Saltar al contenido

« ver todos los blogs

España: uno de los mayores patrimonios de la humanidad en vertederos

28 marzo 2017 - 14:12 - Autor:

Hagan la prueba. Cuando tomen un tren de larga distancia en cualquier dirección, miren por la ventanilla para cronometrar cuánto tiempo tardan en encontrarse con un vertedero. A veces son escombros, otras apiñamientos de botellas de plástico o las dos cosas.

España es uno de los países de Europa con mayores vertederos naturales. Digo naturales porque a mucha gente le sigue pareciendo natural echar desechos al suelo, desde botellas de plástico hasta los ladrillos que le sobraron en su casa en la última remodelación.

Hay vertederos por todos los sitios, escombreras repartidas por el país, y cientos de miles de desechos que el viento arrastra hasta que se quedan pegados en las rejas de algún parque público.

Una de las fuentes de los desechos son las construcciones. Basta darse un paseo cerca de una construcción para ver cómo los sacos de cementos vacíos, los envoltorios de plástico, las botellas, papeles y hasta cintas, todo eso está esparcido alrededor de la obra como un inmenso parque de desechos.

España es además uno de los países que menos recicla. Solo se separa el 30% de las basuras, pero la UE obliga ahora al 50%, y lo va a subir al 70%. Igual que nos está cayendo una multa por no haber liberalizado la profesión de estibadores, nos va a caer otra por no separar los residuos y por la cantidad de vertederos que se nos acumulan.

Da un poco de vergüenza. Sobre todo porque somos el segundo país del mundo con más patrimonio histórico de la humanidad. A este paso, nos vamos a ganar el número 1 como el país con mayor patrimonio de vertederos del mundo.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas