Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Cada vez más alemanes piensan como Trump: la integración no funciona

17 enero 2017 - 8:51 - Autor:

Dos diarios europeos, el Bild alemán, y The Times, británico han entrevistado a Donald Trump. Dijo que Merkel cometió “un error catastrófico al haber dejado entrar en el país a todos esos ilegales” (refiriéndose a los refugiados). Sus declaraciones han atraído la atención de los demás medios europeos, y la Deutsche Welle tituló: “La entrevista a Trump desconcierta a Alemania”. ¿Cómo?

Lo que ha dicho Trump es lo que piensa una buena parte de los alemanes. Hace menos de un mes, la firma Ipsos publicó una encuesta según la cual el 44% de los alemanes tienen serias dudas sobre el éxito de la política de integración. Temen que aumente la violencia y el racismo, según informaba Die Welt. Un año antes, solo pensaba así un 21% de los alemanes.

Los alemanes del este, incluso superan esa media porque el 61% confesaba estar muy preocupado por la integración. Creen que no funciona.

Ya a finales de 2015, los alemanes quedaron boquiabiertos cuando estalló una ola de ataques sexuales a mujeres en los días de Navidad. Un millar de hombres, apostados cerca de la estación central de trenes de Colonia, acosaron, robaron y agredieron sexualmente a mujeres. Los atacantes provenían de países del norte de Africa, dijo la policía.

Todos los meses hay noticias de este tipo. Incluso peores como asesinatos. Fue lo que sucedió a principios de diciembre pasado, cuando una joven alemana fue violada y asesinada por un refugiado afgano.

Solo en 2015 entraron en Alemania un millón de refugiados. No hay duda de que ha sido el país que ha asumido la carga más pesada, que ha intentado resolver una crisis en Siria, y esa decisión ha sido de gran calado.

Pero el asunto se le ha escapado de las manos, y ahora la palabra ‘refugiados’ (Flüchtlingen) solo causa temor entre la población alemana, como demuestran las encuestas. Lo peor para los refugiados es que ese sentimiento de temor va en alza, lo cual a su vez catapulta la imagen de un partido nacionalista alemán, AfD (Alternative für Deutschland), que se opone a la inmigración y denuncia los excesos.

¿Cómo se va a arreglar esto? ¿Devolviendo a los regulados a sus países de origen? ¿Devolviéndolos a la guerra, al hambre o a la persecución?

Algunos expertos afirman que Alemania necesita esa gente porque el país envejece y alguien tiene que pagar las pensiones, y mantener la maquinaria productiva.

Pero integrar a millones de personas de otra religión, otra nacionalidad, otras creencias y otros valores se va a convertir en uno de los experimentos sociales más notorios de la historia, lo cual va a tener consecuencias sobre la política alemana y sobre toda Europa.

En septiembre se celebrarán las elecciones. Merkel tiene a su favor que la economía alemana sigue a pleno rendimiento, sin casi paro y con una riqueza que crece y crece. Pero lo mismo le pasaba a EEUU, donde Obama redujo el paro y apuntaló el crecimiento.

Hace dos meses, Obama perdió las elecciones.

(Una duda: si Trump dice lo que los alemanes piensan, pero la prensa alemana no dice lo mismo, ¿de qué lado está la posverdad?)

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas