los contenidos del Partido Demócrata porque así pensaban que podrían ayudar a ganar a Donald Trump. No eran mails terroríficos, pero algunos eran inconvenientes o sencillamente se usaron cuentas privadas para tratar asuntos públicos. Resultado: gana Donald Trump.

C. Luego vino la filtración de hackers que entraron en los archivos de un bufete de abogados. Estos abogados llevaban entre otros a futbolistas famosos. Se ha conocido que, supuestamente, recibieron pagos por derechos de imagen, los cuales no han pagado impuestos. La imagen de muchos deportistas, entre ellos Cristiano Ronaldo, ha quedado dañada y quién sabe lo que puede pasar.

D. Yahoo! reconoce que uno o varios hackers a entrado en mil millones de cuentas. Han robado datos, claves, nombres y direcciones. ¿Qué pueden hacer con eso? Está por saber, pero imaginen que son datos confidenciales o comprometedores de un pequeño empresario o un empleado de banca, y un día les llega un correo electrónico diciendo que si no les dan una cantidad, expondrán esos contenidos.

Resultado: si se comprueban las sospechas, eso significa que hay personas con el poder decidir resultados electorales, destituir primeros ministros, llevar a deportistas a la cárcel, e incluso, acosar a pequeños ciudadanos.

Estamos diginudos. Desnudos y expuestos a un nuevo tipo de actuación digital.

¿Y es nuevo?

La información confidencial siempre ha tenido ese impacto. En los años 70 las revelaciones de Garganta Profunda a dos periodistas de The Washington Post, que hicieron caer a Nixon. Pero aquello parecía heroico, casi artesanal. No era fácil obtener información, salvo que uno invirtiera dinero en espías o escuchas.

Ahora desde cualquier parte del mundo, unos hackers pueden penetrar en cualquier sistema informático, reventarlo y extraer información delicada de cualquiera, sea poderoso o débil.

Y cada vez pasa con más frecuencia a pesar de que los sistemas de detección, en teoría, son cada vez más inexpugnables. La sensación que da es que los hackers van por delante de los informáticos de las empresas o los gobiernos. Nos van a ‘diginudar’ a todos. Lo cual puede significar que estas revelaciones de datos van a ser cada vez más frecuentes e impactantes.

 

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas