Saltar al contenido

« ver todos los blogs

Pablo Iglesias hace un escrache a Gas Natural, pero no al ayuntamiento de Reus

20 noviembre 2016 - 11:53 - Autor:

Pablo Iglesias y miembros de Podemos se han plantado en la sede de Gas Natural en Madrid con un altavoz y la han acusado de ser una empresa asesina. Le han hecho un escrache junto con Alberto Garzón,

Hace unos días, una anciana murió asfixiada porque la vela que usaba para alumbrarse incendió la casa. Gas Natural le había cortado la luz por impago dos meses antes.

En 2015 el parlamento catalán aprobó una ley por la cual las empresas de suministro deben avisar  de impago antes de cortar la luz. El artículo 6 punto 2, dice claramente:

“Debe establecerse, como principio de precaución, un protocolo obligado de comunicación a los servicios sociales y de intervención de estos servicios previamente a la concesión de las ayudas necesarias para evitar los cortes de suministro, en los casos de impago por falta de recursos económicos de las familias afectadas”. (Lo pueden ver pinchando el BOE aquí y yendo a la página 79292).

Al parecer, Gas Natural cortó la luz sin avisar a nadie. Hasta aquí parece que la responsabilidad cae sobre Gas Natural, aunque la empresa se excusa diciendo que el reglamento de esa ley no se ha desarrollado.

Pero como suele suceder en la vida real, las cosas son más complicadas.

En primer lugar, los servicios sociales del ayuntamiento de Reus sí sabían lo que estaba pasando en casa de Rosa Pitarch, pues una asistente social la visitaba con frecuencia. Es más, la atendían desde hace tres años, y el ayuntamiento le pagaba el agua porque Rosa vivía en extrema pobreza. El dueño del piso la quería desahuciar.

En segundo lugar, los familiares de la anciana no culpan a Gas Natural sino al ayuntamiento. Están muy enfadados porque el alcalde ha filtrado algunos datos sobre las relaciones que la familia Pitarch tenía entre sí. Insinuó que eran una familia “desestructurada”. Dijo que la nieta y la bisnieta de la anciana no se llevaban muy bien.

Las cosas se complican aún más porque hace 10 días, la nieta de la anciana fallecida, echó de la casa a los asistentes sociales, según el alcalde de Reus Carles Pellicer (CiU).

¿Por qué la nieta echa a los servicios sociales? No está muy claro.

Lo que se sabe es que, según la declaración de la nieta, el día de la muerte la visitó y le encendió una vela de seguridad. Ha sido esa declaración lo que ha  servido para que la acusen de que ella puede ser culpable de homicidio imprudente. ¿Quién la acusa? Nada menos que otro miembro de la familia: su propia hija a través de una abogado.

Es decir, la nieta y la bisnieta de la señora Rosa (del hijo no se sabe nada), han empezado una batalla entre ellas mismas. No fue la nieta –que la visitaba y le encendió la vela–, la que pagó el entierro sino la bisnieta.

Y es esta bisnieta a través de una abogada llamada Angels Alegre, quien está echando la culpa al ayuntamiento, y a su vez a su madre.

En cualquier caso, Gas Natural tiene que aquí una responsabilidad muy clara porque la ley así lo indica. Pero de igual manera es responsabilidad de los servicios sociales del ayuntamiento que conocían lo que pasaba en casa de Rosa desde hace mucho tiempo. Bastaba con que le hubieran comunicado todo a Gas Natural, compañía que ya tiene a más de 9.211 familias vulnerables bajo su paraguas.

Supongo que a Podemos no le interesa culpar al ayuntamiento de Reus. Es de la casta de los políticos. Pero como se ha visto, el ayuntamiento tiene una responsabilidad enorme en la muerte de la anciana. Los contadores de luz no tienen ojos ni corazón. Solo marcan watios y precios. En cambio, los servicios sociales son los que tienen que dar aviso de la pobreza de las familias y evitar que esto vuelva a pasar.

Podemos tiene una empanada mental con Trump: ¿es de los nuestros?

13 noviembre 2016 - 10:36 - Autor:

 

Si hay un partido que no ha entendido nada de lo que ha pasado en EEUU ese ha sido Podemos. Ha calificado a Trump de fascista, de neoliberal y un montón de cosas.

Lo dicen porque Trump se opone a la entrada de más inmigrantes, critica a los musulmanes, es machista, y encima, es un empresario. ¿Es Trump solo eso?

Bueno, no sabemos bien lo que Trump es. Pero sabemos quién le vota. Y ese votante tiene muchas cosas coincidentes con las tesis de Podemos.

Por ejemplo:

-Tratado de Libre Comercio. No le gusta nada el tratado de libre comercio que se va a firmar ahora con la UE y que se llama TTIP. Se trata de eliminar barreras arancelarias e impedimentos, y abrir más los intercambios entre esos dos territorios. Podemos también lo ha denunciado. Trump también, porque ha supuesto la pérdida de puestos de trabajo en los cinturones industriales de EEUU, el Rusty Belt.

-La casta. Trump ha arremetido varias veces contra el poder político de Washington. No la llama ‘la casta’ pero los electores ven a Trump como alguien que no ha crecido y vivido en la política, no es un insider de Washington, sino como un outsider, alguien que no está en esos manejos. Pablo Iglesias ha despreciado al poder político y al parlamento como la casta. Ha sido un outsider hasta que entró en el Congreso.

-La prensa falsa o ‘máquina de fango’ . Trump no solo se reía de las encuestas publicadas y pagadas por la prensa llamándolas phony polls (encuestas falsas), sino que echaba a los periodistas de sus ruedas de prensa y negó la acreditación a The Washington Post, el medio del poder político de Washington. Ahora acusa a la prensa de instigar las revueltas callejeras contra su victoria. Pablo Iglesias tampoco siente mucha simpatía por la prensa. En una ocasión criticó a un periodista de El Mundo en una riera de prensa. Habla siempre de una conspiración de ciertos medios, y califica a El País de ‘máquina de fango’. Piensa que está manejada por empresas privadas o partidos políticos y que debe ser regulada.

-Los más desfavorecidos. Entre los votantes de Trump hay ahora una inmensa cantidad de familias empobrecidas. Empobrecidas por la crisis de 2008, por los acuerdos de libre comercio y por el olvido de los políticos de Washington. Para ellos, estas elecciones han sido lo que el 15M para Podemos, una especie de acto fundacional. Podemos reivindica a esos estratos de la población castigados por los productos bancarios de destrucción masiva, las preferentes, los desahucios o sencillamente por los recortes.

De modo que cuando Podemos y Pablo Iglesias critican a Trump, ¿es que critican lo mismo que ellos defienden aquí? Eso se llama tener una empanada mental.

 

 

La Gran Fractura generacional explica el éxito de Podemos entre los jóvenes

8 noviembre 2016 - 7:44 - Autor:

El CIS ha publicado sus últimas encuestas. Podemos pasaría al PSOE y se convertiría en la segunda fuerza política del país si hubiera elecciones.

¿Cómo es posible?

Muy sencillo: todo se originó en la Gran Fractura. Estoy hablando del movimiento telúrico producido por la crisis de 2008. Estamos viviendo su onda de choque. No solo nosotros sino el resto de Europa y Estados Unidos.

Pero hay diferencias. En Estados Unidos, la crisis ha provocado que los varones blancos de más de 50 años vuelquen su rabia votando a Donald Trump.

En Gran Bretaña, quienes han votado la salida de la UE han sido los mayores de 50 años. Estaban hartos de Bruselas y de la inmigración.

¿Y en España? Todo lo contrario. La ruptura provocada por la crisis de 2008 ha movilizado a la gente joven. No tienen empleo, de nada sirven los títulos, no pueden independizarse ni formar una familia, les ofrecen trabajos precarios, saben que no cobrarán una buena pensión… Tienen todos sus sueños rotos. Y encima, ven que los adultos tienen trabajo o seguro de desempleo o pensiones, y ven que los viejos partidos no les representan: son gente mayor, con grandes casos de corrupción.

Por eso han roto con la generación de la Transisión. Han roto con la ideología de sus padres. La inmensa mayoría de los jóvenes entre 18 y 35 años muestra su simpatía por Podemos.

Hace unas semanas, Debate21 que es una publicación digital que reúne a jóvenes politólogos, hizo un amplio análisis de las encuestas de opinión del CIS entre la gente joven de toda clase de condición social, regional y educacional.

Y el resultado fue este:

-Podemos es la fuerza más votada entre los jóvenes entre 18 y 34 años, sean varones o mujeres.

-El PSOE es la fuerza más votada entre jóvenes de 18 a 34 años con estudios de Primaria.

-Podemos es la fuerza más votada entre los jóvenes de 18 a 34 años con estudios de Secundaria.

-Podemos es la fuerza más votada entre los jóvenes de 18 a 34 años con Formación Profesional.

-Podemos es la fuerza más votada entre los jóvenes hasta 34 años con estudios superiores.

-El PP es la fuerza más votada en jóvenes de 18 a 24 años de poblaciones de menos de 2.000 habitantes.

-Podemos es la más votada entre los jóvenes de 25 a 34  años de poblaciones de menos de 2.000 habitantes.

-Podemos es la fuerza más votada entre los jóvenes de 18 a 34 años de poblaciones de 2.001 a 50.000 habitantes, de 50.000 a 100.000; de 100.001 a 400.000 y de 400.001 a más de 1 millón.

-Ciudadanos es la fuerza más votada entre jóvenes de 18 a 24 años de municipios de más de 1 millón de habitantes.

-Podemos es la fuerza más votada entre los jóvenes de 25 a 34 años en los municipios de más de 1 millón de habitantes.

En resumen, en España hay una fractura generacional profunda. Los jóvenes ya no creen en el discurso de las generaciones pasadas. Las razones son muchas: no encuentran trabajo, de nada les valen sus títulos, están hartos de la corrupción y son capaces de votar a un nuevo partido que promete resolver todas esas deficiencias.

En mi opinión, los jóvenes votan a Podemos porque es nuevo y porque no tiene una trazabilidad histórica notable. Su historia es corta y todavía están en la etapa de generar ilusión. Son buenos comunicadores, son originales y sobre todo, son jóvenes. Es tanta la fuerza, que las críticas se estrellan contra ese muro de ilusión.

Ya lo he dicho muchas veces: sus dirigentes vienen de la extrema izquierda, no condenan a los partidos proetarras sino que los apoyan, no critican a los regímenes dictatoriales, piensan que España es una nación de naciones, hacen promesas económicas sin tener ni idea… Me cuesta mucho creer que la mayoría de los jóvenes licenciados españoles esté de acuerdo con eso. Me cuesta creer que jóvenes con Secundaria o FP piense así. Les gusta Podemos porque partido lleno de jóvenes como ellos.

Pero creo que no votan a Podemos, sino contra los viejos partidos. Votan con rabia.

Como en Estados Unidos.

(Las encuestas interpretadas y filtradas están en debate21, y se pueden leer pinchando aquí).

El curioso caso de Ramón Espinar y su piso: la trama se complica más y más

4 noviembre 2016 - 23:48 - Autor:

Los guionistas de Hollywood suelen usar la expresión “la trama se complica” (the plot thickens), cuando la situación del protagonista da un giro a peor.

Eso es lo que los periodistas pensamos apenas estalló el caso de Espinar y su pisito. “Esto va a ir a peor”.

Lo decimos porque cuando surge un caso así, de un personaje público que intenta defender su honestidad, la trama suele complicarse ya que se abre la veda de la investigación. Los periodistas empiezan a meter la nariz en archivos o se ponen a preguntar. Da igual si el protagonista se llama Espinar o Rita Barberá.

Y el resultado es que salen nuevas revelaciones que ponen al protagonista de esta trama, al senador Ramón Espinar, en un atolladero.

La noticia que dio pie a todo es que Espinar compró y vendió una vivienda pública y sacó un beneficio de casi 20.000 euros. No es ilegal pero sonaba raro en un político que denunciaba la especulación inmobiliaria.

Comprar y vender pisos, y sacar una plusvalía es normal. Pero hacerlo en breve espacio de tiempo sin  habitar la vivienda es especular. Insisto, es legal, pero viniendo de Espinar, había una contradicción moral.

Y entonces se complicó la trama. Espinar pudo venderlo a precio de coste, con lo cual habría salido indemne de este follón. Pero lo vendió con plusvalía: 20.000 euros.

Seguimos: Espinar pudo haber renunciado al piso, al saber que no lo podía pagar. Según ha revelado el presidente de la cooperativa, si renunciaba, habría corrido la lista de modo que el siguiente en la lista de apuntados, habría obtenido el piso, tras pagar lo que ya había pagado Espinar.

Peor aún: los periodistas han averiguado que hay un eslabón entre la construcción de esos pisos y un crédito de Caja Madrid a la cooperativa que los construyó. El eslabón es que el padre de Espinar era consejero de Cajamadrid en esas fechas.

Más coincidencias: el padre de Espinar es uno de los acusados por haberse beneficiado de las tarjetas opacas de Cajamadrid (Bankia), las famosas black. Hay una coincidencia temporal entre los años en que sacó dinero en efectivo con esa tarjeta, unos 178.000 euros, y el dinero que le prestó a su hijo para comprar el piso.

Muchas cosas hay que probarlas. Es decir, probar que hay causa-efecto, y no una pura coincidencia temporal. En lógica se llama post hoc ergo propter hoc, que viene a decir que la sucesión temporal de hechos no significa que estén conectados. Si los perros ladran y luego llueve, no significa que los perros provoquen la lluvia.

Y siguen las coincidencias: el padre de Espinar conocía al alcalde de Alcobendas, que facilitó el suelo donde se desarrolló la promoción. Ambos eran miembros del consejo de Cajamadrid.

Luego, cuando nos ponemos a examinar al detalle su rueda de prensa, descubrimos cosas alarmantes. Espinar dijo que se metió en este piso de 146.000 euros con 21 años siendo estudiante, porque esperaba encontrar trabajo en el futuro y pagarlo. Eso es normal en EEUU, donde los estudiantes se endeudan con la carrera y luego la pagan. Pero aquí en España es muy raro el caso de un estudiante que se endeude por esa cifra tan elevada, y que confíe en su futuro. O es muy optimista o es muy temerario.

Creo que no hace falta ir tan lejos. El problema de Espinar es que dijo una cosa, pero hizo otra. Eso en política es muy feo.

Es más, entre él y su familia pusieron 52.000 euros en efecto, para la entrada del piso. El BBVA, puso el resto. Al deshacerse la operación, supongo que traspasaría el crédito o lo liquidaría con el banco. De modo que con 52.000 euros en efectivo de su patrimonio, ganó 20.000. Un beneficio del 38%. Vamos, ni los especuladores en Bolsa ganan tanto en tan poco tiempo haciendo lo mismo con los bancos y las acciones.

Hasta el antiguo coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha dicho lo siguiente: “Especular es especular. Y hacerlo con una vivienda protegida es especular, lo diga Agamenón o su porquero”.

 

 

¿Qué pensarán de Ramón Espinar los jóvenes que confiaron en él?

2 noviembre 2016 - 21:51 - Autor:

Imaginemos lo siguiente:

un chaval de 21 años se apunta a la compra de unas viviendas públicas para jóvenes de la Comunidad de Madrid. La vivienda vale 146.000 euros e incluye dos plazas de garaje. Como no tiene dinero, pide prestado a su familia, y lo completa con un crédito bancario. Va pagando poco a poco. Por fin, llega la hora de escriturarla y se compra la vivienda. Es una oportunidad que no hay que dejar pasar. Eso lo haríamos todos si tuviéramos medios, ¿no?

Pero el chaval no puede pagar las mensualidades de 580 euros debido a que no encuentra buenos trabajos, salvo una beca. Así que pone en venta el piso nueve meses después, y se gana unos 20.000 euros netos. Con ese dinero, se compra un ordenador y se matricula en un máster.

Hasta ahí todo perfecto. Le podía haber pasado a cualquier joven español porque todo eso sucedió en los años de la crisis.

Pero imaginen más cosas. Ese chico se mete cada vez más a fondo en política. Milita en grupos de izquierdas, y desde allí se dedica a castigar a los mercaderes inmobiliarios, a los pelotazos, y hasta llega a decir que no se puede especular con viviendas públicas.

En las elecciones de 2015 se gana un puesto de diputado en el Parlamento autonómico de Madrid. Luego, tras las elecciones del 26J consigue un puesto de senador. Y allí sigue dando latigazos contra los mercaderes y especuladores.

De repente, la cadena SER publica la historia del pisito. Medio país se queda boquiabierto. ¿Ramón Espinar? ¿Me estás hablando de Ramón? ¿El chaval que arremete contra los especuladores y el pelotazo? Noooo.

Sin esperar un solo segundo a que se extiendan los rumores, Ramón convoca una rueda de prensa. Explica todo tal cual he escrito aquí arriba. Punto por punto. Transparente. Claro. Reconoce unas plusvalías (palabra horrenda) de unos 20.000 euros. Y sin desmentir la noticia, echa la culpa a los periodistas por publicarla sospechosamente ahora, que hay elecciones internas en Podemos.

Pero claro, millones de jóvenes españoles no se quedan con eso. Se comparan con este chico y se dan cuenta de que ellos no tienen papis que les presten dinero, ni bancos que les ayuden, y desde luego, no tienen ni siquiera la posibilidad de estudiar un máster o comprarse un ordenador chulo.

No tienen 20.000 euros. No tienen ni 20 euros en el bolsillo.

Y se preguntan: ¿cómo es posible que este tipo denuncie pelotazos cuando él, en su pequeña escala, ha dado un pelotazo?

Resumen: Ramón quizá sea legal, pero moralmente ha perdido el crédito.

El pasado es como el bumerán: siempre vuelve.

 

Pedro Sánchez dice cuatro verdades y se calla otras cuatro

31 octubre 2016 - 0:25 - Autor:

En una entrevista con Jordi Évole, el que fue el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dijo cuatro verdades.

Por ejemplo, que César Alierta, ex presidente de Telefónica, ha sido una de las personas que ha movido los hilos para que Rajoy fuera presidente, y evitar que lo fuera Pedro Sánchez.

También dijo que el diario El País le presionó:  o facilitaba el voto a Rajoy, o iba a hacerle la vida imposible.

También comentó que los grupos financieros más importantes de este país se oponían a un gobierno de izquierda.

Y por supuesto, que hubo una presión muy fuerte dentro del PSOE para ponerle zancadillas.

Todas esas verdades causaron estupefacción entre los militantes de Podemos, que no cesaron de decir en las redes que eso demostraba que la oligarquía financiera y económica conspira para lograr sus fines políticos.

¿En serio? ¿Se enteran ahora?

Los periodistas económicos lo sabíamos desde hace tiempo. Cuando criticamos a ese poder, siempre recibimos una llamada. Pero a pesar de todo ello, no es dios.

Si la oligarquía tuviera tanto poder, el PSOE no habría gobernado nunca. Ni los miembros de Podemos habrían conquistado alcaldías y consistorios.

Y ahora pensemos: ¿piensa alguien que el poder económico-financiero se iba a quedar callado sabiendo que Pedro Sánchez pensaba formar un gobierno de izquierdas con Podemos y los nacionalistas? ¿En serio alguien piensa que los grandes empresarios, los grandes banqueros las asociaciones empresariales se iban a quedar calladitos?

Ni locos: iban a movilizar toda su artillería mediática para impedirlo.

La política no la hacen solo los políticos. Ni siquiera los partidos políticos. Las hacen todos los que crean que tienen intereses en juego, desde sindicatos, empresas, bancos, grupos editoriales y asociaciones de boy scouts.

Cuando Podemos no apoyó a Pedro Sánchez hace diez meses (estuvieron a punto de formar gobierno), ¿fue porque les pagó el poder económico-financiero-mediático? No. Fue porque no les dio la gana. Querían más compromisos de Pedro Sánchez y no los obtuvieron.

Las declaraciones de Pedro Sánchez de ayer me parecieron que favorecían más a Podemos que al PSOE. Es más: habló mejor de Podemos (se dio cuenta un día que no eran ‘populistas’), que de su partido.

Y ahora pasemos a las verdades que se calló.

Pedro Sánchez no dijo nada de en qué consistía ese gobierno de izquierdas con Podemos que él estaba buscando desde las últimas elecciones el 26J. Solo mencionó ayer en la entrevista que quería unir a las fuerzas de izquierdas. Y si hubiera llegado a ser presidente, ¿a quién pensaba darle el Centro Nacional de Inteligencia? ¿A Podemos?

Tampoco dijo nada de qué había pactado con Podemos. Hace diez meses se hablaba  de reparto de ministerios y de la vicepresidencia a Podemos.

Y mucho menos habló de cuál era la letra pequeña de sus conversaciones con los nacionalistas. Dijo que se reunió con los nacionalistas. No me imagino conversaciones de los nacionalistas y Pedro Sánchez para hablar de sudokus. Es más, ayer Pedro Sánchez dijo lo mismo que dice Pablo Iglesias: “España es una nación de naciones”.

Eso y solo eso, es lo que desató la crisis del PSOE. Porque hubo una corriente muy fuerte dentro del partido para evitar que Pedro pactase con Podemos y los nacionalistas. Y Pedro no habló de eso en la entrevista de ayer.

Más bien se hizo la víctima de una persecución del partido porque ahora solo le queda una salida: crearse su propio mito.

 

Podemos: si no puedes asaltar el cielo, monta el ‘show’ en la tierra

28 octubre 2016 - 6:31 - Autor:

Imaginen que hay un partido que parte cero, y en las primeras elecciones a las que se presentan, obtiene cinco diputados.

Imaginen que tiene militantes que se han movilizado en las acampadas del 15M, en operaciones antidesahucio, que están cabreados por la crisis y la corrupción. Imaginen que sus líderes, muy jóvenes, vienen con un verbo sonoro y que hablan muy bien en la televisión y en la radio.

Imaginen que en las segundas elecciones a las que se presenta, ese partido conquista un montón de alcaldías del país y son la clave para la formación de gobiernos autonómicos.

Imaginen que tiene enfrente a dos partidos plagados de casos de corrupción, y que los militantes de base y los votantes de su nuevo partido, han dicho ¡basta ya! ¡vamos a por ellos!

Imaginen que el secretario general de ese partido escribe una carta a los militantes diciendo que se siente presidente. Imaginen que ese líder va ahora a por el Congreso y que ha prometido a sus bases que asaltarán el cielo.

¿Qué piensan que sentirán sus bases? Que van a conquistar el cielo y el más allá.

Imaginen que el secretario general siente que cuenta con el sentimiento de millones de personas llenas de esperanzas y otros millones de revancha. Y ahora imaginen que se presentan a esas elecciones generales y, ¡plaf!

No son la primera fuerza política. Ni la segunda. Solo la tercera. Y que la primera fuerza y la segunda se ponen de acuerdo para que la más votada gobierne este país.

Y ahora imaginen que tienen por delante varios años en los que su papel consistirá en ir todos los días al Parlamento, fichar, sentarse, hablar, replicar, tomar café, volver a sentarse en el escaño, hablar, discutir y replicar. Vaya rollo. ¿Eso es asaltar el cielo?

¿Qué van a pensar los militantes?

Que se va a convertir en otro partido más.

¿Qué harían ustedes? Si yo fuera el principal responsable de ese partido montaría un show. Todos los días, llevaría la Commedia dell’Arte al Congreso. Sacaría pancartas. Abandonaría en bloque el hemiciclo. Volvería. Amedrentaría con el dedo alto y desde la tribuna a los viejos políticos. Pediría manifestaciones que rodeasenen el congreso. Querría mantener mi espíritu callejero.

¿Entienden? Es la única forma en que los militantes, esos millones de esperanzas, sigan creyendo en mí, especialmente ahora, que en lugar de asaltar el cielo, me he quedado en el aparcamiento del purgatorio.

Es lo que está ahora haciendo Pablo Iglesias y los diputados de Podemos. Yo haría lo mismo. Mi duda sería cuánto tiempo puedo mantener la comedia.

(La foto es de Bob Shomier de un espectáculo de la Commedia dell’arte).

 

Al Rajoy le interesa que el PSOE siga unido (hasta donde pueda)

26 octubre 2016 - 23:08 - Autor:

Voy a explicar el problema que se le viene a Rajoy encima. Tiene que ayudar en los próximos meses a la reconstrucción del Partido Socialista, su eterno enemigo, y tiene que hacerlo sin traicionar su propio programa.

A Rajoy le interesa un PSOE fuerte y unido. ¿Por qué? Pues porque se puede pactar con ellos ya que tienen visión de Estado. Visión de Estado es que en asuntos tan importantes como la presión independentista catalana o vasca, el PSOE estará junto al PP. Visión de Estado es que, en lo que refiere a cumplir el déficit, el PSOE es más dialogante que Podemos. Y visión de Estado es que el PSOE colabore con el PP para reformar las pensiones. Eso espera Rajoy.

Por eso recalcó refiriéndose al PSOE que hay asuntos “sobre los que se puede hablar en el futuro”. Y por eso dijo en el discurso ante la cámara que esperaba una legislatura “duradera y tranquilizadora”. Solo le faltó decir “hasta dónde pueda”.

Pero claro, para reconstruirse, el PSOE tiene que robarle el discurso social a Podemos. Un discurso que el PSOE ha perdido. Y para recuperarlo debe oponerse a Rajoy. ¿Entienden ahora la cara de susto de Rajoy en estos días?

Rajoy es el primer interesado en no dar alas a Podemos. Ni alas ni patas. Tiene que contener a esa marea que, según las encuestas, hoy sería el principal partido de la oposición. Podemos estuvo a punto de gobernar con el PSOE tras las elecciones del 20 de diciembre pasado.

Podemos ya se anuncia como la verdadera oposición. Pero no puede hacer nada más porque las cartas ya están echadas hasta las próximas elecciones.

De modo que lo que vamos a ver en los próximos meses es el apoyo mutuo de dos partidos, PP y PSOE, que llegarán a una situación límite. Hay muchas cosas que negociar y ambos no tienen los mismos puntos de vista.

Lo único que les une es el miedo: el miedo a Podemos.

 

Brasil, Palestina, Colombia: ¿por qué no sale Venezuela en la web de Podemos?

25 octubre 2016 - 20:44 - Autor:

“Comunicado de Podemos sobre la preocupante situación política en Brasil”.

“Pablo Iglesias visita Ecuador y Colombia”.

“Pablo Iglesias se reúne con el presidente Barack Obama”.

“Podemos ante el resultado del Reino Unido”.

“Podemos ante el ‘no’ en el plebiscito de Colombia”.

“Podemos ante la agresión del gobierno polaco a los derechos de las mujeres”.

“Podemos ante el abordaje del barco de ‘Mujeres Rumbo a Gaza’.

Estas son las noticias internacionales destacadas en la web de Podemos. Reflejan preocupación o puntos de vista sobre Colombia, Brasil, Reino Unido, Palestina… pero nada sobre Venezuela.

Venezuela es desde hace tiempo el país latinoamericano que está creando más preocupación a escala internacional. Inflación, escasez, amenazas de golpe, hambre, abusos, asesinatos, muertes en hospitales, confrontación entre la asamblea y el presidente Maduro…

A pesar de todo eso, resulta extraño que en la web de Podemos no se le dedique ninguna línea. Ni siquiera poniendo el nombre ‘Venezuela’ en el buscador. Sorprende que no digan nada de acontecimientos recientes muy graves sucedidos en Venezuela.

Resulta extraño que, si pretenden ser un partido con sensibilidad social por la gente, prefieran destacar en su capítulo de noticias la “visita de partidos de Corea del Sur para conocer el sistema de transparencia y finanzas de Podemos”, que opinar sobre el asalto a la Asamblea de Venezuela por chavistas hace pocos días. ¿Es más importante una visita de coreanos a la sede de Podemos que el asalto a la sede de la democracia?

Tampoco se entiende que Podemos se queje de la destitución de Dilma Rousseff como presidenta de Brasil, a pesar, como dice Podemos, de “haber sido elegida democrática y legítimamente”, pero no diga nada de los insultos, bloqueos y abusos del presidente Maduro a los diputados “elegidos democrática y legítimamente” por la gente venezolana.

Y resulta incomprensible que Podemos defienda el viaje de un barco de mujeres a Gaza, pero no defienda las gigantescas manifestaciones callejeras de la gente en Caracas y venidas de todas partes de Venezuela para protestar contra el gobierno chavista.

Más raro es que Podemos tome posiciones “ante la agresión del gobierno polaco al derecho de las mujeres”, pero no diga nada sobre la agresión y humillación del gobierno de Maduro a las mujeres de los presos políticos venezolanos.

¿Por qué?

(Pueden pinchar aquí para ver la sección de noticias de Podemos)

Podemos y el PSOE se pegarán en la calle por ser ‘la auténtica oposición’

24 octubre 2016 - 0:03 - Autor:

Dentro de una semana, cuando Rajoy ya sea presidente de Gobierno, empezará una pelea. Pero no una pelea contra Rajoy. Sino una pelea entre dos partidos para saber cuál de ellos es ‘la auténtica oposición’.

El primer round lo está perdiendo el PSOE. Es debido a su estrategia de abstenerse en la votación, para que no haya terceras elecciones.

Insisto: no se van a abstener para dar el poder a Rajoy, como muchos analistas y medios han titulado. Se van a abstener para que Podemos no les arrebate el puesto de ‘partido de la oposición’ si fuéramos a terceras elecciones.

Pero solo es una estrategia.

El PSOE se está adaptando a la situación porque necesita tiempo para recomponerse. Como diría, Sun Tzu, “si tus soldados, tus fuerzas, tu estrategia y tu valor son menores que las de tu adversario, entonces debes retirarte y buscar una salida”.

La salida consistirá en plantear una oposición inteligente a Rajoy. ¿Qué es inteligente? Tumbarle en el congreso sus iniciativas legislativas y esperar su oportunidad.

Esa oportunidad solo puede venir cuando el PSOE tenga un nuevo líder, sea más compacto, cumpla una misión, y sobre todo, cuando las encuestas ya digan que son la segunda fuerza política a distancia de la tercera, que es Podemos.

Podemos también se ha dado cuenta de que no son los más fuertes, porque esta batalla la va está ganando el PP. Ahora Pablo Iglesias tiene que disputar el espacio de la oposición con el PSOE.

Podemos ha elegido hacer una oposición medíática. Es decir, salir en los medios con acciones más guerrilleras como sacar pancartas en el Congreso, montar shows, visitar un centro de refugiados y, si cumplen lo que prometen, asediar el congreso el día de la investidura.

Esto es solo el comienzo.Vamos a ver una carrera entre dos partidos que quieren salir en la foto. Quieren atraer el foco de atención compitiendo a ver quién es más peleón en el Parlamento y en la calle.

Problema: tienen delante un partido, el PP, que es el más votado, el más disciplinado y en medio de una economía que va mejorando.

En cambio Podemos y PSOE son dos partidos con muchas fisuras internas y con masas indisciplinadas.

Ya lo dijo Sun Tzu: “Maniobrar con una multitud indisciplinada, es peligroso”.

Carlos Salas

El físico Stephen Hawking dice que todo se puede explicar con palabras y con dibujos. La economía también. Por eso me he empeñado en explicar la economía para todo el mundo con descripciones visuales: perfiles que parecen fotos, reportajes que parecen películas… Llevo más de 25 años en la prensa económica y creo que cada vez hay más interés en la economía. He pasado por Actualidad Económica, El Mundo, Capital, El Economista y Metro, y en todos esos medios he tratado de acercarme al lector de una forma amena, convirtiendo lo incomprensible en digerible, a veces con humor.

Páginas