Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Si estalla la tercera guerra mundial, ¿hay que invertir en oro o en bitcoin?

14 agosto 2017 - 20:45 - Autor:

La portada de The Economist de hace una semana era el hongo de una bomba atómica que se transformaba en las caras de Donald Trump y de Kim Jong-un, los presidentes de EEUU y de Corea del Norte.

Los analistas no mienten cuando dicen que la escalada de amenazas ha aumentado. Algunos analizan la posibilidad de que estalle una guerra, lo que podría convertirse en una guerra mundial porque empezaría afectado a Japón y a Corea del Sur, del lado de EEUU, y luego intervendría China, probablemente del lado de Corea.

Son solo hipótesis. Desde mi punto de vista muy alarmistas. 

Pero en la prensa económica el enfoque es diferente. Si hay guerra, ¿qué es lo más seguro’ ¿invertir en oro o en bitcoin?

Bloomberg decía esto: “Bitcoin, ethereum y otras monedas digitales, entre los activos más volátiles, están ganando, pero los refugios tradicionales como el oro y los bonos del Tesoro de los EE.UU, están perdiendo parte de su atractivo”.

 

Según coindesk, la cotización de bitcoin se ha disparado en las últimas semanas. Ha pasado de menos de 3.000 dólares en julio, a más de 4.200 el 14 de agosto. Eso es más del 25% de revalorización. No hay divisa en el mundo que se pueda comparara a eso. 

La fluctuación del dólar contra el euro en ese periodo ha sido de 0,962 a 0,845 euros. Un 4,8%. Muy poco, pero si se considera el volumen de transacciones diarias en dólares, la cosa cambia.

El problema del bitcoin es, como dice Bloomberg, su volatilidad. A principios de julio, un bitcoin se cambiaba por 2.460 dólares. A mediados cayó a 1.938 dólares. Y ahora, supera los 4.000. No hay moneda del mundo que resista eso. Es para amantes de los deportes duros.

Pero da igual. La amenaza mundial parece creíble para algunos. Mejor guardar la ropa. “Estamos viendo a los inversionistas transfiriendo sus fondos a las criptomonedas mientras tratan de diversificar su riesgo en caso de una severa recesión en el mercado”, dijo a Bloomberg, Ron Chernesky, presidente ejecutivo de la plataforma de negociación InvestFeed Inc.

Cuando hablamos de las criptomonedas, no solo hablamos de bitcoin. Otra moneda popular es ethereum, tan popular, que los coreanos del sur, que sufrirían los primeros impactos de los misiles en caso de ataque, están comprando ethereum como quien compra sushis. 

El volumen de este mercado ya es de 2.600 millones de dólares en ethereum. Cada ethereum vale 300 dólares. El 17 de julio valía la mitad. Y tiene pinta de subir.

¿Y qué hace el oro mientras tanto?

La tradicional moneda refugio en casos de guerras mundiales y cosas parecidas sí se ha revalorizado. Pero miren: en las últimas semanas, cada onza valía 1.206 dólares. Ahora, está por encima de 1.280 dólares. Nada que ver con la revalorización de las criptomonedas. Sin embargo…

Sin embargo, muchos analistas prefieren el oro a las criptomonedas. Es menos volátil. Y, sí: la volatilidad del oro se mueve en unos márgenes que nos permiten corregir pronto, o no perder demasiado en proporción con un bitcoin. “Si ajustamos el precio y la volatilidad, creo que el oro en los últimos dos meses, se ha mantenido muy cerca de las criptomonedas”, dijo Brian Stutland, de Equity Armour Investments, al programa Futuros Ahora de CNBC.

Según la web kitcom.com, otro intermediario de Path Trading Partners decía que veía a bitcoin como un activo inestable ya que podría ser fácilmente reemplazado por otra criptomoneda. “Bitcoin, ahora mismo, es la más popular [criptomoneda] y es la más valiosa”, dijo Bob Iaccino a CNBC. “Pero no lo veo como una apuesta de valor, porque cualquier [otra plataforma de criptografía] podría salir con una tecnología ligeramente mejor y reemplazar completamente bitcoin”.

En resumen, lo mejor es que no haya guerra mundial porque en ese momento las oscilaciones serán imprevisibles.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas